En un lanzamiento es clave encontrar un balance entre la fuerza que ejerces y la precisión de la ejecución; como más lejos tengas que lanzar, más fuerte deberás hacerlo, y como más cerca, más preciso. También entra en juego la velocidad con la que haces el movimiento; tiene que ser un movimiento rápido para que el lanzamiento no sea predicho por el equipo rival.

Hay distintos tipos de lanzamientos en el balonmano y ser hábil en todos será muy relevante en el juego; en este artículo nos vamos a centrar en el lanzamiento de muñeca. En este tipo de lanzamiento, la dirección y la presión son claves por la acción de la muñeca, como bien indica su nombre. Es así porque se ejecuta impulsando la pelota hacia el suelo con un juego de muñeca muy característico. Seguidamente, como ya sabréis los adeptos al balonmano, una vez ha botado la pelota describe una trayectoria con efecto en dirección la portería. Este efecto hace que el lanzamiento de muñeca, también denominado “de rosca”, sea uno de los más espectaculares.

A nivel de fisiología, es importante un buen fortalecimiento los músculos del antebrazo, dedos y muñecas. Esto va a permitir hacer el movimiento característico de muñeca, regular la fuerza y generar más velocidad de lanzamiento.

Los jugadores habitualmente encargados de hacer lanzamientos de muñeca suelen ser los extremos. Como comentamos en un artículo anterior, los extremos son jugadores ágiles, rápidos y con mucha capacidad de salto. Si a esto le aplicas una mayor habilidad con la muñeca, estos tipos de jugadores pueden llegar hacer lanzamientos de rosca muy espectaculares.

Encontramos dos modalidades de lanzamientos de rosca: exteriores e interiores. En el primer caso le das a la pelota un efecto interior para que cambie de dirección. Si eres diestro, el movimiento de muñeca será hacia la izquierda. En el caso del lanzamiento de rosca interior, la muñeca gira hacia el lado opuesto al primer caso. No obstante, en cualquier lanzamiento hace falta un buen timing: el mejor lanzador es el que sabe escoger el momento, distancia y ángulo, combinados con la fuerza, giro de muñeca, precisión y velocidad ideales… para cambiar el marcador.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO