Hemos comentado ya anteriormente y de sobras conocemos uno de los principales problemas de nuestro balonmano: la falta de dinero. Faltan billetes y muchos clubs modestos sufren cada año por conseguir el dinero que exige su categoría, y en el caso de las máximas categorías incluso apreturas para garantizar salarios.

Desde Girona, el entrenador del primer equipo del Handbol Bordils, Pau Campos, tuvo para esta temporada una idea novedosa que parece que está funcionando: el patrocinio por jugadores. La idea consiste en que una empresa puede patrocinar a un único jugador de la plantilla, el cual lucirá una camiseta con el sponsor durante el calentamiento.


bordils 1


De esta manera los verdiablancos están consiguiendo recaudar una buena cantidad para mantener su equipo en división de Honor Plata y filiales. Jugadores como Enric Pedraza, Joan Vilanova, Xicu Reixach, Edu Nonó, Ignasi Moreno, Esteve Ferrer, Marc Prat, Jordi González i Gerard Farrarons ya disponen de su patrocinador propio.

El negocio consiste en que cada jugador asocia su imagen a la de la marca (en buena mayoría negocios locales o cercanos, siguiendo la filosofía del club que disputa la segunda máxima categoría nacional con una plantilla formada íntegramente por jugadores del mismo pueblo) llevando una camiseta personalizada con publicidad en el calentamiento y a través de redes sociales, así como que el jugador asista a un acto publicitario de la empresa en cuestión.


Foto_oficial_Handbol_Bordils_Crniques_Juia copia


La previsión es que para navidades cada jugador ya tenga una empresa que le haya “apadrinado”, y poder cubrir así los gastos en desplazamientos y demás de la categoría. Son tiempos difíciles y los sabemos todos, pero merecen un gran aplauso para iniciativas como esta que quieren seguir dignificando nuestro deporte y sacarlo para adelante en vez de quejarse sin más. Pau Campos y compañía ya eran un ejemplo en lo deportivo por sus meritorios resultados con solo jugadores de la casa, y parece que ahora podrían empezar a ser también un ejemplo en materia extradeportiva.

 

 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

¿Qué son los We Share Handball Talks? Un espacio donde se invita a compartir, dialogar y...

La familia del balonmano incorpora a un nuevo socio: la empresa catalana especializada en...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.