La selección española júnior –generación 1996/97- se concentra estos días en el Centro de Alto Rendimiento del Consejo Superior de Deportes de Madrid. Una concentración de cinco días para preparar la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2016 en marzo, en la que se enfrentarán a Polonia, Turquía y Eslovaquia. Sagrario Santana daba hace un par de semanas la convocatoria y saltaban las sorpresas… O no tan sorpresas.

Las lesiones de jugadoras importantes en la selección como Taty Lozano, Anthia Espiñeira, Andrea Zaldua o Ángela Nieto han sido un quebradero de cabeza para la seleccionadora a la hora de confeccionar la convocatoria. Sin embargo, dentro de las muchas novedades que ha habido en esta ocasión –Anne Artola, Aida Viloria y Lara Lamoneda- hay tres que destacan entre el resto. Y destacan por ser tres adelantadas a su época.


DSC_0493


Jugar y entrenar con jugadoras de incluso tres años de diferencia no significa ningún problema para las tres. Tras realizar un gran Campeonato de España en Almería, en el que estuvo la propia Santana, fueron llamadas por la seleccionadora para aceptar la convocatoria con la selección junior. Todo un lujo y un regalo al esfuerzo personal si tenemos en cuenta que estas tres chicas aún están en etapa juvenil. Tres fijas en la selección juvenil de Jenaro Félix pero que por una ocasión suben de categoría y se enfrentan al reto de destacar ante jugadoras con más experiencia.

Eli Cesareo, Alicia Asencio y Seynabou Mbengue. La MVP del Campeonato de España, la mejor central de su generación y el futuro del lateral derecho español. Especial mérito tiene lo de Eli Cesareo, que siendo juvenil de primer año, con 16 años, entrena con jugadoras que tienen tres años más que ella. En definitiva, tres jugadoras que sobresalen entre las compañeras y rivales de su edad y que, por méritos propios y decisión de la seleccionadora, jugarán y entrenarán por unos días con su categoría superior.

El trabajo y el esfuerzo de estas jugadoras ya están dando sus frutos, y no solo por esta concentración. Salvo Eli Cesareo, que aún está en el Handbol Sant Vincenç en etapa formativa, Alicia Asencio y Seynabou Mbengue ya doblan con el equipo juvenil y el primer equipo en DHF del Elche Mustang y el Rocasa Gran Canaria respectivamente. Talentos jóvenes, diamantes en bruto para pulir en la élite.


DSC_0279


Hemos podido hablar con las tres durante la concentración y estas son las sensaciones que les están dejando estos días de entrenamientos con las #GuerrerasJunior: “Las sensaciones han sido buenas pero como se trata de un grupo superior siempre hay algo de presión. A pesar de eso, poco a poco nos hemos ido adaptando al grupo. Al principio teníamos un poco de vergüenza pero nos acogieron muy bien, nos hemos sentido como una más y estamos muy contentas.”

“Se ha notado que ellas tienen más experiencia a la hora de jugar, pero hemos intentado hacerlo lo mejor posible y cada entreno nos hemos ido adaptando con más facilidad. Los entrenamientos la verdad es que son distintos, ya que en cada selección se plantean de manera muy diferente, según el gusto del entrenador y los puntos débiles de las jugadoras y de la selección como conjunto en general.”

Entrenar con jugadoras más grandes no supone ningún problema para ellas, como hemos podido leer. Estas experiencias marcan, sobre todo en ocasiones tan especiales como esta. Tres jugadoras con mucho futuro pero, sobre todo, tres jugadoras adelantadas a su época.



 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO