En un lugar de Castilla, de cuyo nombre no quiero acordarme… ¿o sí? Nos situamos en la provincia de Segovia, en plena zona de pinares y llanuras castellanas, para llegar hasta un pueblo de 3000 habitantes llamado Nava de la Asunción. Hasta aquí todo normal: típico pueblo castellano dedicado en gran parte a la agricultura y a la fabricación de materiales para la construcción. Pero por encima de todo esto, en “la Nava” hay una obligación para todos sus habitantes, una tradición impuesta desde hace muchos años: ir a ver los fines de semana al Balonmano Nava, el buque insignia y la marca del pueblo segoviano por tierras españolas.

Viajamos hasta 1976 para presenciar el nacimiento del Club Balonmano Nava por parte de varios amigos que querían a toda costa jugar a balonmano y tener un equipo en la zona. Uno de sus creadores sigue siendo el presidente actual del club, Quintín Maestro –apellido noble del balonmano navero, con Cristina Maestro en el Mecalia Atlético Guardés-, que lleva 39 años, desde que se creó la institución, al frente de ella.


balonmano-nava-bidasoa-ES-GGG_2294


Basado en la humildad y la austeridad económica lógica de un club de pueblo, el Balonmano Nava fue consolidando su proyecto a lo largo de los años y apostando de manera cada vez más fuerte por la cantera, que sería al final la clave del éxito del conjunto navero. Esta apuesta por la base fue un éxito, y consiguió congregar a la mayoría de los jóvenes del pueblo alrededor del balonmano.

Poco a poco, Nava de la Asunción se fue convirtiendo en un pueblo en el que se respiraba balonmano por sus cuatro costados. Como si de una cita obligada se tratase, todos los fines de semana el vetusto pabellón navero se llena para ver a su equipo. Con una capacidad para algo más de 1000 espectadores, casi la mitad del pueblo se reúne para animar al Balonmano Nava, algo único en España junto con Bordils.

El punto de inflexión para el club tuvo lugar en la temporada 2008/2009. Aquel curso, con una plantilla con jugadores únicamente de Nava de la Asunción, consiguieron un ascenso histórico a Primera Nacional que fue celebrado, como de costumbre, por todo el pueblo. Los principales artífices de aquel ascenso fueron cinco jugadores que ya habían sido Campeones de España en categoría juvenil con el Balonmano Valladolid: Carlos e Ismael Villagrán –el otro apellido por excelencia del balonmano navero-, David de Diego, Alberto García y Miguel Ángel Velasco –después jugó y ahora es segundo entrenador del Naturhouse-.


14-15-Foto-Oficial-Tem.-3


Tras varios años en la tercera división del balonmano español, llegando en más de una ocasión a la fase de ascenso, en 2014 el Balonmano Nava escribiría su página más gloriosa: en tierras gallegas, junto a cientos de aficionados que se desplazaron desde el pueblo segoviano, los naveros lograron el ascenso a la División de Honor Plata. Junto con Bordils, que también ascendió esa temporada, se convertían en los dos pueblos más pequeños de España en tener un equipo en Plata.

Gracias al apoyo de todo el pueblo y de la ayuda de las empresas instaladas en la zona –entre ellas Viveros Herol, patrocinador principal del equipo-, la historia heroica del Balonmano Nava no se acabó ahí. En su primer año en Plata, con Álvaro Senovilla a la cabeza del proyecto, el club navero fichó a jugadores de la talla de Alberto Camino, David Fernández o Yeray Lamariano, que junto con el bloque ya existente lograban una plantilla muy competitiva.

Las jornadas pasaban y cada vez la sorpresa se iba convirtiendo más y más en realidad: a final de temporada, el Balonmano Nava hizo historia otra vez más y logró meterse en el play-off de ascenso a Liga ASOBAL en su primer año en la categoría de plata. Ahí ya no pudo hacer nada en semifinales contra un Go Fit Sinfín que a la postre sería el equipo que ascendiese a la máxima categoría. Sin embargo, el balonmano había vuelto a ser el orgullo de todo un pueblo y la ilusión de 3000 personas durante una temporada.

Este año, a pesar de no empezar con tan buen pie en la competición liguera, en Copa del Rey eliminaron al Ciudad Encantada y se medirán en octavos al Cangas, en el que está un Yeray Lamariano que vivirá seguro una calurosa bienvenida en su vuelta a Nava de la Asunción. El Balonmano Nava sigue y sigue quemando etapas en su ascenso espectacular hacia la élite, todo ello acompañado de todo un pueblo que no para de animar a su equipo y de disfrutar con el balonmano.

Pablo Lozano
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Las víctimas mortales del accidente de este lunes al atardecer en la AP-7 en Vallgorguina son dos...

Finaliza con gran éxito el Torneig Ciutat d’ Esplugues 2018, firmando su vigésimo tercera edición...

Tras una temporada 2017/2018 agridulce donde el equipo malacitano consiguió una valiosa tercera...

No hay comentarios
 
  1. Luis 16/12/2015 at 10:05 PM Responder

    Bordils ascendió con Balonmano Zamora en la temporada anterior, y junto a BM Benidorm en la fase de ascenso celebrada en Soria

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.