Franco, Hitler y el Balonmano en los años 40

Días antes del levantamiento militar en El Mundo Deportivo se mencionaba como el régimen nazi había convertido el balonmano en una cuestión de Estado y lo había popularizado como deporte nacional. En España, ante la presión del movimiento deportivo obrero que pedía el boicot a la Olimpíada de Berlín de 1936, el Gobierno cedió negando la financiación económica a los deportistas españoles, hecho que empeoró con el levantamiento del general Franco. Esta circunstancia posiblemente privó de una primera participación internacional femenina y masculina del balonmano español. No obstante, estaba prevista la participación del balonmano en la Olimpiada Popular de Barcelona, entre el 19 y 26 de julio de 1936. Concretamente para el 25 de julio se había programado un partido de balonmano. Como es conocido, los acontecimientos político-militares de estos días desencadenaron un ambiente prerevolucionario y de defensa nacional. Durante el mismo agosto de 1936, la selección alemana se alzó con la medalla de oro en los JJOO de Munich derrotando en la final a Austria. Dicho campeonato tan solo contó con 6 equipos (de los cuales 5 europeos y 1 americano).

En 1941 se creó la Delegación Nacional de Deportes de la FET y de las JONS y la Federación Nacional, y en 1942 se celebró el primer Campeonato de España (Copa S. E. el Generalísimo) a once jugadores, hasta 1952 en que se celebró a siete jugadores. El deporte femenino fue atendido bajo el control y autorización de la Sección Femenina. En 1953 se disputó el primer Campeonato de España femenino en sala con la participación de cuatro entidades de Madrid –Sección Femenina, Atlético de Madrid, SEU de Ciencias y SEU de Madrid. Durante los primeros años del franquismo, como anotan varios estudios, el principal interés de la Educación Física y del deporte fue dirigido a la formación del carácter y al adiestramiento del “espíritu nacional”, que trató de imponer el nuevo régimen.

Resulta evidente que el franquismo ocultó datos históricos del deporte español, puesto que no le interesó el reconocer que ciertas prácticas deportivas nacieron y se desarrollaron con el apoyo de instituciones o asociaciones vinculadas a las doctrinas socialistas o de izquierdas. En el franquismo la censura también actuó en la historia del deporte. Un ejemplo ha sido el balonmano, que hasta hoy ha sobrellevado las consecuencias del silenció y de la ocultación de datos que permiten poner de relieve que en los años treinta este deporte alcanzó un alto grado de participación femenina y escolar, siendo liderado por las clases populares vinculadas al republicanismo de izquierdas. El desenlace de Guerra Civil cambió el rumbó histórico del balonmano, un deporte que había nacido en el espacio democrático y en el régimen de libertad de la II República.

Xavier Torrebadella-Flix.

Texto extraído de ANOTACIONES AL BALONMANO EN EL CONTEXTO HISTÓRICO DEL DEPORTE EN ESPAÑA (1900-1939) escrito por Xavier Torrebadella-Flix para la revista online e-balonmano.com.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO