En los años 90 era difícil que un deportista implicado en programas de tecnificación o alto rendimiento complementara su práctica deportiva con una enseñanza reglada de forma fructífera. Fue entonces, por el 1991, cuando, gracias a la implicación política, los inminentes Juegos Olímpicos de Barcelona y la reforma educativa apareció el centro IES Joaquim Blume: un centro donde las deportistas de alto nivel en edad escolar pueden complementar su formación deportiva con un enseñamiento reglado a cargo de la misma escuela.

La escuela está situada en el complejo del Consell Català de l’Esport en Esplugues de Llobregat. Esta ofrece la posibilidad de cursar el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria (3ero y 4rto de la ESO) y el Bachillerato de cualquier modalidad (exceptuando la artística). La mayor parte de jóvenes del Instituto que cursan estos estudios dispone de una beca del Plan de Tecnificación Deportiva de Cataluña. Del mismo modo, el centro ofrece el ciclo formativo de Grado Superior de Animación de Actividades Físicas y Deportivas cuya inscripción es libre y no depende de las becas ofrecidas por el Plan de Tecnificación. Muchas de las alumnas del centro proceden de diversas comarcas catalanas así como de otras comunidades autónomas del Estado.

Blume dedica un número considerable de horas, que oscila entre 5 y 7, dependiendo de la intensificación del entrenamiento o del periodo de competición, a crear un perfil joven con capacidades físicas y deportivas que le permitan asumir cualquier nivel de competición con amplios resultados. Del mismo modo, se imparten horas lectivas para atender a las necesidades formativas y académicas que requiere un curso escolar.

De forma complementaria, la selección catalana dispone de un programa de tecnificación que selecciona jugadores mediante una serie de procesos previos a las sesiones de entrenamiento donde se imparten los conocimientos necesarios para entender el juego de alto rendimiento. Durante el periodo de entrenamientos se realiza una selección que finalmente dará lugar al conjunto de jóvenes que representaran al territorio catalán.

Las jóvenes con becas que trabajan diariamente en el centro IES Joaquim Blume representan en su mayoría a la selección catalana, es decir, muchas de ellas son escogidas año tras año para participar en el programa de tecnificación y optar a la representación catalana.


feliu-2013-0401


Gracias a esta organización, el balonmano femenino catalán es uno de los más reconocidos dentro del territorio español. La calidad de los técnicos junto a la perseverancia por mejorar las herramientas formativas ha facilitado las victorias que señalan a la selección catalana como una de las más fructíferas en el Campeonato de España de Selecciones Territoriales.

La existencia de esta organización centrada en la formación deportiva da resultados de forma continua en los diferentes torneos territoriales. La selección catalana, formada en su mayoría por estudiantes del centro Blume, consigue año tras año, amplios resultados. Tanto es así que durante los últimos años la selección catalana de balonmano en categoría juvenil femenino ha conseguido grandes logros: El año 2012, la selección catalana se llevó el primer puesto en el campeonato de selecciones autonómicas disputado en Granada. En 2013, la selección se situó en séptimo lugar tras disputar el torneo de selecciones autonómicas en Vigo. Asturias fue la sede en 2014, que acabó con un tercer puesto después de un gran torneo para las catalanas. El año siguiente, en Castellón, el resultado fue mejorable, situando a la selección en cuarta posición. El pasado campeonato, que tuvo lugar en Almería, finalizo con una plata tras perder la final contra Castilla La Mancha.

Las cadetes no se sumaron al alto de la tabla en 2011 y 2012, situándose en décima y cuarta posición respectivamente. El primer puesto llegó en Asturias, dada su buena actuación durante toda la competición. En Castellón, las catalanas, consiguieron un quinto lugar tras superar un duro campeonato. El último campeonato, dejo con un extraño sabor de boca a las pequeñas, tras ganar todos los partidos y perder la final contra Madrid.

Las más pequeñas del centro se situaron en novena posición en el campeonato disputado en Murcia. No fue hasta Asturias cuando las catalanas consiguieron situarse en primer lugar, ya que el año anterior no se disponían de los fondos necesarios para preparar el campeonato disputado en Zamora. En Castellón, las pequeñas se colgaron una medalla de bronce al cuello y en Almería, finalizaron el torneo en sexta posición.

Son muchas las victorias que ha protagonizado la selección catalana de balonmano en los diferentes torneos. La existencia de organizaciones jóvenes como el IES Joaquim Blume mejoran la calidad de las jugadoras tanto física, psíquica como intelectualmente con el objetivo de conseguir grandes logros para el balonmano catalán.



© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO