Después de una primera fase algo irregular y con mucho y necesario margen de mejora, España afronta la ‘Main Round’ del Europeo de Polonia con la sensata obligación de plantarse en semifinales. Dinamarca, Hungría y Rusia son los nuevos adversarios del equipo de Manolo Cadenas, que pasó el primer examen continental como líder de grupo –con un bagaje de dos victorias y un empate– y manteniendo los cuatro puntos para este tramo de competición. Su medio traspiés ante Bielorrusia se quedó en una anécdota y evita que el combinado nacional pierda su condición de favorita al oro. Etiqueta reforzada, además, ante la vaga imagen que ha mostrado Croacia y el descuido de la todopoderosa Francia con los anfitriones. Aún y todo, las opciones del vestuario capitaneado por Raúl Entrerríos pasan por alcanzar un nivel de juego y una estabilidad que ha hecho acto de presencia en momentos puntuales.


Mi, yo, conmigo

El enemigo, más allá de las trincheras nórdicas, está en casa. El rival más peligroso del equipo estatal es él mismo. Ninguno de sus tres rivales en Wroclaw tiene la capacidad de lastrarlo tanto como lo hace su versión más desaliñada. Si España defiende y se muestra disciplinada en ataque, estará en semifinales, haciendo caso omiso a factores externos. El 6:0, con Gedeón y Viran a la cabeza, mantiene su fina dureza central, pero anda escaso de solidez por las bandas. Germanos, Bielorrusos y suecos vieron que fijando a par e impar, los segundos quedaban excesivamente expuestos para un uno contra uno. De hacerse más compacta, la bicampeona mundial recuperará balones y sumará en intervenciones de portería y acciones de contraataque.


1333744936_0


Siempre desde el silbido inicial. Eso no puede ser negociable y de momento lo es. Al conjunto hispano le cuesta meterse en el partido. Ante los pupilos de Dagur Sigurðsson, los de Cadenas voltearon la dinámica y el ritmo del choque, teñidos de blanco alemán, gracias a un gran parcial 8-1. Contra Eslovenia fue la casta y la capacidad para penalizar los errores contrarios la que evitó males mayores. Las rotaciones pueden hacer que el rendimiento varíe, pero no la intensidad. Jugar a la ruleta rusa contra Dinamarca o Francia, adelantándonos a los acontecimientos, puede ser mortal.

Los muchos recursos de la plantilla española apaciguan las aguas, aunque los semi lesiones de Arpad Sterbick i Joan Cañellas trastocan el guión. Con Gonzalo bajo palos, la ausencia del jugador del Vardar es menos grave. La del central es otra historia. Mindeguía y especialmente Del Arco, la segunda unidad, deben aportar más cuando el del Kiel o Raúl Entrerríos no estén sobre el 40X20. Con ellos y Julen en los 6 metros, el equipo encuentra situaciones claras de lanzamiento y se hace más fuerte ante defensas abiertas. Todo ello para aportar verticalidad y paciencia a su ataque, en ocasiones precipitado, y que solo ha sido el décimo más goleador hasta el momento.


La mejora asegura la continuidad

La mejora llegará y con ella la fase definitiva del campeonato, salvo cataclismo. La primera plaza de este grupo de 6 estará entre Dinamarca y España, que se enfrentan este domingo. La selección de Gudmundur Gudmundsson y Mikkel Hansen, su máximo realizador con 17 goles, han cuajado tres buenos partidos y presentarán batalla. La Hungría de Talant Dujshebaev, la de los muchos nombres y pocos individualismos, y la Rusia del tridente Sergei Shelmenko (15 goles), Timur Dibirov (13 goles) i Sergey Gorbok (13 goles) deberán hacer malabares para batir a los Hispanos, superiores.



Gonzalo Romero
Sobre el Autor

Periodista del Diari Ara. Jugador de Balonmano en el Sant Martí Adrianenc de 1a estatal. Asistió a la última Final Four de Colonia.

Artículos Relacionados

Esta semana se han reunido en Madrid las 16 jugadoras elegidas por el técnico Carlos Viver para...

Óscar García es un jugador valenciano, más concretamente de Puerto de Sagunto, que comenzó a...

Isi Fernández – Agustí llegaba a este Mundial con mucha experiencia a pesar de sus 17 años...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.