En el día de hoy, la Liga ASOBAL vuelve a ser noticia en los medios de comunicación españoles. Sin embargo, y por desgracia, no es por los resultados de la jornada o por la actuación de una de las estrellas de la liga. Este sábado tuvo lugar un incidente en uno de los partidos que cerraban la primera vuelta de la competición. Un altercado que nunca debería haber sucedido pero que, por culpa de ciertos impresentables, tenemos que condenar y comentar en este artículo.

Para empezar a hablar del tema, es importante ponerles en situación sobre lo que pasó el sábado. Pabellón O Gatañal, Cangas de Morrazo. Partido correspondiente a la jornada 15 de la Liga ASOBAL, última de la primera vuelta. Se enfrentaban dos equipos de la parte alta de la tabla: por un lado, un Frigoríficos Morrazo que necesitaba puntuar para clasificarse por primera vez en su historia a la Copa ASOBAL; por otro, un Ademar León que quería cerrar el año con una victoria de prestigio en una de las pistas más complicadas del territorio nacional.

El primer problema lo encontramos a la entrada al pabellón. Según ha podido saber Valonmano a través de un par de aficionados leoneses, en las puertas de acceso al polideportivo gallego no había nadie velando por la seguridad de los asistentes –ni seguridad privada ni Policía-. Es algo que debería estar establecido como obligación para los clubes y que por desgracia no se cumple, por lo tanto cosas como las que vamos a ver ahora suceden.

Pocas horas después de que ocurrieran los hechos, medios locales como Sport León, La Nueva Crónica o Leonoticias se hacían eco de la noticia: varios aficionados gallegos habían conseguido entrar en el vestuario visitante y habían empezado a increpar, insultar e incluso amenazar a Rafa Guijosa. Palabras lamentables para la familia del balonmano español y que tienen que hacernos replantear varios temas para el futuro: ¿hasta qué nivel debe estar presente la seguridad en los pabellones? ¿Qué hay que hacer con estos cuatro o cinco “impresentables” que se dedican a ir a los eventos deportivos a buscar protagonismo y liarla?


leoo


En palabras de Guijosa para Tiempo de Juego en la Cadena COPE: “Se han metido en el túnel de vestuarios sin ninguna buena intención, se han encarado conmigo que soy el más pequeñito y me han visto más accesible y me han llamado de todo mientras me ponían el dedo en el pecho amenazándome”. Sin duda alguna, nadie querría escuchar estas palabras, y estoy seguro que aún menos los aficionados del Cangas, los que de verdad están todos los fines de semana animando hasta el final a su equipo.

“Ni mucho menos estos tres energúmenos representan a la afición local. Ha sido un acto desagradable después de un partido limpio y bonito entre dos equipos que juegan un buen balonmano”. Palabras interesantes del técnico marista y con las que debemos reflexionar. Además de la seguridad en los pabellones, es igual de importante que la gente que vaya a “buscar pelea” en vez de ir a disfrutar del balonmano no pueda entrar nunca. Por dos motivos: el primero, porque estas cosas pensamos que nunca suceden hasta que suceden, como bien dijo Guijosa el sábado; el segundo, porque la afición gallega queda retratada por cuatro personas que nada tienen que ver con ellos, al menos con su actitud.

Por tanto, y a modo de conclusión, debemos condenar todo este tipo de actos que empañan el buen hacer de los equipos y en definitiva del balonmano español. Nunca tienen que pasar estas cosas, pero si pasan, hay que cortarlas de raíz, y pienso que es buen momento para que los clubes se reúnan y acuerden términos sobre la seguridad en los pabellones. El balonmano es espectáculo, y ese espectáculo hay que protegerlo.



Pablo Lozano
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

El Fútbol Club Barcelona Lassa gana la 23ª edición de la Copa de SM el Rey ante el Liberbank Cuenca...

La segunda edición del We Share Handball Congress se celebrará los próximos 7 y 8 de junio en...

El sindicato de jugadores europeos de balonmano (EHPU) ha lanzado hoy una campaña a través de las...

