Un humilde barrio de la ciudad de Sant Boi de Llobregat puede sentirse muy orgullosos de su club. El conocido club como «La Coope» (Ciutat Cooperativa de Sant Boi) ha logrado el ascenso a la máxima categoría regional (Lliga Catalana) en sus dos equipos séniors, tanto el femenino como el masculino.

El Cooperativa de Sant Boi se trata de un club que lleva el nombre de su barrio por los valores que este encarna. Un club donde la ayuda mutua es el valor que impera, una familia donde todos los equipos forman un solo gran equipo. Probablemente sea esta una de las claves que han hecho que el club tenga para la siguiente temporada un equipo sénior en cada una de las máximas categorías de Catalunya.


IMG_7007


Ambos equipos reconocen que el ascenso es un premio, que aunque merecido, supera sobremanera los objetivos marcados al principio de temporada. “Es algo increíble que no entraba en nuestros planes, pero el club ha crecido mucho y se lo merece”. Lo que demuestra que humildad e ilusión no son excluyentes la una de la otra.

“Nosotras este año solo queríamos formar el equipo para poder competir el año que viene” nos dice su capitana desde el banquillo del equipo femenino. La continuidad y el futuro son siempre inciertas en el balonmano femenino catalán, especialmente en la zona del Baix Llobregat. De hecho el entrenador Jaume Ventura confiesa que uno de los objetivos marcados por el club era mantener el bloque a corto y medio plazo; por eso la Coope saca pecho y presume de su cantera femenina con juveniles de nivel que están más que acostumbradas a doblar con sénior y juvenil. Además el trabajo de captación en escuelas por el barrio ha dado sus frutos y el Ciutat Cooperativa de Sant Boi cuenta también con dos equipos cadetes femeninos que son una garantía de futuro.


IMG_6998IMG_6872


El mismo Jaume, que no seguirá con el bloque el año que viene, afirma con seguridad que el espíritu de grupo ha sido primordial en una temporada donde para mantenerse arriba ha sido fundamental el trabajo día a día y no perder de vista la expectativas reales.

En categoría masculina, la captación en colegios también está siendo un éxito, con muchos equipos de base que garantizan el futuro del club. Una estructura de base con una muy clara filosofía: las puertas están siempre abiertas para quien quiera venir, pero la prioridad es trabajar con los grupos ya existentes y no ir a buscar fuera lo que no haya. “Siempre respetaremos que otro equipo pueda tener una mejor generación del mismo modo que respetaremos a jugadores nuestros que quieran tener un periplo fuera del club… pero la experiencia nos dice que terminan volviendo” asegura Albert Ruart, entrenador del sénior masculino y presidente del club.

Borja, capitán del sénior masculino y toda una institución dentro del club, define nuevamente otra de las claves del éxito de este equipo: “somos más un grupo de amigos que de otra cosa”. Nos relata su ascenso como un camino arduo y trabajadoTras empezar ganando los dos primeros partidos perdimos los dos siguientes, lo que nos dio la dosis de realidad que necesitábamos”. Albert Ruart insiste en que el único objetivo a principio de temporada era la permanencia, que una vez asegurada, permitiría soñar con otras cosas. “Hemos estado insistiendo en el partido a partido que ahora mismo suena mucho a tópico pero que no deja de ser verdad”.


IMG_6928

IMG_6957


Ambos equipos no quieren cambiar nada de la forma de hacer que les ha llevado a tal éxito y esperan seguir trabajando duro y con la misma humildad para el año que viene. “Aun no sabemos el nombre de quien nos entrenará pero lo que si sabemos es que los entrenamientos van a ser muy duros porque lliga es una categoría muy dura”. Por su otro lado, los chicos con Borja a la cabeza dicen que mantendrán su mismo estilo de juego: “sobre nuestra manera de jugar siempre recordamos en el vestuario en broma un comentario que vimos en un foro y es que jugamos muy feo, pero es nuestro estilo”.

Tras toda esta historia se esconde una misma fórmula. Los resultados: conseguir que el equipo sénior femenino y el masculino están ambos en la máxima categoría catalana. Una filosofía impregnada de la esencia de un barrio humilde y trabajador. Una filosofía, que como ya hemos dicho, no puede reflejarse mejor en su nombre. Cooperación. Esa ha sido la clave. Sénior A y B masculino entrenan juntos, juveniles están acostumbradas a doblar con el sénior, el sénior femenino cuenta con un portero chico para suplir la baja de su portera en los días que ésta no puede acudir a entrenar por temas laborales, y mil ejemplos más como este. Felicidades desde Valonmano al Ciutat Cooperativa de Sant Boi por el coascenso y les deseamos lo mejor para la venidera temporada.



 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO