Si existen realidades diferentes en el mundo del handball, dos de los extremos más destacados son el de Qatar y el de Brasil. Dos potencias actuales fuera de la Europa habitual que compiten de igual a igual ante cualquier otro país. Es necesario comparar, opinar y debatir acerca de los pensamientos y proyectos que estos países tienen en el presente y en el futuro.

¿Estrellas con presente o jóvenes con futuro?

Empecemos por Qatar y su «tema» con respecto a los extranjeros, situación que la comentamos hace algún tiempo en esta web. Los «petrodólares» juegan un rol importantísimo en este aspecto ya que el proyecto qatarí se basa básicamente en contratar jugadores extranjeros de buen nivel. Asimismo, el cuerpo técnico encabezado por Valero Rivera también ha llegado a tierra asiática para entrenar allí a esta «Selección Qatarí».

Ahora viajemos a Brasil: Jordi Ribera y su grupo de trabajo arribó al país sudamericano contratado por la Confederación Brasileña de Handball para dirigir, ordenar y entrenar a todas las categorías, principalmente las formativas. Jordi pisó suelo brasilero con un proyecto, con una misma idea para todas las Selecciones de Brasil. Todos igual: mismo entrenamiento, mismo pensamiento, mismo objetivo. Los que suban sabrán qué es lo que quiere el técnico español cuando vistan la camiseta mayor.

Con esta comparación, está claro que uno va por el camino sólo pensando a corto plazo, mientras que el otro se preocupa por plantar una base que le permite pelear al máximo nivel en el mediano y largo plazo.


chiuffa-comemora-gol-do-brasil-contra-belarus-1421680640126_956x500


Incorporación ≠ refuerzo

«Incorporar: Presentarse en el lugar en que se debe empezar a trabajar o prestar servicio», según la Real Academia Española. Volvemos a Asia: en este espacio las cosas están claras en Qatar. Los jeques sólo quieren lograr los objetivos y por eso no tienen problema en gastar dinero para contratar a cuanto jugador desee y necesite Valero para su equipo. Obviamente, sin romper las reglas de necesidad de años sin representar a otro país y demás cosas ya planteadas. «Reforzar: Engrosar o añadir nuevas fuerzas a algo», especifica la RAE.

Jordi hoy está parado en el otro extremo del que se encuentran los árabes ya que su deseo y trabajo está basado en obtener un crecimiento desde los cimientos de Brasil, desde los más chicos. Su idea es poder tener una base deportiva que le permite que su Selección Mayor, cuando tenga la necesidad, pueda reforzar su plantilla con algún joven, el cual no tendrá problemas para adaptarse a otra categoría ya que llevará el mismo pensamiento de juego que el equipo porque se lo vienen incorporando desde que comenzó a entrenar con las inferiores de su país.


valero qatar


Distintas maneras de llegar al éxito

«El secreto de un buen equipo está en el orden, que todos sepan lo que hay que hacer». «Sólo se nos recordará si ganamos, si no ganamos, todo quedará como una anécdota». «No importa el sistema, los que importan son los goles». Estas tres frases pertenecen a Pep Guardiola, uno de los técnicos que han marcado el fútbol y el deporte mundial.

A pesar de las diferentes maneras de pensar y de trabajar, ambos países han logrado éxitos deportivos. Descontando lo hecho por Morten Soubak, quien supo poner y mantener al equipo femenino de Brasil como número 1 del mundo con un proyecto deportivo parecido al de Jordi (con la única diferencia de haber empezado algunos años antes), Qatar ha logrado ser multicampeón asiático y ha sido subcampeón mundial peleando hasta los últimos minutos ante el histórico campeón Francia.

Y Jordi sigue los pasos de su colega danés…



 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO