Club Rancho Castelldefels | Un club de leyenda

CLUBS  /   /  Por Juan Fco Machado  /  2591 views


Hablar de balonmano femenino en Cataluña es hablar del Esportiu Casteldefells, un club histórico con muchas temporadas en la máxima categoría de nuestro balonmano y además con un trabajo de cantera espectacular. De hecho, jugadoras como Emma Boada, Judit Sans o Sara Gil de la Vega han nacido deportivamente en este club.

Pero, ¿quiénes fueron el club o las personas que iniciaron el camino para conseguir esto? El balonmano femenino nació en Castelldefels en septiembre de 1973 gracias al Club Rancho, siendo su primer presidente D. Francisco Gordo y con la creación de un club que además de balonmano tenía otras secciones como fútbol sala, tenis o voleibol -este club marcaría una época muy brillante-. El club ascendió a la máxima categoría de la mano de Federico Vélez en el sector que se jugó en Jaén en la temporada 77-78 donde una victoria contra el Málaga por 13 a 10 les dio paso a conseguir la gran hazaña.

Nada más subir a la máxima categoría, Emilio Alonso, un técnico con mucha experiencia, se hace cargo de la dirección técnica y empiezan a llegar los resultados, a subir el nivel del juego del equipo y a demostrar que iban muy en serio y que su calidad era incuestionable. De hecho, en la Copa de la Reina que se celebró en Huelva en la temporada 79-80 fueron capaces de derrotar en la gran final al Íber de Valencia por un resultado de 15 a 11. En la competición doméstica, el Hotel Playafels donde jugaban habitualmente, se llenaba de afición que acudía a animar a sus jugadoras y disfrutaban viendo ganar a sus chicas que siempre se dejaban el alma en la pista. Jugadoras como Rosa Campama, Lidia Gordo, Mª Luisa Ruiz, Julia Cano e Isabel Grimau -actual presidenta del Esportiu Casteldefells- eran algunas de las componentes de este gran equipo.

Emilio Alonso dejó el club tras 2 temporadas y Jaume Conejero se hizo cargo de las riendas del equipo y el equipo seguía jugando a un gran nivel, incluso llegó a ser base de la selección española ya que muchas de sus jugadoras eran fijas en las convocatorias. Jugadoras como Lydia Pena, madre de una de las jugadoras con más proyección en España, Ona Vegué; Angels Casafont, Carmen Rans, Rosa García, Montse Pujol o Esperanza Ruiz.

Fue en la temporada 90-91 cuando el Club Rancho, entonces llamado C.H. Catafels, jugó su última temporada en 1ª Nacional, después de bajar de la máxima categoría, con muchos problemas económicos y deportivos.

Hemos tenido el gran placer de poder dialogar con Lydia Pena, una de las jugadoras más importantes del Club Rancho que nos ha dicho cosas muy interesantes:

“Nuestro club logró que Casteldefells tuviera el mayor número de fichas de balonmano femenino en toda la provincia de Barcelona durante unos cuantos años. En todos los colegios se practicaba nuestro deporte desde la categoría benjamín hasta infantil y estos equipos eran entrenados por las jugadoras del primer equipo. La dirección de una cadena de hoteles decidió apostar económicamente por nuestro club para subir su nivel el exigencia y, de esta forma, dar un salto de calidad. Para el banquillo se fichó a un entrenador con renombre como Emilio Alonso, además, también se ficharon a 3 jugadoras de fuera que, junto a las de la casa, que ya estábamos hicimos una gran temporada, ganamos la Copa de la Reina a Íber y fuimos subcampeonas de liga.



Juan Fco Machado
Sobre el Autor

Amante del balonmano femenino. Con una larga trayectoria como entrenador, actualmente en Petrer. Fue comentarista en el Streaming de la RFEBM durante el pasado Mundial Juvenil de Valencia.

Artículos Relacionados

El Handbol BCN Sants Ubae presenta su ueva camiseta con la reivindicación feminista "Només sí és sí"

Fichaje estrella para el banquillo de un Club humilde de segunda nacional masculina de Baleares....

Llega la XXIX edición del Torneo Nacional Los Corrales de Buelna. Esta semana santa el balonmano...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.