La selección española de balonmano, doble campeona mundial, afronta el Europeo de Polonia segura de sus posibilidades pero en el peor escenario posible. Dos veces campeones del mundo, los estatales buscan su primera corona continental en un escenario más que exigente. Emparejado al grupo de la muerte (C), el combinado que dirige el ex técnico azulgrana Manolo Cadenas deberá mostrarse más efectivo y regular que nunca si quiere llegar a la ‘Main Round’ -primer y principal objetivo- imbatido. No ceder ningún punto es sinónimo de poner un pie en la fase final del torneo.

La baja más sonada para España es Daniel Sarmiento, aunque disputó la Copa Asobal con el F.C.Barcelona Lassa a finales de diciembre, aún no está en condiciones para disputar el europeo. En los partidos de preparación fue sustituido por Niko Mindegía (Mol Pick Szeged / HUN), y por el almeriense, Álvaro Ruíz (Fenix Toulouse / FRA), dos jóvenes prometedores con los que Cadenas ya tiene en cuenta para jugar con la selección española. Finalmente convocará a Niko Mindegía.


Foto: Carlos Delgado

Foto: Carlos Delgado


Juan del Arco y Niko Mindegía son las principales novedades aunque ya son varios encuentros los disputados con los hispanos, y poco a poco Del Arco va cogiendo la suficiente confianza para aportar lo que Cadenas busca, jugador completo que contribuye en defensa, con lo que se ahorran realizar rotaciones, fuerte en el uno contra uno y con gran potencial en el lanzamiento. El central navarro Niko Mindegia, jugador del Pick Szeged húngaro, ha sido incluido en la lista de convocados tras la baja de Sarmiento. Ya citado con anterioridad por el seleccionador español, vuelve a tener la oportunidad de ofrecer su capacidad para dirigir el juego.

La presencia de Alemania, Suecia y Eslovenia en este bloque C dificulta claramente su camino. España tiene la etiqueta de favorita, y más en ganar el Torneo Internacional Domingo Bárcenas tras batir con mucha contundencia Suecia, precisamente, Brasil y Polonia. Cadenas espera que su balonmano basado en el ABC del balonmano, con una defensa de garantías, una subida al contraataque mortífera y un juego posicional con mucha libertad y movilidad, se imponga ante el talento y las propuestas rivales. La pareja de terceros Viran Morros y Gedeón Guardiola aseguran el primer punto.


20120809-sved-kezilabdavalogatott-jonas-kallman


Suecia, una potencia internacional venida a menos, es la Cenicienta de este apartado del torneo. Staffan Olsson espera que sus discípulos consigan ganar algún partido y superen la primera parte del Europeo, aunque sus opciones son realmente escasas después de ver su actuación en el Domingo Bárcenas de la semana pasada. El combinado sueco está obligado a crecer al mismo tiempo que lo hace su 6: 0 defensivo, con el especialista Tobias Karlsson, Jonas Källman, Jesper Nielsen y Philip Stenmalm.

La selección alemana de Dagur Sigurðsson partía como principal oponente de la escuadra roja, pero las lesiones han mermado terriblemente sus fuerzas. Uwe Gensheimer, Patrick Groetzki, Paul Drux, Patrick Wiencek y Michael Allendorf, todos titulares, salvo el último, no estarán en Polonia y dejan muy tocado a su equipo nacional. Sin los cracks del Rhein-Neckar y el hombre del Melsungen, la joya del Kiel Rune Dahmke será el referente desde la esquina. El joven diestro ha pasado de formar parte del filial cebra a ser titular indiscutible en una temporada y media.



Desde su EHF EURO plata en 2004, Eslovenia ha estado esperando otra medalla en las grandes competiciones de balonmano. Con anterioridad, en el europeo de Dinamarca 2014, no obtuvo plaza para disputarlo, y en el Mundial de Qatar 2015 quedó en octava posición. Probablemente Eslovenia sea una de las selecciones con más jugadores talentosos. Tras el cambio de entrenador, y el conjunto de brillantes jugadores, con habilidades individuales, intentarán dar un paso más hacia las medallas,(por lo general, siempre han estado entre las diez mejores posiciones).

Veselin Vujovic, a finales de mayo del 2015 anunció ser el nuevo entrenador de la selección eslovena. Ex jugador bastante experimentado, compitió en los Juegos Olímpicos de 1984 consiguiendo el oro y 1988 un bronce. Con su experiencia y la cantidad de jugadores brillantes que tiene a su disposición, sin duda será una de las selecciones más completas de este europeo.


vujovic1


Es cierto que esta selección carece de un lanzador exterior, el único que podría desempeñar esta función es el joven Borut Mackovsek, con sus 2,04 metros, es uno de los jugadores altos Vujovic está buscando. El jugador de 23 años de edad, necesita más estabilidad para ser clave para los eslovenos. Pero Vujovic lo tendrá fácil en ese sentido, son muchas las estrellas las que hay dentro de esta selección, y lo intentará compensar con una fuerte defensa, situaciones más individuales y rápidos en el contraataque. Para ello contará con Dragan Gajic, Gasper Marcus y Luka Zvizej, rápidos y veloces para jugar ataques en primera oleada. Vid Potenko y Matej Gaber se complementan a las mil maravillas para llevar el peso de la defensa que propone su entrenador.

Eslovenia dispone de buenos centrales como Uros Zorman, Dean Bombac o Mija Zarabec. Este último poco a poco se ha ganado su puesto. Fue en las categorías inferiores de Eslovenia cuando comenzó a emerger. Con mucha riqueza táctica, gran fijador, con una enorme capacidad para leer las defensas rivales.



© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO