52 camisetas de la sección de balonmano del CE Molins de Rei tienen una segunda vida en la ciudad de Thionk Essil, en Senegal. El proyecto, que ha contado con la colaboración de la federación catalana y la IHF, ha promocionado el balonmano en África.

Cooperación y balonmano. Después de la separación de las secciones del Club Esportiu Molins de Rei desde el balonmano se decidió hacer una renovación de las equipaciones y todo el mundo preveía que las que se utilizaban hasta ahora terminarían dentro de un armario en forma de recuerdo nostálgico. Pero 52 camisetas verdes tenían un destino diferente. Uno de los jugadores del equipo alevín, alumno de la escuela La Sinia, estaba realizando un proyecto sobre África cuando tuvo la idea de enviar las elásticas en un país africano.


CE-Molins-de-Rei-Senegal-3


Y así empezó todo. El CE Molins de Rei le pareció buena idea y, además de las camisetas, cedió material. Perola familia Altozano no se quedó ahí. Se pusieron en contacto con la Federación Catalana de Balonmano quien, encantada con el proyecto, cedió 20 balones. También llamaron a la puerta de la IHF (Internacinal Handball Federation) y ésta decidió poner su granito de arena. El destino de todo ello era la ciudad de Thionk Essil, situada en el sur de Senegal.

El último paso era crear un proyecto de promoción del balonmano y, con todo el material, viajar hacia tierras africanas. Las autoridades locales cedieron las instalaciones del instituto de secundaria de la ciudad para poder hacer la actividad y, después de anunciarlo en la radio local, más de 300 jóvenes de entre 6 y 20 años se reunieron para conocer de primera mano en qué consistía el balonmano.

Extracto de la noticia publicada en «Viu Molins».

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO