Fotografía270 – Cristina González


Era un domingo 27 de Diciembre en Sant Antoni de Vilamajor. El típico fin de semana intercalado entre navidad y fin de año dónde todo el pueblo parece estar tranquilo. Los que tienen vacaciones aprovechan para descansar o hacer aquellos típicos recados para los que cuesta encontrar tiempo. Pero la aparente tranquilidad y pausa se diluye alrededor del pabellón.

El CH Vilamajor organizó el pasado fin de semana la “IV Jornada d’Handbol de Nadal” (jornada de balonmano de navidad). En esta cuarta jornada, la totalidad de los equipos participantes eran equipos de balonmano femenino, según nos afirma el director deportivo del club y principal miembro al frente de la organización de la jornada “Aquí en el pueblo el balonmano es el deporte más practicado por las chicas”. La jornada se valoró muy positivamente por todos, prueba de ello fue la asistencia masiva en la grada durante todo el día.

El leitmotiv del encuentro se resume en una palabra: promoción. Promoción para un club de un pequeño pueblo en crecimiento, pero sobretodo promoción para el balonmano femenino. Atendiendo a los partidos que se vieron a lo largo del día, y especialmente a la gran final entre la selección de Catalunya juvenil femenina y un combinado de jugadoras sénior del Vallès, era fácil percatarse del alto nivel de juego que tenían las jugadoras en pista, por lo que calidad para ofrecer un buen espectáculo la hubo de sobras.

En nuestro deporte la labor de captación es casi una obligación para la mayoría de clubs, y por desgracia es más difícil aun en aquellos clubs que deciden impulsar el deporte femenino. Todas las participantes con las que tuvimos el placer de poder hablar coincidían en la importancia de estas jornadas para promocionar el balonmano femenino, además del valor añadido que tienen como acto reivindicativo del puesto que merece el femenino en nuestro deporte y que está costando trabajo llegar a él.

Son actos bonitos, con calidad en el 40×20, donde se encuentra gente del mundo del balonmano y se tejen nuevas relaciones que sin duda hacen que la red se expanda más y más. ¿Pero son efectivos? El mismo director deportivo nos afirma que si, que tras la jornada hay niñas y niños del pueblo que se acercan al club para preguntar y empezar a jugar a balonmano.”Es una de las claves para que en los últimos 5 años el club haya pasado de tener 5 equipos a tener 15 equipos”.

Sin duda el CH Vilamajor ha dado en el clavo para impulsar su propio club y en un ámbito más ancho el balonmano femenino, como así se demostró el domingo. La quinta edición de la jornada se presenta para el año que viene también con muy buenas expectativas puesto que la asistencia de jugadoras cada año ha sido más fácil según dice la organización. Tal vez más instituciones deberían animarse e impulsar jornadas de este tipo, que suponen un esfuerzo, pero recompensa.

Aquí os dejamos un vídeo de las mejores imágenes del festival cortesía de Dronie Productions



Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Un Erasmus es una experiencia inolvidable. Una etapa de nuestras vidas en la que te conoces,...

El acceso de la mujer al deporte fue tardío y estuvo marcado por diversas dificultades. A lo...

España consiguió tan solo un oro olímpico en Buenos Aires 2018. ¿Adivinan cuál? El de los...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.