El ex jugador, campeón del mundo con la selección española en el 2005, está a una firma de asumir la selección chilena masculina de la disciplina. “Falta por firmar el contrato, pero todo está en marcha. Me voy para Chile”. Ésas fueron las palabras con las que el ex jugador de balonmano, Mateo Garralda, utilizó para anunciar su llegada a la seleción chilena masculina.

La afirmación la realizó a los micrófonos de la Cadena Gope, a los que agregó que se trata de una “experiencia con un alto grado de responsabilidad. Es un proyecto olímpico en el que las cosas hay que hacerlas bien, demostrando lo que uno sabe”.

En ese sentido, el vínculo de Garralda con el balonmano chileno se iniciaría “una vez terminadas las olimpiadas de Río 2016 y duraría hasta el 2020”, dijo el presidente de la Federación de Balonmano de Chile, Mateo Mansilla. Sólo resta la firma para que el español comience sus labores en Chile. “Asumiría en enero o febrero, una vez que termine el proceso contractual, que es bastante largo”, agregó Mansilla.

Garralda es considerado como uno de los mejores jugadores del balonmano español. Fue campeón mundial con su selección en el mundial de Túnez, el 2005. Además, consiguió la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta (2006) y Sydney (2000). Dejó la actividad a los 42 años en el Guadalajara, donde combinó labores de jugador y entrenador. Registra un paso por Rumania, entrenando al Bacau, y fue seleccionador de Puerto Rico en los recientes juegosPanamericanos de Toronto 2015.

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

¿Qué son los We Share Handball Talks? Un espacio donde se invita a compartir, dialogar y...

Después de ganar las fases nacionales, en el año 2012 las chicas del Esportiu Castelldefels...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.