Un inicio arrollador de los catalanes deja casi sentenciada la final al descanso y se confirman como mejor selección juvenil masculina.

Los catalanes comenzaron desde el minuto uno con una gran intensidad en defensa y una portería con una alta efectividad, culminado por un ataque que contaba sus lanzamientos por goles. Esto daba pie a que los catalanes endosaran un parcial de 0-4 en los primeros siete minutos de encuentro a los de la capital.

Madrid pararía el tiempo a los once minutos, cuando veía un 1-7 en el marcador que hacía peligrar sus opciones de remontada pese a encontrarse en los primeros compases de partido. Aunque de poco le serviría, ya que la máquina catalana no cesaba de carburar a las mil maravillas: defensa, portería y ataque. Se llegaba al descanso con un 7-17 favorable a Cataluña, que dejaba prácticamente sentenciada la final.

La segunda parte tuvo pocas diferencias respecto a la primera. Madrid se mostraba cansada y con multitud de imprecisiones en la circulación de balón, lo que propiciaba recuperaciones de los catalanes y permitía seguir abriendo brecha.

Poco que contar en lo que restaba de encuentro. Una Madrid mermada físicamente seguía sin conseguir percutir con la contundencia necesaria para poder iniciar cualquier atisbo de remontada, y los catalanes seguían a lo suyo. Finalmente, y como clara campeona, Cataluña se hacía con el oro de Almería 2016 tras ganar por 18- 34 a los madrileños.

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO