El Club Deportivo Villa de Aranda (VDA) se fundó en el año 1999 por parte de exjugadores como Felipe Balastegui, Domingo Ruiz, Jesús Sanza, José Eugenio Herrero, Ignacio Navarro entre otros, y eligiendo a Francisco Javier Tobes como presidente. Ante la iniciativa, pronto entraron a colaborar familiares y amigos, así como más tarde otros exjugadores del club en el que todos habían jugado anteriormente. Así se dio el primer paso para salir a competir en aquella primera temporada.

Aquella primera temporada comenzaron como campeones de 2ª División del Grupo Castilla y León, y hasta la temporada 2011/2012 no se consiguió invitación para participar en Liga Asobal, liga en la cual se mantiene actualmente. Su escudo representativo es un pollo amarillo, que viste la equipación del club y tiene actitud de tirar a portería. Su historia solo la saben los más veteranos seguidores del club. En cuanto el color que lo representa principalmente es el amarillo, uno de los gritos dados por la afición es: ¡Amarillos incondicionales!, aunque en algunas temporadas también ha contado con el naranja, el azul o incluso el negro.

Su templo es el pabellón “Príncipe de Asturias”. Cuenta con una amplia plantilla: primera división Vinos Vetusta, un infantil femenino, dos cadetes femeninos, un juvenil femenino, dos infantiles masculinos, dos cadetes masculinos y dos juveniles masculinos. Principalmente doy importancia al femenino, ya que desapareció durante varios años y gracias a la ayuda de Jordi Lluelles, volvió a la pista con más fuerza que nunca.

El año pasado fue uno de los más intensos para el club, ya que durante tres días se disputo en Aranda de Duero la Fase de Ascenso a Primera División con el VinosVetusta.com Villa de Aranda, el CB Puerto del Carmen, el Balonmano Torrelavega B y el Balonmano Camariñas como protagonistas y actores principales de este espectáculo. En cuanto al terreno de Asobal, me pareció relevante hacerle una serie de preguntas a Jacobo Cuétara, ya que como primer entrenador es uno de los pilares más importantes del equipo.


Foto: RTVE

Foto: RTVE


-¿Cuáles son vuestros objetivos a corto plazo como club? ¿Y a largo?

“El equipo esta centrado en primer lugar en aprovechar el mes de enero para crecer lo máximo posible y volver a la competición en la mejor condición. Posteriormente seguiremos con la misma pauta de siempre, ir partido a partido intentando conseguir el mayor número de puntos posibles. Cuando se vaya acercando el final de la competición, veremos hasta donde podemos llegar, y lucharemos por ese reto al máximo.”

-¿Que objetivos tiene el Villa de Aranda para mantenerse en la liga Asobal?

“El objetivo para esta temporada es estabilizar la mejora deportiva del club. Desde que en la temporada 2012-13 el club jugase por primera vez en la liga Asobal y salvase la categoría en la última jornada, hemos ido creciendo año a año. La temporada pasada dimos un salto deportivo importante quedando octavos en liga y en cuartos de final de la copa del rey; nuestro objetivo es estabilizar esa mejoría.

Además hemos crecido mucho en la estructura deportiva del club, un claro ejemplo es la cantera, tenemos que seguir creciendo en este sentido.” El balonmano villa de Aranda cuenta como uno de los equipos de Asobal como más afición, tanto cuando juegan en casa con “La peña la patata”, los canteranos y demás abonados; como cuando se disputan los partidos fuera. Se podría considerar que tiene unos fieles seguidores, que en verdad sienten los colores con cada canción y partido.

El club participa en el proyecto ‘Ocho meses, ocho causas’, siendo la organización elegida por el Club la Asociación Ribera del Duero de Esclerosis Múltiple (AREM). La selección de AREM ha surgido fruto del interés mostrado por la asociación, personificado en el interés de la trabajadora social de la misma. Por ello, siguiendo con la iniciativa, la recaudación de varias rifas organizadas, fueron íntegramente para la asociación; además, hubo huchas para que aquellos que son más colaboradores aporten su granito de arena para esta organización, sin ánimo de lucro, que se encarga en Aranda y la Ribera de ayudar a afectados y familiares de esclerosis múltiple.


Foto: Santafotografia

Foto: Santafotografia


Otra actividad que Las Peñas del Villa de Aranda organizan por mayo es la paellada a beneficio del Club para cerrar la temporada coincidiendo con el último partido. Paellada que va acompañada del sorteo de diferentes productos oficiales del Club, para el cual será el ticket numerado que se entregue al abonar el menú, el boleto para participar. Es la forma que utilizan los arandinos para terminar la temporada reuniéndose todos los amantes de este deporte, como una gran familia. Algo con lo que sueñan durante toda la temporada los jugadores de las categorías inferiores del Villa de Aranda es con estar presente en la Granollers Cup, torneo organizado por el BM Granollers y la Fundación Balonmano Granollers.

Ponen rumbo a tierras catalanas la expedición arandina, para ser parte de la Granollers Cup, la cual siempre cuenta con varias profesionales de este deporte para inaugurar el torneo, como Silvia Navarro, Gonzalo Pérez de Vargas, etc. La edición pasada fue la que más equipos reunió de toda la historia de la Granollers Cup; casi 350 conjuntos (158 equipos masculinos y 138 femeninos) disfrutaron del balonmano en la ciudad vallesana, lo que supone más de 4200 jugadores y jugadoras de todo el mundo, como Portugal, Colombia, India, Georgia, Italia, Kenia, Nigeria, Egipto, Rusia, Islandia, Alemania, Canadá, Bosnia, Brasil, Francia, Noruega y Suecia. El último día del torneo los ribereños, pasan un gran día en el parque Port Aventura antes de despedirse hasta la siguiente temporada.

Y para aquellos que no pueden dejar el deporte ni en verano, cuentan con un campamento, el BLAS GON Villa de Aranda, más concretamente, la sección dedicada a categorías inferiores, organiza  sendos campus de balonmano en Aranda y Ávila respectivamente. Esta iniciativa surge con el objetivo de promocionar el balonmano en los niños, para que disfruten de este deporte, además de contribuir al fomento de valores como el esfuerzo, el compañerismo, el espíritu de superación y el juego limpio. Además, estos campus afianzan una estructura de cantera que no para de crecer, y que ha colocado al conjunto ribereño como una de las canteras más prolíficas del balonmano a nivel regional.

Las empresas colaboradoras, que ayudan a este club a seguir adelante son su principal patrocinador, Blas-Gon, S.A; y los patrocinadores oficiales son: Michelin, Autocares Patri, Hummel, Feedback, Diario de Burgos, Ceres, Castilla y León es vida, Burpellet, Provincia de Burgos y Aranda de Duero.

¡¡¡Hasta el Final, Villa de Aranda!!!



 

Sobre el Autor

Artículos Relacionados

El club Balonmano Playa Caesaraugusta es una de las novedades de este año en Zaragoza. Este...

El OAR Gracia, club referencia en el Valles Occidental, nace el 1953 de la mano de un grupo de...

Gradas repletas con partidos de fútbol sala, hockey y baloncesto es el día a día de un club que,...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.