Fuente: Diario de León


El pivote asturiano del Cuatro Valles David González está causando sensación fuera de la cancha. Habitualmente el central le gusta colocar al pivote fijando los dos centrales defensivos, o un poquito más al lado para fijar al segundo defensivo. A Valero Rivera le gustaba mucho poner a Aguinagalde emparejado con el defensor exterior (una de las jugadas más claves del mundial que España ganó en 2013), aunque David González nos ha mostrado una nueva localización en la que parece funcionar mucho: entre los fogones. El pivote del Cuatro Valles es ahora mismo uno de los concursantes estrella del programa Master Chef.

“Yo, la verdad, empecé con esto de la cocina en los pisos de estudiantes haciendo tartas de cumpleaños para los amigos”. David es un humilde estudiante de Ciencias del Deporte y la Actividad Física en la Universidad de León, y reconoce sin ningún problema el humilde origen de su afición por la cocina, talento que le ha llevado ahora mismo a estar disputando en título de mejor cocinero amateur de España.

Con solo 20 años y la sencillez y la simpatía como bandera, David también reconoce que no fue iniciativa suya entrar en el programa: “La verdad es que meterme en esta aventura no salió de mi. Fue mi hermana Sheila la que lo hizo. Me lleva regalando muchas cosas de cocina desde hace tiempo y este año como regalo de Reyes me dijo que me preparase porque me había apuntado a Master Chef. Al principio me parecía algo imposible poder entrar pero fui contestando a todas las cosas que me plantearon, me entró el gusanillo, me enganché cada vez más y al final me cogieron”.

El pivote del BM Cuatro Valles Embutidos Ezequiel ahora mismo ha dejado el equipo pues el programa le exige total dedicación, ya que convive con el resto de concursantes en una casa en las afueras de la capital sin televisión, teléfono ni internet. No obstante, “Triskis” (así le llaman sus compañeros de equipo) está encantado ya que valora muchísimo la oportunidad de estar ahí “Esto es vivir un sueño que se cumple y que se ha hecho realidad. Siempre, cuando veía el programa por la tele me parecía algo inalcanzable y ahora yo formo parte de él”.

David afirma que el dulce es lo que mejor se le da, remitiéndose a sus orígenes de repostero para cumpleaños, aunque dice que el programa también le ha servido para descubrir nuevos horizontes: “El mundo del salado, de las carnes, los pescados y las verduras es muy amplio y me está gustando cada vez más”.

David asegura que tiene ganas de preparar toda una merendola para sus compañeros de equipo una vez termine el programa, que de buen seguro estará para chuparse los dedos. Des de Valonmano le deseamos lo mejor a David González, el pivote entre fogones, y esperamos al igual que el resto de la comunidad del balonmano español que siga haciendo ese fantástico papel en Masterchef.

Fuente: Diario de León



 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

¿Qué son los We Share Handball Talks? Un espacio donde se invita a compartir, dialogar y...

La familia del balonmano incorpora a un nuevo socio: la empresa catalana especializada en...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.