Argentina tampoco pudo con las galas pero entró con más confianza y supo dar pelea. Un encuentro de bajo goleo gracias a dos esquemas defensivos que forzaron los errores en el ataque del contrincante. La superioridad de Francia estuvo en la definición, algo que las sudamericanas aún deben mejorar para el futuro.

El cero lo quebró Argentina con un gol de Antonella Gambino que penetró desde el extremo  y definió a pie firme pero errores técnicos en el ataque llevaron a las francesas a un parcial de 8-1 en diez minutos con contragolpes. En el posicional La Garra mejoró claramente respecto del encuentro anterior contra Alemania, esta vez fue más veloz como pretendía el cuerpo técnico. Una vez superados los quince minutos del encuentro, con algunos cambios, las jugadoras recuperaron la confianza, la defensa en el ataque posicional de Francia fue sólido y forzó a al rival a cometer muchos errores tácticos y perdidas de pelota. En la primer parte las europeas tenían un 76% de efectividad contra un 46% de las argentinas, las diferencias eran claras en los números, no en el juego.

Fueron esos minutos iniciales los que marcaron la diferencia y definieron el partido, eventualmente Alain Portes comenzó a hacer rotar al equipo, hecho que también favoreció a Argentina.  Durante casi diez minutos de la segunda parte no hubo goles de ningún plantel, algo impensado para Portes que pidió tiempo. Eduardo Peruchena se mostró más relajado que en la primer parte, el retroceso era veloz, la defensa cerraba y presionaba bien. Esta vez los goles de La Garra se repartieron un poco más entre las jugadoras pero la arquera francesa Laura Glauser se convirtió en el MVP del partido cuando tapó sus lanzamientos.

Elke Karsten no fue tan complicada como frente a Alemania pero si lo suficiente para requerir una marca personal en el segundo tiempo que favoreció más a argentina ya que se abrieron espacios para penetrar y lanzar más cómodas. Fue también el ingreso de Rocío Campigli uno de los cambios más influyentes en el juego, generando espacios, bloqueos, faltas, expulsiones y penales en el ataque.

El equipo sudamericano supo desde el sorteo de grupos que en una zona tan difícil, el mundial no podía ser un objetivo en sí pero si un envión. Un mostrador para comenzar a emigrar a ligas competitivas sobre todo para las jugadoras muy jóvenes y que demuestran tener verdadero talento, como Karsten, Campigli, Sans o Mendoza pero para eso debía prometer un balonmano más vistoso frente a verdaderos equipos.

FICHA TÉCNICA:

Francia 20: Leynaud Amandine (p),Ayglon Camille (4), Prouvensier Marie (2), Houette Manon (3), Leveque Alice (1), Edwige Beatrice (1), Niombla Gnosniane (4), -siete inicial- Kamto Njitam Nina, Pineau Allison (1), Landre Laurisa, Zaadi Grace (1), Dembele Siraba (4), Bulleux Chloe, Nze Minko Estelle, Lacrabere Alexandra (1) Glauser Laura (ps),

Argentina 12 : Schlesinger Silvina (p), Salvadó Luciana, Pizzo Manuela,  Karsten Elke (2), Mendoza Luciana (3), Gambino Antonella (2), Mena Antonela (1)-siete inicial- Carratú Marisol (ps), Haro Lucía, Campigli Rocio(1), Belotti Amelia (1), Crivelli Victoria (1), Bianchi Valeria, Sans Macarena, Iacoi Xoana, Gandulfo Macarena (1)

Parciales: 3-1, 6-1, 9-3, 9-5, 12-5, 13-6 / 13-6, 14-6, 15-10, 18-10, 19-12, 20-12.

Árbitros: Boualloucha I.y Khenissi R. de Tunez.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 3 del grupo C del Mundial de Dinamarca 2015. El encuentro se disputó en el Sydbank Arena de Kolding.



 

Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Un Erasmus es una experiencia inolvidable. Una etapa de nuestras vidas en la que te conoces,...

En el olvido o para siempre. Así de dichosa resulta la dicotomía que se establece sobre el...

El acceso de la mujer al deporte fue tardío y estuvo marcado por diversas dificultades. A lo...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.