El ProHand es un programa organizado por la Confederación Argentina de Handball y apoyado por el Enard para el desarrollo del balonmano nacional que contempla cuatro grandes planes de acción durante el periodo 2012-2020. El desafío abarca distintas áreas: física, técnica, genética, siempre bajo el asesoramiento y el personal capacitado. Actualmente las selecciones de categorías menores y cadetes están conformadas por los “talentos” que fueron descubiertos en clubes del interior del país.

El primer paso del plan de acción es la detección, selección y desarrollo de jugadores talentos. Los jovencitos que ingresan en el plan son aquellos chicos y chicas de 13 a 16 años, apuntando a enriquecer las selecciones nacionales de acuerdo a su categoría, al año 2020.

El segundo punto es la formación y capacitación de recursos humanos. Además de la atención en el deportista también es importante que estén guiados por personas idóneas en la materia, ya que a esa edad no solo se lo moldea deportivamente a un adolescente sino que también a través del deporte se le inculcan valores y formación de vida. Es por ello que el programa también hace hincapié en la selección de entrenadores y árbitros acordes a las finalidades buscadas.


logo-prohand


En tercer lugar de la pirámide de prioridades se encuentra la organización y gestión institucional. Si bien, a las ideas las desarrolla la CAH, el ProHand también depende mucho de cada gestión dirigencial de las asociaciones y federaciones que componen las ocho zonas de trabajo. Ellas son las regiones Metropolitana, Este, Sur, Oeste, Centro, Norte, NEA y Patagonia. Por último existe una estructura de torneos y competencias nacionales. Por el cual y a través del roce contra equipos locales de las diferentes regiones o con selectivos de países vecinos las Selecciones de ProHand adquieren técnica deportiva y van afianzándose con el grupo de trabajo.

La idea principal es que el desarrollo del balonmano sea tratado con responsabilidad y con capacitaciones para los entrenadores. Es por eso que el proyecto apunta a conformar nuevos equipos y captar nuevas joyas de este amado deporte que en Argentina aun es amateur. Por otra parte, cuando Comité Olímpico Internacional dio a conocer en los cambios en las disciplinas de conjunto y entre ellas se incluyó al handball, hubo que ampliar la visión a otra rama: el beach handball. Esta modalidad tuvo que incorporarse al proyecto ProHanbdall porque en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se desarrollará en el 2018 en Buenos  Aires,  no habrá competencia en salón, sino que será solamente en la versión de playa.

Sin dudas es un panorama prometedor para el futuro de la disciplina en Argentina que luego de ser practicado en los Colegios, no todos los clubes abren sus puertas para incluir al balonmano entre su cartilla de deportes. Es el eslabón que faltaba para que el deporte tenga futuro y respaldo.



 

Avatar
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Análisi previo del beach handball de los IV Juegos Suramericanos de playa

El éxito de las kamikazes en los juegos olímpicos de juventud trajo consecuencias muy positivas...

El comité Olímpico de Uruguay decide que solo mandará equipo masculino al beach handball de los...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.