Desde Alemania 1938 hasta Suecia/Polonia 2023 se cumplirán 85 años con un sólo Mundial Adulto realizado en América. En esta nota repasaremos todos los mundiales tanto en la rama masculina como en la femenina y analizaremos el porqué de esta situación.

Marcando la diferencia de niveles que existe entre el conjunto de países europeos con respecto a los demás continentes, a pesar de que las campeonas del mundo actuales son brasileñas, es inevitable preguntarse por qué, de 52 mundiales realizados y por realizarce (los cuales ya tienen sedes confirmadas), sólo uno se hizo en América.

Pasemos en limpio la historia del balonmano adulto: en caballeros, el cual se empezó a competir en torneos mundiales en 1938, en Alemania, se han jugado 24 hasta ahora y ya hay sede confirmada para cuatro más. Desde allí, 23 fueron las veces que se jugó en Europa. Le sigue África en tres ocasiones (Egipto 1999, Túnez 2005 y nuevamente Egipto 2021) y luego dos veces en Asia (Japón 1997 y Qatar 2015).

En las damas, la situación no es muy diferente a la de los caballeros: 21 mundiales se han jugado hasta el día de hoy y tres más tienen confirmado el lugar en donde se jugarán. De estos 24 mundiales en total, 20 son en Europa, tres en Asia (Corea del Sur 1990, China 2009 y Japón 2019) y el único que se realizó en América (Brasil 2011).


america2



¿A la IHF no le conviene América?

Ya informamos acerca de la cantidad de veces que se realizó en estas más de ocho décadas en donde sólo hubo un mundial en América. Ahora planteamos la pregunta crucial que seguramente la mayoría de los aficionados al balonmano nos hacemos: ¿Por qué la Federación Internacional de Handball no le da sede al continente americano?

Descartando a priori a países europeos como Francia, Alemania, Suecia, España, Dinamarca (entre otros), los cuales pueden realizar mundiales excelentes por su profesionalismo en el deporte, lo primero que se me viene a la mente es la economía, un tema que excede también a lo deportivo. Obviamente, todos sabemos que si este fuera el principal problema, ningún otro país podría emparejar lo que pueden hacer los países árabes con sus “petrodólares” como ya lo demostró Qatar, y menos desde el continente occidental (¿Estados Unidos, quizás, a pesar del bajo nivel de handball?).

Otro de los puntos a destacar es la hegemonía que se puede ver en la cantidad de veces que Europa fue organizadora de mundiales: Alemania, Suecia, Francia, Croacia, Dinamarca, España… países que están en las primeras filas a la hora de ser cabezas para manejar este tipo de torneos. Un escalón más abajo, Polonia, Austria, Hungría, Rusia, Serbia, etcétera.



america1


¿Puede afectar la cantidad de público?

Desde este aspecto salen varias ramificaciones. Por un lado, tenemos a los habituales países que siempre llenan canchas como los europeos mencionados (Francia, Alemania, etc.). Si pasamos a América, quizás este punto sea muy influyente ya que para todos los de Europa, África y mayormente a los de Asia sería muy complicado viajar, más que nada por la cantidad de horas.

De los más de 7.000 millones de personas que somos en el mundo, Asia tiene 4.300 millones de habitantes. Si la IHF se basara en la cantidad de público que puede estar presente en una cancha o que observa los partidos por TV, ¿se puede competir con esa temible estadística?



americ3


¿TV, estadios, publicidad?

Para cerrar con estas cuestiones sociales-deportivas, más puntos para destacar son la televisión, los estadios y la publidad deportivaA pesar de ser cosas distintas, las tres están totalmente relacionadas: para que la TV se fije en un deporte (destacando que a la IHF, para poder ser sede, pide mínimos requisitos de TV y publicidad) tiene que ver que los estadios estén llenos de gente, lo cual permite vender el “producto” de la mejor manera. Un 40×20 vacío no serviría para la televisión. Asimismo, con la cancha llena y las cadenas televisivas mostrando tu deporte, no faltarán las empresas que quieran publicitar su marca en cualquier parte. Todo va de la mano.

Si nos guiamos en todo lo planteado, América no podría ser prioritaria nunca. Sin embargo, la IHF tendría que saber que dándole cada algunos años la sede a Asia, África, Oceanía o América, podría ayudar al crecimiento de estos continentes en donde el handball no es profesional.


Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Camisetas azules, la “V” blanca en el centro y una cinta verde con el cabello atado. Así se...

Eva Gómez, pilar de la defensa del Ciudad de Málaga, fue elegida la mejor defensora de España en...

Tarragona ya alberga a más de 4.000 deportistas. A ellos y ellas se les sumará mil jueces y...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.