Los tres títulos de Liga consecutivos de la División de Honor Plata (2012, 2013, 2014) conseguidos por el Barça B avalaban la trayectoria de Toni Gerona, siempre en contacto con el entrenador del primer equipo, Xavi Pascual, que ha echado mano del filial cuando lo ha necesitado. Numerosos jugadores formados en el Barça B también forman parte actualmente de otros equipos tanto de la Liga ASOBAL como de otros campeonatos foráneos.
Este verano Toni decidió hacer las maletas y emprender su particular camino de Santiago hacia Qatar. Un país con recursos económicos que está apostando muy fuerte por nuestro deporte. Precisamente desde Doha, nos abre las puertas de su casa para poder charlar con él sobre el Campus HTC. Una semana frenética en La Pobla de Segur donde jugadores de categoría infantil, cadete y juvenil aprenden y desarrollan todo su potencial.


JSC_7164-624x366


¿Cómo surgió la idea de organizar un Campus?

Aún recuerdo perfectamente el momento. Estábamos en el bar del Palau Blaugrana antes de un entrenamiento Xesco Espar, Xavi Pascual y yo. Xesco comentó el tema de unos campus de tecnificación que se hacían en Baloncesto, muy específicos y orientados al alto rendimiento. Entre café y croissant decidimos que estaría bien hacer algo similar en balonmano, ya que los campus que había eran muy lúdicos y poco orientados al rendimiento.


¿Quiénes erais y cuáles fueron las premisas principales (hacia dónde queríais enfocar el campus, poner especial hincapié en qué conceptos)?

Como te digo, éramos nosotros tres, que en ese momento éramos los técnicos del 1r equipo del FCB y decidimos buscar un 4o entrenador para poder hacer siempre 4 grupos de entrenamiento. Manolo Montoya era la persona ideal, ya que estaba entrenando al BM Granollers y a todos nos unía una muy buena amistad con él. A partir de ahí, se necesitaba gente para ayudarnos en las tareas como monitores, fisio, etc. El enfoque era claro, dar a los participantes la oportunidad de vivir como un jugador de un equipo de élite una semana de entrenamientos. Vídeos, consejos de preparación física, trabajo teórico, mejora en el puesto, mejora táctica grupal, etc., esas eran las ideas que quisimos desarrollar y seguimos trabajando.


Ya son 11 ediciones… ¡Muchos años y muchos jugadores! ¿Qué es lo mejor del Campus?  Ver cómo evolucionan los jugadores imagino que debe hacerte sentir orgulloso…

11 años dan para mucho y ver jugadores que eran infantiles o cadetes en nuestro campus, y ahora son internacionales es un lujo! por supuesto nosotros aportamos sólo una semana de trabajo; los clubes y sus entrenadores son los grandes forjadores de dichos talentos, pero nos sentimos orgullosos que muchos de ellos digan que el HTC fue, a la edad que tenían, su primera experiencia con la élite, con la dureza y el esfuerzo que supone una semana de entrenamientos intensos.


Ha habido algunos cambios de entrenadores, imagino que debe ser difícil compaginar trabajo, entrenamientos con el club y además campus. ¿Cómo os organizáis?
De los del principio quedamos Pasqui y yo; Xesco lo dejó en la tercera edición porque dejó de entrenar y prefirió no seguir, así que incorporamos a Xavi Sabaté (ahora en Veszprem) primero y después a Lorenzo Rueda. Manolo Montoya, por sus compromisos en el verano con la Selección de Qatar, ha faltado también en las últimas ediciones, y por ello Toni García (ex BMG y ex Toulouse) ha ocupado su puesto.
 En nuestra planificaciones todos sabemos que la primera semana de Julio la dedicamos al campus, así que no hay problema para compaginarlo con lo demás. Siempre es, después del Campus haremos esto o lo otro, pero la semana del HTC siempre la tenemos presente. Además, cuando ha habido algún problema de algún día concreto, por reuniones o temas de club, entre nosotros nos hemos cubierto los entrenamiento. Ha habido días que hemos llegado a hacer 6 sesiones de entrenamiento seguidas! Lo mejor es que haya quien haya, los entrenadores que estamos allí tenemos filosofías de trabajo muy similares y nos tomamos esa semana como una oportunidad de estar juntos, pasarlo bien y además trabajar mucho con lo que más nos apasiona. No se puede pedir más!

2012-10-27_FCB_INTERSPORT_B_-_BM_TORRELAVEGA_-_017.v1352713019

 Las caras visibles del campus sois los entrenadores, pero detrás hay mucho trabajo. Gabi, Ramón, Erola, Pau… son muchos los monitores y fisioterapeutas que os echan una mano. ¿Qué representan para el HTC?

Ellos son la parte imprescindible del Campus. Nosotros trabajamos mucho durante las sesiones de pista o todo lo que tiene que ver con balonmano, pero el funcionamiento del Campus sería imposible sin todos ellos. La premisa es clara, los entrenadores cuando acabamos de entrenar no podemos estar pendientes de los horarios de comidas, mover a los grupos, acompañarlos, etc. Todo eso es función de los monitores. El tema médico es imprescindible también. Tener a buenos fisioterapeutas, con mucha experiencia y conocimiento del balonmano es para nosotros una gran tranquilidad. Tenemos a los mejores, así que muy contentos!


El año pasado fue la 10ª edición, ¿Con qué te quedas? ¿Cuáles han sido los momentos que destacarías? ¿Ha sido difícil llegar hasta aquí?

Cuando pienso en que llevamos ya 10 ediciones me parece increíble. Ha pasado todo rapidísimo y no tengo la sensación de que sean tantos años. Cada año es especial y de todos y cada uno de ellos podría explicar anécdotas y situaciones divertidas. Me quedo con las ganas de HTC que tienen los jugadores cada año, con las risas de muchos días/noches con el grupo de entrenadores y monitores y con el hecho de haber conocido a mi mujer en el HTC. Ella trabajaba para el ayuntamiento en una de las primeras ediciones y gracias al HTC nos conocimos. No considero que haya sido difícil llegar hasta esta edición, ya que siempre ha habido gente con ganas de venir. Por desgracia, el espacio de que disponemos es pequeño y ahora tenemos que dejar a mucha gente fuera del campus porque no hay espacio para todos.


Tener la posibilidad de entrenar a chicos y chicas jóvenes con ganas de aprende, ¿qué representa para ti? ¿Es posiblemente un reto cada nueva edición?

Los entrenadores que estamos en el HTC estamos envueltos en dinámicas de equipos de élite y el tener la oportunidad de volver a entrenar a jugadores de categorías base siempre es gratificante, además, puedes ver como en una semana algunos son capaces de absorber ciertas correcciones, detalles y consejos que les hacen mejorar como deportistas, no sólo como jugadores.


Para concluir, el HTC no es solo un simple campus, entre jugadores y entrenadores se establece un vínculo muy fuerte, ¿es quizás con lo que uno se queda tras finalizar cada edición?

Son 6 días de muchas horas de trabajo, muchos entrenamientos y grandes vivencias. Nosotros comemos con los jugadores, vivimos su día a día y para ellos es importante ver como esos entrenadores que ven por televisión están cercanos a ellos, que pueden preguntarles por dicho partido o ese jugador al que admiran tanto. Al llegar a Barcelona y despedirnos de ellos, además del cansancio acumulado y las ganas de descansar, siempre hay ganas de volverlos a ver durante la temporada, ver como les va y esperarles en el próximo HTC para seguir ayudándoles en su formación como jugadores.



© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO