Antonio García, futuro jugador del KIF Kolding Kobenhavn, habla con nosotros resumiendo su año a nivel deportivo y personal. El cañón de la Llagosta dedicaba unos minutos a hablar con nosotros dentro del festivo ámbito de las XXXIX Jornadas Culturales y Deportivas de la Escuela Voramar, dónde acudía como invitado especial el pasado lunes.

El lateral de la selección española nos cuenta que a su llegada a MOL Pick-Szeged todo le pareció diferente, puesto que aunque se tratase igualmente de un club grande, no se parecía a la superestructura del PSG de dónde procedía. En Sgezed reconoce haber podido formar parte de un gran club, pese a ser consciente que el MVM Vezprem es siempre eterno favorito. Un club con mucho sabor español con jugadores como Niko Mindegía, Jose Manuel Sierra y Roberto García Parrondo, además del entrenador Juan Carlos Pastor de quién Antonio habla maravillas: “Creo que Pastor es el mejor entrenador del mundo a nivel táctico y he aprendido muchísimo con él”.

Vestuario con un especial feeling hablado en castellano pero Antonio García reconoce dejar atrás amistades que se han forjado como especiales dentro del vestuario. “He hecho muy buenas migas con todo el mundo, especialmente con Vladimir Vranjes y Dean Bombac, dejo atrás dos buenas amistades”.


201511020105007_17


Dos años dónde Szeged ha luchado por títulos y ha sido muy competitivo a nivel europeo, aunque A. García se va con la espinilla de no haber ganado ningún título. Sobre su marcha a Kolding, apunta como factor clave el hecho de que fuera Carlos Ortega personalmente quien le llamara para formar parte del proyecto: “Ortega me llamó un martes de febrero y el viernes ya firmé el acuerdo con el nuevo club” nos explica Antonio.

El club le comunicó en diciembre que no contarían con él para la siguiente temporada, incluyendo al catalán en un proceso de renovación que se ha cobrado hasta 11 cambios en la plantilla, para intentar ser aun más competitivos y pasar de optar a títulos a ganarlos. “Se trata de un proyecto para ganar títulos. La afición ha sido muy paciente con nosotros estos años, reconociendo nuestro esfuerzo pese a no ganar nada. Tal vez se impacienten un poco con el nuevo proyecto pero es muy difícil incorporar 11 cambios a un sistema de juego, se necesita un periodo de adaptación”.

Antes de que empiece la nueva temporada Antonio García tiene una cita con su propio campus en verano, que ha crecido en inscripciones sobretodo gracias a la escuela anteriormente mencionada, la escuela Voramar, ya conocida por nuestros lectores. “Me acaban de comentar unos padres que este año viene todo un equipo entero nuevo al campus ¡De hecho viene más gente de la escuela que de la Llagosta! Realmente les estoy muy agradecido a los padres de Voramar por confiar en nosotros”.



 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO