Se trata de algo de lo que se ha hablado siempre: el paso de juvenil a sénior es muy difícil, excesivo probablemente. Los jugadores y jugadoras cuando terminamos la etapa de formación en el segundo año de juvenil damos el paso a sénior, encontrándonos habitualmente con jugadores y jugadoras de más veteranía y con un físico mucho más formado.

Jugar con la mayoría de edad recién cumplida contra gente que dedica los goles a sus hijos e hijas. El contraste es claro. No es una situación nueva ni que no se haya tratado ya. En otros deportes sucedía lo mismo y se buscaron medidas. En baloncesto existen las categorías Sub-21 y Sub-23, en el fútbol se decidió alargar la edad de juvenil un tercer año¿funcionarían medidas así hoy en día en el balonmano español?

Que la liga ASOBAL no pasa sus mejores momentos en cuanto a competitividad y en comparación con las grandes ligas europeas no es ningún secreto. Ya hemos comentado alguna vez que como consecuencia de ello llegan a División de Honor jugadores que tal vez no lo habrían hecho en otros tiempos. Esto abre la oportunidad a muchos jóvenes, pues fijándonos en la última convocatoria de la selección nacional júnior la mayoría de ellos militan en clubes como BM Villa de Aranda, C. D. Ademar de León, C. D. Bidasoa, S. C. R. D. Anaitasuna, BM  Benidorm, etc.


junior-valonmanoconv


Del mismo modo ocurre en categoría femenina y en la Liga Loterías. La selección femenina júnior está integrada casi en su totalidad por jugadoras de División de Honor que militan en conocidos equipos como Cleba León BM, BM Zarautz, Bera Bera, BM Granollers, BM Elche; incluso en ligas mayores como el caso de Aida Viloria que juega en el Fleury Loiret francés.

¿Supondría la creación de una categoría júnior de competición una quita de jugadores y jugadoras para los equipos profesionales? La respuesta es que probablemente no. Es habitual también en otros países que la selección nacional júnior esté integrada por jóvenes diamantes en bruto que los grandes clubes ya han captado. Pero el planteamiento de dicha categoría no vendría por este lado. Cuando a nivel profesional podría parecer contraproducente ahora mismo, probablemente sería todo lo contrario, más años de aprendizaje siempre son garantía de mejores jugadoras y jugadores.

Una categoría intermedia entre juvenil y sénior alargaría la etapa de formación (aunque personalmente considero que uno no termina su formación hasta el día en que se retira) y daría a la categoría sénior jugadores/as más competitivos. Situaciones que se dan a menudo en sénior dónde la veteranía se impone con claridad frente a la calidad serían menos frecuentes y menos exageradas; aunque al fin y al cabo, también es importante saber jugar con la cabeza, no obstante, aprender a golpe de remo tal vez no sea la mejor opción.


valonmano-junior-12


Un gran valor añadido que ganaría esta categoría en cuanto a formación sería la oportunidad de mejora en cuanto al físico. Si bien a veces vemos a juveniles con físicos dignos de atletas de élite, no se trata de lo normal. El cuerpo humano normalmente crece hasta los 21 años, algo menos en las chicas, pero enfrentarse con menos de dos décadas de edad a cuerpos curtidos ya en mil batallas es sin duda una gran desventaja. Por lo tanto, la oportunidad de más formación, sobre todo a nivel físico, podría ser un buen argumento a favor para la emprender la categoría júnior.

Sin embargo, crear una nueva categoría supondría que los clubes deberían hacer un año de impasse con un esfuerzo para adaptarse a ella. Obviamente, y como es normal, la mayoría de los clubes hacen las previsiones a fin de temporada de cara a la próxima liga contando con la suma de los y las juveniles de segundo año a las categorías sénior. Tal vez algunos equipos serían reticentes a crear tal categoría y perder una generación de renovación y frescura el sus equipos mayores. O tal vez no.

¿Qué opináis? ¿Os costó el pase a sénior? ¿Agradeceríamos los jugadores y jugadoras amateurs una categoría júnior?



 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO