La competencia tendrá lugar entre el 27 de junio y el 3 de julio en la Universidad de Málaga. La copa mundial universitaria de handball 2016 se acerca a pasos agigantados y en la Universidad de Málaga, Antequera, deben tener todo listo para albergar lo que será la gran competencia del deporte estudiantil entre el 27 de junio y el 3 de julio. Con el pasar de los años, las competencias universitarias han ganado protagonismo a nivel mundial y el balonmano no queda fuera de la realidad. En 1963 fue la primera vez que las casas de estudios de distintos países lucharon por levantar la copa y hoy en día, el torneo se realiza cada dos años.

El último registro dice que el mundial se llevó a cabo en Guimaraes 2014, Portugal, y quien destacó fue Brasil, ya que en damas lograron el primer lugar tras derrotar a Rusia por 24×17, mientras que en el torneo de varones, los sudamericanos no pudieron con los locales y cayeron por 23×29, quedando en el segundo lugar.

Por su parte, España, que podrá ser local luego de 14 años -la última que lo hicieron fue en Valencia 2002- también quedaron dentro del top 5: las damas se ubicaron en el segundo lugar y los varones lograron el tercer puesto. Para poder competir por la copa del mundo, no existen torneos clasificatorios, sino que cada equipo que se registre puede participar, habiendo un cupo máximo de 12 selecciones. En el caso de que haya más, será la Federación Internacional de Deportes Universitarios (FISU) la que decida quién podrá estar dentro de alguno de los grupos que se conformen.


universitario


Una vez convocados las selecciones, el sistema de juego es simple: con las 12 universidades se arman tres grupos de cuatro equipos y hay una fase de todos contra todos en sus respectivas zonas, clasificando a las etapas de los octavos de final quienes hayan terminado primeros y segundos, más los dos mejores terceros. En el caso de los jugadores, para que ellos puedan participar, las condiciones son claras. Deben tener entre 17 y 28 años, ser ciudadano del país al que representan y, obviamente, ser estudiante universitario. Mientras que los equipos, al ser selecciones, pueden elegir participar con el seleccionado de su propia casa de estudios o armar un elenco a nivel país.

Por ejemplo, la Real Federación Española de Balonmano armó una selección masculina y otra femenina para poder participar en el certamen disputado en Portugal y para el próximo año, los ahora dueños de casa volverán a concentrarse para el certamen.  Para la versión 2016, Antequera tendrá una gran novedad, ya que Argentina -el segundo país en el ranking sudamericano- presentaría un equipo por primera vez en la historia del certamen mundial, lo que no solo ayudará al crecimiento del balonmano de dicho país, sino que el del continente.

Pero no solo se apunta a lo que pase en la Universidad de Málaga, ya que la FISU ya definió que Rijeka, Croacia, será la ciudad anfitriona de la copa mundial universitaria que se disputará en 2018 en fechas que aún no se determinan.



Gonzalo Maturana
Sobre el Autor

Futuro Periodista de la UDP de Chile. Amante del deporte y feliz de aportar con un granito de arena en la masificación de una disciplina tan linda como lo es el handball en Sudamérica y el mundo.

Artículos Relacionados

Las víctimas mortales del accidente de este lunes al atardecer en la AP-7 en Vallgorguina son dos...

Finaliza con gran éxito el Torneig Ciutat d’ Esplugues 2018, firmando su vigésimo tercera edición...

La Women’s EHF Champions League lleva años practicamente secuestrada por el Gyóri Audi ETO KC, y...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.