La campeona defensora del título, Brasil, contaba como gran favorita para hacerse con su segunda corona consecutiva en Dinamarca. Quedó eliminado en la primera eliminatoria del torneo. Una combativa Rumanía le puso las cosas difíciles y las chicas de Soubak no supieron reaccionar. La derrota deshinchó las esperanzas de Brasil para las olimpiadas de este verano en Río2016 ya que cayó mucho antes de lo previsto ante un rival, a priori, factible. Las explicaciones para analizar el mal estado de las sudamericanas son muchas y muy variadas. Varias jugadoras achacaron la mala preparación, el mal posicionamiento en el juego estático… Todas comentaban diferentes puntos, cosa que hace plantearse cuál es la situación de Brasil ahora mismo.

Uno de las principales motivos es la competitividad Mundial. Es casi un lugar común entre los atletas, entrenadores y medios de comunicación especializados: el balonmano femenino y el nivel que se le da a equipos como Brasil puede ser engañoso. Eso fue, en todo momento, lo que el entrenador Morten Soubak decía. Y el verdugo de Brasil refuerza esta tesis. Rumania derribó el invicto Brasil después de perder tres veces en la primera fase – contra Rusia, Noruega y España. «Ellas hicieron el mejor juego de toda la Copa del Mundo. El equipo de hoy [Domingo] es otra en relación con la primera fase», dijo Morten después de la derrota. La selección rumana es una fuerza intermedia en el Viejo Continente, y sólo una vez en los últimos diez años alcanzó el podio europeo. Aún así, Cristina Neagu, mejor en el mundo en 2010 y la portera Paula Ungureanu, una de los mejores del planeta pudieron batir al equipo sudamericano.

A pesar de que eliminaron a los actuales campeonas del mundo, Rumania seguirá el Mundial como total y absoluta sorpresa. El rival del trimestre, Dinamarca, y Noruega, Bielorrusia y Rusia están a un nivel por encima de favoritismo, seguidos de cerca por España, Francia y los Países Bajos, en todo el país de Europa del Este. Brasil es conocido por la entrega en la cancha y se siente orgulloso de la determinación que por lo general muestra, sobre todo en los playoffs. En el juego de eliminación, sin embargo, fue Rumania, que mostró que la raza, empujado por una multitud ruidosa que convirtió el clima gimnasio Kolding en Dinamarca. «No quiero hablar de tácticas aquí. Antes del partido hablamos y teníamos que poner toda nuestra fuerza, todo nuestro corazón en la cancha para ganar. Y eso es lo que hicimos. Jugamos con todo esto y por eso ganamos», dijo el Eliza Buceschi, la rumana en la conferencia de prensa.

«Tenemos a vibrar más», definido Duda Amorim, la protagonista de Brasil en la cancha. Otro de los componentes a tener en cuenta fue la gran potería rumana. La defensa de Rumania, con intensidad y defensa individual a las mejores jugadoras de Brasil, sumado a un sistema muy de defensa, propició el caos en el vigente Campeón del Mundo. Cuando estuvo frente a frente con el portero rival, sin embargo, la selección no pudo. En total, el equipo desperdició tres lanzamientos de siete metros y siete en jugadas “mano a mano” contra la portera. Cifras que por sí solas podrían explicar la diferencia final de tres goles en el marcador. «Fue muy difícil crear una situación para que pudiéramos 7 metros o acciones claras de goles, pero cuando llegábamos no conseguíamos marcar. Era algo frustrante. Debemos aprovechar mejor esas oprtunidades», dijo Morten Soubak. En la primera mitad, el momento más crítico del juego en Brasil, la selección solo consiguió marcar 8 goles.


brasil romania


En el segundo partido, la gran diferencia estuvo en la mayor participación de Duda, que arriesgó mucho e hizo 4 goles casi de manera consecutiva en la fase final del match. A pesar de que no ha iniciado la primera fase, así, Brasil está anclada en la calidad de su defensa para conseguir batir a Corea del Sur, Alemania y Francia. Contra Rumania, sin embargo, el margen de beneficio duro que es una característica de los actuales campeones del mundo fue que no se ve en el mismo grado.

En sus partidos de Fase Previa y tras algunos altibajos si que se pudo reconocer a la Brasil campeona del mundo y dominadora del continente americano. Desarrollando su particular juego vistoso y dando espectáculo.  Contra Rumania, sin embargo, el margen de beneficio duro que es una característica de los actuales campeones del mundo fue que no se ve en el mismo grado. «Nuestra fuerza es en defensa. No somos los mejores en el ataque, pero somos la mejor defensa del mundo», dijo Duda. «Hoy nos equivocamos y en una competición de este nivel que pagamos muy caro», añadió el capitán Dara. El bajo rendimiento se refleja en el número de las porteras, Brasil destaca en la primera fase. La portera titular Babi, que cerró los primeros cinco juegos con 37% de paradas en la fase previa, consiguió sólo el 9% de los potentes lanzamientos del equipo de Europa del Este. Maysa, con el 33%, fue incluso un poco mejor, pero aún por debajo de su promedio de 39% hasta el momento. Además sumado a las continuas exclusiones que seguían sufriendo hizo que el rendimiento de las jugadoras más importantes se viera mermado con una defensa asfixiante que consiguió, precisamente lo que quería, incomodar a Brasil y “robarle” su juego rápido, potente y sencillo.

Contra Rumanía, Brasil no aprovechó los momentos en lo que tuvo ventaja y se sufrieron un duro varapalo al darse cuenta de la impotencia y la no capacidad para reaccionar. «Empezamos la segunda mitad con cinco goles por detrás, hicimos una marca especial y nos detuvimos. Entonces una exclusión de Deonise volvío a abrir la brecha en el marcador y ya estábamos muy lejos. Tenemos que mejorar en muchos aspectos si queremos llegar a los JJOO con verdaderas opciones de ganar el oro. No podemos fallar en momentos determinantes del partido y fallar tantos lanzamientos», dijo Morten Soubak.  En el primer partido de la Copa Mundial contra Corea del Sur, las exclusiones habían estado el mayor problema para el entrenador escandinavo. Brasil sufrió siete penas de dos minutos, es decir, pasó 14 minutos con uno menos y tuvo que adapatarse para poder hacer frente al combinado asiático.



 

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

Análisis previo de la #EHFFinal4 femenina que tendrá lugar este fin de semana en Budapest con...

¿Conocen alguna idea mejor que vivir un día festivo con balonmano? De manera puntual, a las 9:00...

El próximo miércoles 1 de mayo se celebrará el torneo mini campeones y campeonas en la localidad de...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.