Como cada año a finales de mayo se acerca el final de la temporada de balonmano, pero siempre queda el plato fuerte de cualquier amante de este deporte: la Final4 de la Velux EHF Champions League. Un año en el que tras incluir más equipos a la competición -34 equipos para ser exactos- ha añadido mayor dificultad a los clubs a la hora de acceder a este gran evento que se celebra en el Lanxess Arena de Colonia, donde son solo cuatros los privilegios que luchan, pero solo es uno el que alcanza la gloria. La primera semifinal la disputarán Vive Tauron Kielce y Paris Saint-Germain.

El Kielce presenta un año más su candidatura para conquistar Europa tras haber ganado todas las competiciones de su liga doméstica esta temporada. Será la tercera ocasión que el conjunto polaco pelee por hacerse un hueco en la final desde que se instaurara el formato de Final4 –sin la fortuna de acceder a la final en las dos veces anteriores-. Los pupilos de Talant Dujshebaev llegan a esta semifinal con solo dos derrotas a lo largo de toda la competición tras clasificarse como segundo del Grupo B, aunque tuvieron que superar dos grandes escollos antes de llegar hasta aquí: el Meshkov Brest, en octavos de final; y el Flensburg-Handewitt, en cuartos de final, eliminatoria que se resolvió por la mínima en el partido de vuelta tras empatar en la ida.

Por su parte, El Paris Saint-Germain es la primera vez que consigue clasificarse para la Final4. Sin embargo, nadie se puede dejar engañar por la condición de principiante del equipo galo, un proyecto plagado de superestrellas con la intención de llegar a ser los reyes del continente europeo. Los de Serdarusic llegan a Colonia tras finalizar como primeros del Grupo A, lo que supuso que se clasificaran directamente a cuartos de final. En esta ronda se tuvieron que medir las caras frente al PPD Zagreb, donde demostraron su superioridad tras vencer en el partido de ida por una diferencia de ocho goles dejando sentenciada la eliminatoria para el partido de vuelta.

La gran baza de los polacos es su excelente defensa que siempre suele ir acompañada de una gran aportación bajo palos de Slawomir Szmal o en su defecto de Marin Sego, pero tampoco podemos olvidarnos de su potencial en ataque: la presencia de Julen Aginagalde en los seis metros es un incordio para cualquier defensor; la velocidad y la calidad de Tobias Reichmann, Ivan Čupić o Manuel Štrlek; o una primera línea llena de cañoneros  como Michał Jurecki, Karol Bielecki o Krzysztof Lijewski.

Pero el PSG tampoco se queda corto porque posee una de las mejores plantillas en cuanto nombres: Nikola Karabatic, Mikkel Hansen –máximo goleador de la competición con 121 goles- Daniel Narcisse, Xavier Barachet, Luc Abalo, Samuel Honrubia, Igor Vori o Thierry Omeyer entre los más destacados –si es que se puede destacar a unos más que a otros-. Todos puro talento, pero el mayor problema es saber explotara la perfección ese talento para jugar en equipo por encima de las individualidades en las que destacan estos jugadores.

Esta semifinal será el primer partido oficial que disputen ambos equipos. La única vez que polacos y franceses se han enfrentado fue en un partido amistoso disputado en Cracovia en la pretemporada del pasado verano en el que empataron a 32. Sin duda, un precedente que muestra la gran igualdad que puede haber entre los dos equipos, por lo que aparentemente las diferencias serán mínimas para que el partido se vaya para un lado o para otro. Tendremos que esperar hasta el sábado a las 15:15 horas para saber que nos deparará esta semifinal.



Alejandro Rodriguez
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

El ADEMAR de León entrenado por Rafael Guijosa está viviendo de nuevo un sueño dentro de la...

El astro danés Mikkel Hansen parece no estar contento en la presente temporada en el Paris...

Después del 31-31 en Alemania, el FC Barcelona de balonmano ha vuelto a empatar, esta vez 26-26...

Deja una Respuesta