Para cualquier persona que no tenga referencias del pasado del balonmano femenino español, quizá no recuerde a la protagonista de nuestro articulo de hoy. Hablar de Ania Ejsmont es hablar de una de las mejores jugadoras extranjeras que han pasado por nuestra liga. Anna era un referente en la liga polaca, además, era clave en la selección nacional donde participó en dos Mundiales y dos Europeos. Sus primeros clubes en Polonia fueron el Pogon y el Stars Elblag hasta que en 1993 fichó por uno de los mejores equipos de su país, el Montexu Lublin.

En el verano de 1988 y de la mano de Gregorio García, aterrizo en Valencia y más concretamente en Mislata para jugar en el entonces Ferrobús. Ania era una primera línea increíble, podía jugar de lateral porque tenía un lanzamiento muy potente pero también lo podía hacer de central al tener una gran visión de juego. En defensa era una autentica muralla, tenía esa capacidad que pocas jugadoras suelen tener de saber defender un 1×2. Además, era una autentica líder tanto dentro de la pista como fuera. Ania jugó en Mislata hasta el 2008, aunque en el 2005 jugó una temporada en el Krim esloveno.


11233007_496851083808300_2214233808741626081_o


Ahora para todos aquellos aficionados que están siguiendo a la Selección Española masculina que está en Polonia jugando el Campeonato de Europa, seguro que han visto las imágenes de los Hispanos bajando del autobús y muchos se preguntarán, ¿quién es esa chica rubia que viaja con ellos?. Pues es ella, Ania Ejsmont que es una de las encargadas de facilitar todo aquello que necesiten los españoles, ejerce de intérprete y también de guía. Controla los horarios del hotel, de los entrenamientos, y es el enlace con la policía para cuestiones de seguridad. Todo esto se lo permite su perfecto español que aprendió durante su carrera deportiva en Mislata.



© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO