Como bien nos contó Laia Gil en su artículo sobre el cuerpo perfecto para un jugador de balonmano, este es por regla general más alto que la media natural de estatura de cualquier hombre o mujer. Sin embargo, y como pasa con casi todo, hay casos que se salen con creces de la media. Está claro que cuanto más alto seas, más ventajas tendrás para jugar a este deporte, aunque también depende de la posición.

Desde que tengo uso de razón, he escuchado mil y una veces que el problema que hay en el balonmano español es la antropometría, es decir, ser bastante más “flojos” físicamente que el resto de nuestros rivales europeos –Alemania, Suecia, Francia…-. Sin embargo, este déficit físico siempre se solventa con velocidad y calidad técnica y táctica. Esto es lo que ha dado tantos éxitos a nuestras selecciones.

Sin embargo, en nuestras ligas hay casos de jugadores que destacan en sus plantillas no solo por su calidad o sus recursos técnicos, sino por su altura. Y es que entre un extremo y un lateral o un pivote puede haber una diferencia de estatura importante –cualquier aficionado al balonmano recuerda la foto de Ljubomir Vranjes al lado de Laszlo Nagy-. El balonmano en las “alturas” se ve distinto, y sino que se lo cuenten a nuestros dos protagonistas. Ellos son los “techos” del balonmano español.

Liga ASOBAL Bauhaus: Marko Kopljar (FC Barcelona Lassa) – 210 cm

Con un físico de jugador de baloncesto –podría jugar de pívot perfectamente-, el croata es uno de los principales cañoneros del panorama europeo. Tras pasar por el Zagreb, jugó las tres últimas temporadas en un PSG creado a base de talonario. Durante estos años, Kopljar pasó de ser una de las grandes promesas del balonmano mundial a ser un jugador de primer nivel pero del que se esperaba más. Tiene 29 años, aún puede llegar su explosión, pero su irregularidad le juega malas pasadas, sobre todo en la efectividad en el lanzamiento.


kopljar


Palmarés no le falta –mejor lateral derecho del Europeo 2012, dos platas y tres bronces con la selección croata- y nivel tampoco, por lo que este verano el equipo de Xavi Pascual lo fichó para reforzar el lateral derecho junto a Kiril Lazarov. Habrá que esperar un poco para comprobar si el croata se acopla de mejor manera en el Barça y logra llegar a ese nivel que todo el mundo esperaba hace unos años. Si lo consigue, puede dar mucho miedo.

Liga Loterías BMF: Alba García (Helvetia Alcobendas) – 188 cm

“Es obvio que ser alto tiene sus ventajas en balonmano, sobre todo en ataque para mí que soy pivote. A la hora de que me pasen balones muy altos o en defensa para el blocaje el tener más estatura que el resto es una gran ventaja. Pero también es cierto que en la liga actualmente predomina un estilo de jugadora más rápida, con fintas muy explosivas y que habitualmente suelen ser más bajas. Eso para las que somos más altas nos supones más dificultad”.


albagarcia


Ella misma lo dice todo. Goza de las ventajas pero sufre las consecuencias de ser la más alta de una liga en la que la rapidez es el factor determinante actualmente. En su octava temporada en el club, Alba –internacional juvenil y junior con la selección española- tiene un papel determinante tanto en ataque como en defensa, y gran parte del juego de su equipo gira en torno a ella. Es una jugadora que marca la diferencia por su altura, ya que en los balones altos tiene mucha ventaja en comparación con el resto de defensoras.

Pablo Lozano
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Hace menos de una semana, un club melillense compartía en sus redes sociales estos carteles para...

Las víctimas mortales del accidente de este lunes al atardecer en la AP-7 en Vallgorguina son dos...

Finaliza con gran éxito el Torneig Ciutat d’ Esplugues 2018, firmando su vigésimo tercera edición...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.