Desde que en 2009 se cambiara el formato de la Champions League de balonmano todo aficionado vinculado a este deporte ha salido ganando. La emoción que se vive en un fin de semana como el de la Final4 no es comparable con las eliminatorias de ida y vuelta que tenían lugar antes en las semifinales y final. Con el sistema de antes eran partidos más abiertos, hoy en día los equipos se lo juegan todo a un partido o nada. Además, lo bueno de que se celebre en un mismo fin de semana, es que los fans del balonmano saben que después de la primera semifinal que nunca deja con mal sabor de boca a nadie, a continuación, se disputa la otra semifinal. Por eso, lo que no dejará insatisfecho a nadie será la segunda semifinal de esta temporada que la disputarán THW Kiel y MVM Veszprém.

El Kiel, como es de costumbre, estará presente un año más en Colonia. Es el equipo que más veces ha conseguido acceder a la Final4 –este año será la sexta ocasión que la jueguen- consiguiendo levantar el trofeo en 2010 y 2012 desde que se instaurara este formato  -puesto que en 2007 también ganaron la competición pero con el sistema anterior de ida y vuelta-. Pese que el equipo de Alfred Gislason no atraviesa su mejor temporada, propiciada en gran medida por las lesiones sufridas a lo largo de todo el año, ha sabido sobreponerse para llegar hasta esta Final4. Sin embargo, su camino no ha sido nada fácil: su andadura en la fase de grupos no fue nada cómoda, tras perder cinco partidos finalizó cuarto del Grupo A; en octavos de final, se tuvo que ver las caras ante un gran equipo como el Pick Szeged, rival con el que perdió en el partido de ida por cuatro goles, pero consiguió remontar la eliminatoria en la vuelta tras ganar por siete tantos; y en cuartos de final, eliminando al campeón de la anterior edición de la Champions, el FC Barcelona Lassa.

Mientras tanto, el Veszprém viene de hacer una temporada espléndida tras conquistar la liga y la copa húngara y la SEHA League. Será la tercera participación del conjunto magiar en la Final4, consiguiendo alcanzar la final únicamente el año pasado, pero los húngaros no pudieron evitar que el título se fuera para Barcelona. En esta edición de la Champions el equipo del español Xavier Sabaté solo ha conocido la derrota en dos ocasiones en la fase de grupos, clasificándose como segundo del Grupo A. Tras pasar de ronda, en octavos de final se deshizo con facilidad del HC Motor Zaporozhye, mientras que, en cuartos de final tuvo que sudar la gota gorda para eliminar al siempre peleón RK Vardar.

Si algo es algo es por lo que destaca esta semifinal es por la presencia de jugadores españoles en ambos equipos: Joan Cañellas, en el Kiel y, Chema Martínez, Cristian Ugalde e Isaías Guardiola por parte del Veszprém. Pero no podemos evitar fijarnos en el resto de figuras: el duelo entre las porterías de Niklas Landin y Nikolas Katsigiannis frente a la de Mirko Alilovic y Roland Mikler; la calidad de Momir Ilić, Aron Palmarsson y László Nagy frente a la de Christian Dissinger, Domagoj Duvnjak y Marko Vujin; la velocidad al contraataque de  Rune Dahmke y Niclas Ekberg contra la de Gergő Iváncsik y Gašper Marguč; así como los pivotes René Toft Hansen o Patrick Wiencek respecto a Renato Sulić y Andreas Nilson que serán constantes dolores de cabeza para las defensas de cada equipo.

No cabe duda de que será un partido donde reinará la máxima igualdad. Muestra de ello son las semifinales de las dos pasadas ediciones donde Kiel y Veszprém se vieron las caras: ganando los alemanes en 2014 y, los húngaros en 2015. Además, también se enfrentaron esta temporada en la fase de grupos en dos ocasiones, con una victoria para cada equipo. Alicientes más que de sobra para sentarse el sofá a las 18:00 horas y disfrutar de un partido que no defraudará a nadie.



Alejandro Rodriguez
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

El entrenador de la selección alemana que consiguió la medalla de bronce en Río 2016 y el oro en...

Tras las semifinales de ayer, el Bera Bera se jugaba el tercer puesto de la fase previa para...

Tras un partido igualado en la primera mitad al final el Super Amara Bera Bera no ha podido...

Deja una Respuesta