La Delegación Territorial en Málaga de la Federación Andaluza de Balonmano puso en marcha este fin de semana sus competiciones provinciales con la campaña ‘Quiero jugar sin insultos’ como leitmotiv de la temporada.
Esta iniciativa, que cuenta con la colaboración del Área de Deportes y Juventud de la Diputación de Málaga y del Comité Técnico de Árbitros, pretende visualizar las conductas antideportivas y violentas con la finalidad de erradicarlas de los terrenos de juego.
Por ello, los árbitros, además de llevar en sus uniformes el lema de la campaña, portarán una tarjeta negra para señalar aquellas situaciones que sean contrarias a los valores formativos y educativos del balonmano.
Asimismo, la Diputación Provincial premiará la actitud positiva de equipos y seguidores por medio de los trofeos ‘Juego Limpio’ y ‘Afición 10’, los cuales vendrán a recompensar el comportamiento deportivo.
La campaña ha venido precedida por una serie de charlas y reuniones entre los árbitros y los representantes de los clubes, en las que se ha insistido en dos líneas fundamentales: la figura del entrenador como educador y el entorno afectivo-familiar como reforzador de los valores que se quieren transmitir.
La iniciativa fue presentada oficialmente el pasado viernes en la Diputación Provincial de Málaga, en un acto al que asistieron Cristóbal Ortega, diputado de Deportes y Juventud; Raúl Romero, delegado de FABM en Málaga; y Juan Antonio Bernal, miembro del Comité Técnico de Árbitros de la Malagueña.



Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

La segunda edición del We Share Handball Congress llega los días 7 y 8 de junio a Esplugues de...

Éxito en la organización de la primera edición de la Kopa Tranfronteriza que albergó Iruña el...

Jesús Luque, árbitro de 1ª Nacional de la RFEBM del colegio andaluz ha sido noticia por unos tweets...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.