Ibiza respira balonmano. Así lo ha hecho durante muchos años a pesar de la poca población de una isla más conocida por su ocio nocturno que por su actividad diaria. Es por todos sabido que la isla alberga dos de los clubes más importantes de Baleares. Especialmente en balonmano femenino Ibiza es todo un referente y una auténtica mina de jóvenes promesas. Esto no es fruto de la casualidad. Hay mucho detrás de todo el trabajo. Hoy intentaremos ponerle cara a todas esas personas que han ayudado y colaborado en construir los cimientos de esta gran familia balonmanística.

Son actualmente 5 los equipos, HC Sant Josep, HC Eivissa, Bm San Antonio y en el municipio de Santa Eularia el HC Puig d’en Valls y el Santa Eularia H.C. siendo el ayuntamiento de Sant Joan de Labritja el único que no posee balonmano junto a la isla de Formentera (perdido hace unos años). Y con este panorama, intentaremos relatar la situación actual de un balonmano que pasa actualmente por uno de los mejores momentos de su historia. Durante los últimos 15 años el trabajo de cantera está empezando a dar sus frutos, alrededor de unos 600 niños practican balonmano, y luchan contra viento y marea por continuar y aumentar la popularidad de este deporte.


puchi


A pesar de que ya había una buena tradición de balonmano, la llegada de entrenadores foráneos hace unos 15 años, como Fernando Pastor, y posteriormente Dioni Quelle, David Neira, Daniel Tejedor o Félix Mojón y con ellos la de algunos jugadores que posteriormente se convirtieron en entrenadores de base, unidos a los entrenadores ya residentes, han hecho que poco a poco el balonmano haya ido creciendo y consolidándose como uno de los referentes deportivos de la isla, pocos deportes y eventos son capaces de movilizar tanta gente en un pabellón como el balonmano. En este aspecto los dos equipos con mayor número de jugadores son el HC Eivissa y el Puig den Valls, con aproximadamente unos 200 jugadores por club.

Aunque el gran aumento de popularidad viene dado por los ascensos hace tres temporadas en categoría masculina del HC Eivissa a 1ª nacional, que en la temporada 2014/15 quedó cuarto clasificado del grupo E y en categoría femenina del HC Puig d’en Valls que milita en división de Honor B femenina y que también quedó clasificado en cuarto lugar en el grupo C. Ambos con mucha gente de la cantera en sus filas, y que unidos a algún jugador experimentado como Santi Maillo (Granollers) y Miguel López (Valladolid y Naturhouse) en el caso del HC Eivissa, y de Ana Ferrer (Alcobendas) en caso del Puig den Valls, forman bloques de futuro con la intención de aspirar a cotas mayores.

Pero si hablamos de cantera y aunque el balonmano sigue creciendo, Ibiza padece los problemas de una competición reducida en sus categorías base, mientras en lugares como en la Comunidad Valenciana, Cataluña, Madrid o Galicia los equipos juegan entre 25 y 40 partidos por temporada, aquí la competición se reduce a 4 equipos por categoría en el mejor de los casos, llegando a veces a ser solamente un equipo, y las más de las veces entre 2 y 3 equipos, pensad en cómo pueden ser las ligas y las competiciones… A veces llegan casos de jugadores a edad sénior que no han ganado un partido en su vida deportiva. 


evisisa


Y a pesar de ello son varias las generaciones con grandes resultados en campeonatos de España, destacar el campeonato de España en edad juvenil que consiguió el Puig d’en Valls en la temporada 2007/08 un equipo que competía contra si mismo, al ser el único equipo de Baleares de su edad. Eso da muchísimo más mérito a lo sucedido, jugadoras que solamente jugaban amistosos contra equipos masculinos… Simplemente increíble, comandadas por Noel Cardona, este grupo continúa ahora y con más edad siendo el bloque de división de Honor de Puig d’en Valls.

Si hablamos de campeonatos de Baleares, que se celebran a modo de triangular durante un fin de semana, normalmente los clubes de Ibiza copan los podios, y es frecuente ver competir a estos niños en los diferentes sectores nacionales, muchas de esas veces con resultados adversos, ya que han de enfrentarse a equipos de Cataluña o Comunidad Valenciana por proximidad geográfica, y el nivel de estas comunidades es de las más altas de España.

Sin embargo varios son los entrenadores que luchan contra viento y marea para que esto cambie, en la actualidad hay un grupo de entrenadores que se están consolidando y con su granito de arena, la isla respire balonmano durante la temporada baja del turismo. Esperemos que pronto estos 600 espartanos se conviertan en 1.000 y que los cinco clubes sigan creciendo. Ibiza en invierno respira aire puro y balonmano, esperemos que continúe. 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO