El fair play aún existe

Europa  /   /  Por admin  /  748 views

El “Juego Limpio” acción del mes se ha visto en Berlín, donde el THW Kiel venció al Füchse 24:27 el pasado fin de semana. La jugada comenzó cuando Drago Vukovic recibió en carrera desde la posición de central y tan solo recibir Erlend Mamelund le contactó por delante en el pecho. El árbitro nada más ver la acción interrumpió el juego para señalar 2 minutos al noruego. Fue entonces, cuando el jugador del Kiel le protestó la decisión al colegiado, pero, no fueron las protestas lo que hizo cambiar al árbitro de opinión, sino la explicación que le da el croata. Él creía que ese contacto frontal no se merecía una sanción disciplinaria.

En balonmano, como en muchos deportes, es muy difícil ver a un árbitro cambiar de opinión. Pero, son más las veces que un entrenador reconoce un gol fantasma, que no ha visto el árbitro. Un penalti anulado porque realmente el atacante se ha tirado a la piscina. O, como en este caso cambiar una sanción disciplinaria. Con todos estos, y muchos más, los actos de Fair-play están tomando protagonismo en el mundo del deporte. En el cual, estamos demostrando al espectador que aparte de pasarlo bien nos enseña unos valores. Uno de ellos el de la justicia. El otro día vi como en la final del campeonato de mundo de Rugby (un deporte donde el contacto es muy duro) los jugadores reconocieron al arbitro que habían cometido una falta. Creo que estas cosas de cara al público quedan muy bonitas.

¿Entonces estamos cambiando la manera de ver el deporte?

En mi humilde opinión creo que ahora intentamos ser mas justos con nosotros mismos y con los rivales. Yo soy entrenador y obviamente si quiero enseñarles a mis jugadores unos valores yo tengo que ser el principal ejemplo. En los deportes de contacto, como el balonmano, es muy frecuente llevarte golpes. Pero, todos tenemos que asumir que es así, es un deporte donde golpear, agarrar y contactar están dentro del juego.

También cabe decir que es muy difícil de pitar, la valoración que tiene el árbitro es muy subjetiva. Todo el mundo puede ver una falta pero él creer que no. Eso hace que nuestro deporte tenga una complejidad añadida y que el “Juego limpio” sea un poco más complicado. Por eso gestos como el de Drago Vukovic son agradables de ver y más teniendo en cuenta que su equipo perdió el partido por solo 3 goles.

Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Un buen día un entrenador más que conocido alrededor del balonmano barcelonés y catalán contacta...

Siempre es una buena excusa viajar. Y más si aprovechas cada momento para hacer lo que más te...

Pensar en estudiar fuera puede ser muy motivador para vivir experiencias y conocer nuevas...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.