Foto: Dagens.dk


El hasta ahora director deportivo de la Federación Danesa de Balonmano, Ulrick Wilbek, ha dejado el mundo del deporte para dedicarse a la política local. Pretende presentarse a las elecciones municipales de 2017 en la ciudad danesa de Viborg.

Su decisión llega después del oro conseguido en Río por la selección danesa masculina y del escándalo mediático en el que se ha visto implicado durante los Juegos: Wilbek habría pedido consejo a los jugadores de la selección para el posible despido de su entrenador, Gudmundur Gudmundsson.

“Lo más importante para mí siempre ha sido y sigue siendo el balonmano danés, pero desde que volví de los Juegos Olímpicos de Río no me veo continuando como director deportivo”, ha afirmado Wilbek, quien deja atrás cuatro años al mando de la Federación Danesa de Balonmano.

Con esta decisión, el balonmano danés perdería probablemente el nombre más grande de su historia. Y es que con la selección femenina logró hacerse con la triple corona: oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, en el Mundial de Alemania de 1997 y en los Europeos de Alemania, en 1994; y de Dinamarca, en 1996.

Tal vez, en 2017 lo veremos en el balcón del ayuntamiento de Viborg celebrando su triunfo electoral para el partido liberal.


 

Judit Fernández
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Abu Dhabi es, estos días, la sede de los Special Olympics World Games. La edición inclusiva de los...

El éxito de las kamikazes en los juegos olímpicos de juventud trajo consecuencias muy positivas...

Ivan del Val fue un joven emigrante más de la crisi económica. Ahora en Finlandia se ha forjado una...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.