Foto portada: Eurosport /Foto 1: Eurosport /Foto 2: EHF


Sin tubos de ensayo, probetas, acrobacias vertiginosas ni sustancias de humeantes colores, cautivadoras e inodoras. Manolo Cadenas entiende el balonmano de otra forma. Simplicidad, solidez. Sus equipos actúan como un grupo de críos que conspiran sobre la áspera arena de un parque a espaldas de su víctima. Su tutor les mira desde la distancia, con la tranquilidad de quien controla la situación después de dar una simple premisa: defensa, a niveles industriales. Desde sus inicios en el Club Balonmano Naranco hasta su contemporánea etapa en el Wisla Plock, el leonés ha mostrado y puesto en práctica su método, alejado de Merlines y polvos mágicos.

El equipo polaco, como no podía ser de otra forma, funciona a su ritmo –impregnado de su arrolladora personalidad–, algo más lento que la temporada pasada, cuando fue capaz de arrebatarle dos puntos a ese histórico Barcelona (34-31). El tintineo del bólido polaco, descompensado por la falta de sintonía y equilibrio de sus piezas, es algo inestable pero muy característico. Los frenos y los guardabarros lucen, ligeramente por debajo de lo que exige el piloto, pero lucen. El ex entrenador de Ademar de León, entre muchos otros, apuesta por un estilo que busca ser más efectivo que vistoso, con la defensa como punto de partida y partitura de su juego.

wplock1

El 6:0 del Wisla, con Dan Racotea y Miljan Pusica ocupando –generalmente– la posición de terceros, es ordenado y sólido. Ante desdoblamientos a doble pivote, el sistema defensivo se muestra algo más débil y deja entrever sus puntos peor resguardados. El contraste entre materia prima defensiva y eficacia creativa y goleadora es lo que hace que la máquina chirríe y desafine al lado de las orquestras parisinas, húngaras o catalanas. La inversa de ‘afortunado en el juego…’. Y no será por timonel. La batuta del ruso Dmitry Zhitnikov, plástica y sorprendente, ha dejado huella durante este primer tramo de campaña.

El estilo de su equipo acentúa su creatividad y escenario para mostrar repertorio. Máximo goleador del bloque en Europa (38 dianas), el ex del Chekhovskie copa gran parte de la pegada polaca en su primer curso en Plock. El don del primera línea es un oasis que navega entre la potencia de brazos como el de Dan Emil Racotea –jugador de 19 años con buen futuro por delante–, Ángel Montoro o Marko Tarabochia. En los seis metros convive la experiencia y el poderío de Marco Oneto (actualmente de baja por una lesión en el gemelo), repatriado por Cadenas con la intención de “recuperar su mejor versión”; y el gol de Tiago Rocha.


Creatividad y libertad ofensiva

Un pisto salteado con poca variedad de ingredientes y solo un acertado aliño ruso. En ataque impera la anarquía, la libertad de movimientos. La llegada del joven ex Granollers José Guilherme De Toledo adereza la situación, que gana en cuerpo y matices. Cadenas apuesta por la creatividad y la toma de decisiones individual, con gran protagonismo de la primera línea. Simples cruces, cambios de posición sin balón o transformaciones a doble pivote de los extremos en situaciones de falta lateral son el primer paso de sus situaciones más allá de la línea de medio campo.

wplock2

El momento del español Rodrigo Corrales bajo palos, ama de llaves de todo este pesebre, asegura parte de la fiabilidad del sistema y de la hoja de ruta. Con estos abruptos andares, el conjunto polaco es segundo en su liga doméstica por detrás del Kielce de Talant Dujshebaev –a tan solo un punto– con un buen balance de 13 victorias y una derrota. Menor fortuna y atino en Europa, con una sexta posición en el Grupo A tras tres triunfos y un empate. Enderezar su camino está en manos del entrenador español, que contará con el espectacular Orlen Arena (cuarta pista europea con más afluencia de público de esta temporada) y de sus chicos, experimentados. Su sello, eso sí, sigue siendo innegociable.

Gonzalo Romero
Sobre el Autor

Periodista del Diari Ara. Jugador de Balonmano en el Sant Martí Adrianenc de 1a estatal. Asistió a la última Final Four de Colonia.

Artículos Relacionados

La familia del balonmano incorpora a un nuevo socio: la empresa catalana especializada en...

Hablar de Francisco “Paco” Ordóñez Sánchez (Alcaudete, Jaén; 21 de abril de 1972) es hablar de...

Un Erasmus es una experiencia inolvidable. Una etapa de nuestras vidas en la que te conoces,...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.