Viajamos hasta la localidad valenciana de Sagunto. Allí, a los pies de su famoso castillo, que data de la época romana, se encuentra un equipo de auténticas guerreras, que al igual que los gladiadores, luchan a diario por recuperar la fama que obtuvo la ciudad gracias al ya extinto Balonmano Mar Sagunto. Hablamos del Balonmano Morvedre, un club que con solo 4 años de historia ya está cerca de luchar por el ascenso a División de Honor Femenina.

En el verano de 2012, con la desaparición del Balonmano Mar Sagunto, un equipo que entre otros logros consiguió una liga, una Copa de la Reina y llegar hasta semifinales de Champions League, la ciudad valenciana se quedaba sin representación en el balonmano femenino de élite. Sin embargo, se actuó rápidamente y en esos meses previos a la nueva temporada se anunció la creación del Balonmano Morvedre, que debutaría en Primera Nacional Femenina.

Solo una temporada le hizo falta al Morvedre para colarse en la fase de ascenso a División de Honor Plata Femenina. Allí, jugando en casa, se quedó a un paso de la gloria, pero el KH-7 Granollers B se la quitó. Sin embargo, el giro de 180 grados para el club de Sagunto llegó en el verano de 2013, con la llegada a la presidencia de Miguel Ángel Alegría. El objetivo primordial del presidente, que además hizo en esas temporadas las labores de entrenador del equipo senior, era lograr que el Balonmano Morvedre se convirtiese en un referente a nivel nacional en el balonmano femenino de base. Además, se comenzó a desarrollar el proyecto con el que se pretendía que el primer equipo llegase en unas pocas temporadas a la División de Honor Femenina.

Esa segunda temporada en la historia del club saguntino fue todo un éxito a todos los niveles. Además de conseguir el ascenso a División de Honor Plata Femenina en su segundo intento, el conjunto cadete se llevó en La Roca el Campeonato de España tras arrasar a todos sus rivales en la fase final. Un hito para la historia del Balonmano Morvedre, cuya base se asentó gracias a los fichajes en esa temporada de Rocío Rojas, Melanie Guardia y Stephania Oliveira entre otras.

Sin embargo, las del Camp de Morvedre no querían que este éxito se quedase ahí. En la pasada temporada, el primer equipo debutaba en División de Honor Plata Femenina a las órdenes del propio Miguel Ángel Alegría y conseguía un meritorio sexto puesto en el Grupo C. Además, en las categorías de base, el club valenciano conseguía un bronce en categoría cadete –jugando en casa‒, un cuarto puesto en categoría juvenil –gran parte de las jugadoras de primer año‒ y la primera participación de las infantiles en sectores nacionales.


DSC_0591


Con todo este historial, esta temporada parecía la definitiva para el Balonmano Morvedre, sobre todo con el objetivo del primer equipo de meterse en la fase de ascenso a División de Honor Femenina. Para ello, el club fichó a varias jugadoras con pasado en la élite, como Ana Marín, Laura Morais, Violeta Puche o Anabel Mateo; y apostó por varias juveniles, como Cristina Polonio, Rocío Rojas o Stephania Oliveira para formar en definitiva un gran proyecto que parecía candidato claro a luchar por el ascenso.

Sin embargo, y en palabras del propio presidente, “tal vez este era el año de jugar la fase de ascenso pero varias cosas no lo han hecho posible. Se ha cortado la progresión que llevábamos, pero creo que ha sido un año necesario para reestructurar ahora nuestro proyecto de cara a la próxima temporada, la última de mi actual legislatura”. Si a alguien se debe el éxito del Balonmano Morvedre en estas 4 temporadas de historia, ese alguien es Miguel Ángel Alegría.

Además, a pesar de no ser “el año” en cuanto al primer equipo, el equipo juvenil de Basilio Sánchez consiguió la plata del Campeonato de España en el René Marigil; y el conjunto cadete de Rafa Martín se quedó cerca de meterse en la fase final en los sectores nacionales. Gracias a ellos, y también a todos los integrantes del club, el Balonmano Morvedre, con muy pocos años de existencia, se ha hecho un nombre y ha encontrado su hueco entre los equipos con mayor calidad de balonmano femenino de base en España.

En cuanto a la próxima temporada, la que parece definitiva de cara a luchar por el ascenso a División de Honor Femenina, el club valenciano ya ha recuperado a Melanie Guardia para apuntalar la portería tras la marcha de Ana Marín al Canyamelar Valencia. Además, todo parece indicar que seguirá contando con sus tres “juveniles de oro”, las tres internacionales juveniles: Cristina Polonio, Rocío Rojas y Stephania Oliveira.

En definitiva, el Balonmano Morvedre es un ejemplo de cómo gestionar un club en sus primeros años de historia. Con un buen proyecto en el primer equipo y con una de las mejores bases en el balonmano femenino nacional, el club de Sagunto buscará seguir dando que hablar por toda España, tanto por ese ansiado ascenso a División de Honor Femenina como por los diferentes éxitos de sus equipos de base.


Foto portada: BM Morvedre



Pablo Lozano
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

El torneo de Semana Santa de la Lloret CUP se prepara para vivir una celebración muy especial....

¡Se acerca el 23 de Abril, Día Internacional del Libro, y en Valonmano con V queremos repetir el...

La Plaza Mayor de Elda se llenó de niños y niñas jugando a balonmano Más de 350 participantes...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.