2 Comentarios
 
  1. Avatar
    Antonio 14/12/2015 at 8:50 PM Responder

    Lo primero me he quedado impresionado por la noticia puesto que yo soy socio del cangas y me siento en la entrada a los túneles y no vi a nadie colarse pero bueno…
    Si el entrenador lo dice no lo voy a poner en duda ahora que si todo el mundo conoce a la afición del cangas y tenemos fama de ruidosos nunca de agresivos.
    Pero lo que más gracia me hace es que como solo tenéis la versión por lo que veo de periódicos de León de jugadores del León a lo mejor se le olvidó mencionar lo que hicieron al acabar el partido cuando se dieron la buela y se pusieron a calentar a la afición cosa que ya hizo el delegado delante mía en el descanso ( y eso tampoco es un comportamiento digno de profesionales que son).
    Pero claro me imajino que se le olvidaría de comentar ese detalle.
    Por otro lado como siempre hubo dos agentes de la guardia civil detrás de la portería en la entrada de los vestuarios y donde yo me siento había mucha gente de León y no escuché en ningún momento nadie meterse con ellos más bien todo lo contrario que hablamos e incluso nos echamos unas risas en varios tramos del partido.
    Y si sucedió lo que dice el entrenador es realmente vergonzoso pero el comportamiento de los jugadores y cuerpo técnico es igual de vergonzoso o incluso más, ¿porqué no se dedicaron a celebrar el triunfo en vez de girarse y dirigirse a nuestra afición con “gestos muy bonitos”?
    Siempre nos dicen que hay que saber perder pero hay quien no sabe comportarse cuando ganan.
    Por lo menos que alguien diga lo que realmente pasó ya que si alguien lo amenazó se equivoco puesto que no es un comportamiento digno de la afición de cangas pero ellos que reconozcan que no obraron nada bien con lo que hicieron.

  2. Avatar
    Borja 15/12/2015 at 1:52 AM Responder

    Como socio del Cangas, sé que hay mucha presión en el Gatañal y sé que puede llegar a desesperar algunos cánticos o “lindas” palabras que se escuchan desde las gradas a los equipos rivales. No seamos tampoco hipócritas pensando que eso sólo pasa en Cangas, en todos los campos donde la afición llena las gradas, sea del deporte que sea, pasa esto. Dicho esto, un profesional debe mantenerse al márgen, tal como hacen árbitros, jugadores y entrenadores que se precien en cualquier modalidad.

    La provocación que ha hecho el señor Guijosa, si se merece esa etiqueta, no es digna de un equipo de la altura del Ademar, uno de los grandes históricos donde los haya. Primero porque da un ejemplo nefasto a una plantilla repleta de jóvenes promesas, y segundo porque puede provocar, desgraciadamente, incidentes de algún energúmeno. Si ganas a un equipo rival y, al final, todo el estadio se te reprocha una actitud chulesca, lo que menos se debe hacer es ir a celebrarlo como quien celebra la consecución de una copa, dedicando aspavientos y gestos feos a la grada rival. Esta actitud, liderada por esta persona, para más, fue seguida por alguno de sus jugadores, dejando imágenes lamentables, de la altura de un equipo de cadetes aficionados.

    No justifico el encaramiento con algunos energúmenos que haya podido tener este señor (también, tal como comentaba el usuario de arriba, con el que no tengo ninguna relación, enfrente desde el otro lado de la grada no vi entrar a nadie), ahora bien, aparte de protestar la seguridad, que lo veo bien, debería pedir disculpas a la afición rival y evitar ese tipo de actitudes. Debemos ser conscientes que una provocación a 2000 personas puede suponer, en cualquier caso, un incidente, y, por mucha seguridad que haya, es imposible que se pueda prevenir todo.

    Sobre la seguridad, al menos, he visto coches de la misma tanto cuando entré como cuando salí del pavellón, por lo que no vamos a entrar en polémicas sin conocer más del asunto que las opiniones de un pequeño grupo de seguidores del Ademar, a los que se respetó (tal como debe ser y como siempre sucedió en nuestro pavellón), y de un entrenador que no dio la talla y que, en otros deportes, podría haber sido perfectamente sancionado.

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.