Foto portada:  Txusma 58/ Foto 1: Santiago de la Morena / Foto 2: Vídeo Itxako  / Foto 3: Txusma 58


Nos remontamos a la temporada 2010/2011 para relatar una de las batallas épicas de balonmano femenino español. Se trata nada más y nada menos que de la final de la EHF Champions League femenina. En la temporada 1996/97 el éxito llegó a España y el Mar Valencia logró ganar la Champions, primera vez que un equipo español lograba eso. Desde la temporada 2002/03 ningún club español conseguía llegar a la final hasta que el Itxako lo logró en 2011.

En aquel entonces las finales se jugaban a doble partido y en aquella ocasión se enfrentaron el todopoderoso Larvik noruego ante el conjunto navarro del Itxako. El conjunto noruego era casi la selección noruega al completo mientras que en el Itxako se juntaban lo mejorcito del balonmano español junto a estrellas como Alexandrina Barbosa, Emilia Turey y Raphaelle Tervel.


itxako 1


Después de estar toda la temporada luchando por esto, por fin había llegado el momento. Tras superar con facilidad la fase de grupos (Primeras de grupo con 5 victorias y una derrota), las españolas llegaban a la Main Round con aspiraciones a poder seguir más adelante. No empezó nada bien esa Main Round ya que en la primera jornada el Krim esloveno superó a las españolas pero gracias a un balance final de cuatro victorias y dos derrotas, las españolas daban un paso más y poco a poco se acercaban al título. Próximo rival: Györ Audi ETO (Hungría)

El conjunto dirigido por Ambros Martín cada vez estaba más cerca de esa final, lo único que separaba a las españolas de la final era la eliminatoria antes el Györ húngaro. Las húngaras cayeron en semifinales la pasada temporada con lo que llegaban a esta ronda con muchas ganas pero eso no impidió que las españolas continuasen en su camino. Un contundente 26-21 en casa y un empate a 24 en tierras magiares colocaban al Itxako en la gran final europea.


itxako 2


Entonces llegó el momento: 7 de mayo de 2011, 16:45 en el Arena de Larvik; pitido inicial y a jugar. Primer partido de la final y las cosas, como ya se preveía iban a estar igualadas. El partido comenzó con los dos equipos un tanto atascados pero el primero en golpear fue el equipo noruego aprovechando una de sus armas más letales: el contraataque. Tras encajar este primero gol el Itxako ajustó su juego y fue mandando durante toda la primera mitad para llegar al descanso con un gol de ventaja (8:9).

La segunda mitad también estuvo muy igualada pero los tantos de la noruega Tonje Larsen y las paradas de la portera Cecile Leganger sumados a la presión que ejercían los 4500 aficionados noruegos allí presentes fueron demasiado para el Itxako que acabó cayendo por un 23-21 final.


itxako 3


Aunque se había perdido la primera batalla, la guerra estaba aún por decidir. Dos goles de desventaja era una renta remontable teniendo en cuenta que el partido de vuelta se jugaba en tierras navarras. El equipo y los aficionados sabías de la importancia de este partido y así lo demostraron los 3500 aficionados que llenaron el pabellón para animar al conjunto navarro.

En ese partido, al contrario que en el partido de ida, el Larvik fue dominando el marcador con pequeñas rentas durante casi todo el partido aunque en los últimos minutos del encuentro las navarras consiguieron darle la vuelta al marcador y se pusieron 24-23 en el minuto 58. Sabían que necesitaban conseguir una renta de 3 goles para poder llevarse la final, algo que parecía difícil pero no imposible. Las chicas de Ambros Martín se dejaron la piel hasta el último minuto pero no pudo ser. Sonó el pitido final y el marcador no refleja lo que todos deseábamos; sí que el Itxako consiguió ganar el partido pero el 25-24 final no era suficiente para lograr el que hubiese sido uno de los mayores éxitos del deporte femenino español a nivel de clubes. Lo que al principio podía parecer un sueño, se rompió en pedazos y se convirtió en una autentica pesadilla por momentos.

“Sabíamos era una final única, que no es fácil llegar a una final de Champions. Quizás sería la única vez que llegaríamos y queríamos aprovecharla y disfrutarla. Al final nos quedamos a dos goles de aquella Champions. Nada más terminar el partido sientes frustración pero con el tiempo lo ves como un éxito haber llegado a jugarla” nos dice Jessica Alonso.

“Aquella final fue muy especial porque prácticamente con la mitad de prepuesto con respecto a los otros equipos conseguimos colarnos en una final de Champions. Compañerismo, trabajo esfuerzo y fe nos llevaron hasta allí. Es una final soñada por cualquier deportista. Un equipo, Itxako, que marcó, marca y marcará mi vida por esos recuerdos y por el apoyo incondicional de la gente.” nos dice Silvia Navarro.

Partido de IDA:

Partido de VUELTA:

Agradecer a Partidos históricos de Balonmano los vídeos.



 

Andoni Hernández
Sobre el Autor

Estudiante de Biotecnologia. A mi si que me interesa el balonmano femenino. Entrevistas, reportajes y artículos con una visión diferente. De Elgoibar, País Vasco.

Artículos Relacionados

Hace menos de una semana, un club melillense compartía en sus redes sociales estos carteles para...

Así como en antaño era la filoxera quien protagonizaba una invasión desde tierras francesas hacia...

Tras una temporada 2017/2018 agridulce donde el equipo malacitano consiguió una valiosa tercera...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.