Fotos: Xavier Solanes / Portada: Valentín González de Garibay


Es difícil pensar que en pleno siglo XXI en un deporte como el balonmano, muy distintos a otros por su nobleza y por su carácter, pasen cosas como las que ocurrieron el pasado sábado en Huerta del Rey. Gritos racistas hacia una jugadora del BM Granollers: “¡Echa a la puta negra ya!”. Algo que nos debe hacer pensar sobre qué queremos de nuestro balonmano. Muchos luchamos día si y día también. Desde luego que esto es un hecho totalmente aislado pero no es la primera vez que sucede. El año pasado el brasileño Cesar Almeida “Bombom” sufría también gritos racistas. El portero internacional fue insultado con la palabra “mono” por aficionados del BM Benidorm que automáticamente repudió los hechos.

La jugadora Hatou Jabby Dukuray de 20 años, formada en las categorías inferiores del Balonmano Granollers y con una simpatía arrolladora, fue insultada por, al parecer, dos personas del público asistente en el Aula Valladolid vs Granollers. Todos los que conocemos a Hatou sabemos que es un trozo de pan. Una pivote luchadora y con muy buenas maneras pero, en lo extra-deportivo, no le conozco apenas defectos. Siempre con una sonrisa, amable, educada y con algo positivo que transmitir. No solo por eso me cabrea y me hastía los gritos e insultos racistas por ser ella, ya que cualquier insulto debido o causado en un 40×20 es reprochable, sino además se le añade el hecho que otra jugadora del BM Granollers, la cubana, Maricet Fernández también recibió gritos.


hatou1


Hay que encontrar a estos cafres y prohibirles la entrada de por vida a cualquier pabellón. El racismo no tiene cabida ni en este, ni en ningún deporte. Insultar por el color de la piel es de las cosas más deleznables que conozco y aún más por un simple partido de balonmano. Quiero agradecer la inmediata respuesta del Aula así como de sus jugadoras. Es importante que todos vayamos a una en la lucha contra la discriminación racial y espero que la Real Federación Española de Balonmano tome cartas en el asunte y no pase por alto como en el caso de “Bombom”.  Añadimos los tweets mediante los cuales la noticia ha causado revuelvo y ha indignado a gran parte de la familia del handball. Muchas han sido las muestras de apoyo:


Si de algo “bueno” ha servido esto es para ver la respuesta de todo el balonmano. En unanimidad todos se han sumado con mensajes de apoyo a la jugadora de origen de Senegal y Gambia. Desde la RFEBM, Liga Loterías, muchos jugadores y entrenadores y el mismo Aula Valladolid. Vuelvo a recalcar que esto no es una crítica a ese equipo, ni siquiera a los aficionados porque estoy seguro a semejantes individuos no se les puede considerar parte de un club. Termino con este gran texto de Fernando Savater. Vislumbremos la luz al final del túnel y acabamos de esto desde la raíz, pues es la única forma de acabar con esta lacra.

“…Nadie tiene el derecho de humillar a nadie. De humillarle por su color de piel, por su lengua o por su acento, por su lugar de nacimiento, por sus hábitos de vida, por sus orígenes y tradiciones. Ni mucho menos, desde luego, por su pobreza o desamparo que le hacen buscar refugio entre nosotros. La raza más detestada de todas, la más perseguida y discriminada, es la raza de los pobres… Identidades culturales hay muchas, pero la única identidad civilizada que de veras cuenta es la identidad humana. Lo que nos hace humanos es el trato humano. Vivir civilizadamente es convivir con los diferentes. Deberíamos decírselo a los niños antes de que sea demasiado tarde.”

FERNANDO SAVATER

Prólogo al libro de Tahar Ben Jelloun “Papá, ¿qué es el racismo?”

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

Hace menos de una semana, un club melillense compartía en sus redes sociales estos carteles para...

Esta semana se han reunido en Madrid las 16 jugadoras elegidas por el técnico Carlos Viver para...

Las redes sociales se han hecho eco de la imagen de Irina Pop, la lateral de la Associació...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.