Fotografías: Jordi Terrón (HSJD) y OAR Gràcia Sabadell.


Los hechos sucedieron el pasado día 29 de octubre en el encuentro de balonmano que se disputaba entre el Balonmano Femenino Elda Prestigio y el Handbol Sant Joan Despí, que se resolvió con victoria para las alicantinas por 28-24. Pero por desgracia lo más reseñable del encuentro no tiene que ver con lo deportivo.

El partido se desarrollaba de manera emocionante, con un parcial inicial a favor del Balonmano Elda, líder de la categoría, que las catalanas supieron remontar. Cuando de repente un aficionado local empezó a increpar a Paula Domingo, jugadora del Handbol Sant Joan Despí, metiéndose con su peso de la forma más despectiva posible. La jugadora, en un alarde de profesionalidad, hizo caso omiso en un primer instante y siguió disputando el partido, pero los insultos no cesaban. La situación empezó a afectar a la jugadora, hasta el punto que la situación le superó y empezó a llorar, sin dejar de jugar.

Los colegiados del encuentro vieron la situación desde el primer momento. Cuando la catalana se dirigió a ellos para quejarse, ya que la evidente y grave falta de respeto que es chillarle a alguien “¡gorda!” estaba afectando a su desarrollo del juego, los colegiados hicieron caso omiso. La jugadora insistió a uno de los colegiados y este no hizo más que amenazarla con excluirla dos minutos si seguía quejándose.

No fue hasta que el propio entrenador del conjunto catalán se quejó al árbitro de mesa que no se detuviera el partido para avisar al increpador de que debía cesar en tal actitud, lo cual no solucionó la situación. Tras un primer aviso el aficionado cambió sus insultos directos por más faltas de respeto a modo de sorna: “rubia no te enfades que era una broma”.


domingo-valonmano-con-v

Fotos: Jordi Terrón


Al terminar el partido, todo el equipo del Elda mostró su apoyo a Paula, que marchó rápido al vestuario para poner fin lo más rápido posible al mal rato que había estado pasando. El delegado del Sant Joan Despí se dirigió al delegado federativo para hacer que tal comportamiento constara en acta y pudiera tener represalias legales, a lo que el delegado federativo respondió queel público está en su derecho de decir lo que quiera”.

El post en Facebook que dio a conocer los hechos

Tras el episodio la jugadora publicaba un post en su página personal de facebook explicando el episodio que rápidamente se hizo viral, provocando múltiples condenas por parte de amigos, compañeros y aficionados.


Paula Domingo

La jugadora publicó otro post más tarde rectificando, ya que no había especificado que era el delegado federativo quien dijo que el público estaba en su derecho de decir lo que quisiera


Que me juzguen como jugadora, pero yo no voy a ningún campo a que se metan con mi físico, es igual de lamentable que un insulto racista, machista o xenófobo, no se deben permitir tales actitudes” ha declarado la jugadora. Por su parte el Sant Joan Despí también ha agradecido el apoyo mostrado in situ de las jugadoras y cuerpo técnico del Elda.

El Elda Prestigio ha declarado que como el individuo agresor no se quiso identificar no es posible prohibirle la entrada, pero aseguran que si se le reconoce otra vez por la grada local se le advertirá, y de no cambiar su actitud se le invitará a abandonar el campo incluso llamando a las fuerzas de seguridad si fuera necesario. El vicepresidente ha condenado el acto añadiendo que “se trata de un aficionado que no queremos en nuestro club y no creo que ningún club quiera a gente así”. El club dijo a este medio que haría un comunicado de prensa al respecto de este incidente, pero no ha sido así (no obstante ante algunas quejas de aficionados por un cambio de horario ante el Puchi de Ibiza hace una semana sí se hizo un comunicado).


paula-valonmano-con-v

Fotos: OAR Gràcia Sabadell


Una falta de respeto intolerable

Nos encontramos ante un lamentable episodio de falta de respeto en medio de un partido. Nadie merece ser insultado ni faltado al respeto por su físico. La Federación no está actuando a la altura en estos casos, atendiendo a la ridícula respuesta del delegado federativo alegando que todo aficionado está en su derecho de faltar indiscriminadamente al respeto a una jugadora con la mayor bajeza con la que una persona puede actuar, demostrando ser alguien muy mediocre aprovechando la distancia y la protección de la gradería.

La actuación de los árbitros tampoco ha estado a la altura, pues Paula entró al campo y los insultos “¡gorda, gorda de mierda!” se empezaron a escuchar cuando pasaban pocos minutos del primer cuarto de hora. En el acta se refleja cómo no se detuvo el partido hasta el minuto 45. Se hace difícil de entender porque unos árbitros esperan media hora a detener el juego para poner fin a tal situación avisando al delegado de campo, que es quién tiene la potestad de restringir el acceso al pabellón a tales personas y llamar a los cuerpos de seguridad locales si el “individuo” (por no ponernos a su altura faltándole al respeto llamándole por lo que pensamos de él) se resistiera. Ver a una jugadora emocionalmente afectada y ambos equipos pidiéndote que se haga algo al respecto no debería ni ser necesario, debería ser una iniciativa propia de todo árbitro.

La sanción por parte de la RFEBM

El acta de competición correspondiente a la jornada se sanciona al Elda Prestigio con una multa de 150€, con el siguiente texto:

“SANCIONAR al club BALONMANO FEMENINO ELDA conforme al art. 54.A del Reglamento de Régimen Disciplinario con MULTA de CIENTO CINCUENTA EUROS (150,00 EUR) por incidentes de público sin consideración de graves o muy graves que no imposibilitaron el desarrollo o la finalización normal del encuentro.”

Cabe decir que el artículo 54 del Reglamento en su totalidad es aquél que se refiere a infracciones consideradas como «leves» y que serán sancionables con multas económicas de hasta 601€. Entendemos entonces que para la RFEBM, llamarle «¡Gorda de mierda!» a alguien es algo leve. Faltar al respeto a una jugadora de manera soez y con una expresión de tremenda bajeza cargada de connotaciones machistas, es leve. No solo es leve, sino que dentro de las infracciones leves está entre las muy leves, al sancionarse con 150€ pudiendo ser la sanción de hasta 601€, aunque tal vez no se haya querido hinchar más la cantidad económica a pagar puesto que la autoría del acto es de un individuo particular y no del club, aunque es este el responsable de velar por la seguridad y el respeto en su campo.

Algo que nadie espera que vuelva a ocurrir

Todo quien haya vivido una situación parecida en una grada, la de alguien faltando de forma sistemática a alguien en el campo, sabrá de lo bochornoso y desagradable de la situación. Es por eso que, ante la falta de sensibilidad de la federación debemos ser el resto de aficionados quien le haga ver al agresor, siempre de buenas formas, lo inadecuado de su conducta. Esto vale para todas las categorías existentes: femenino, masculino, amateur, profesional, base, etc. Los insultos no son algo a lo que un aficionado tenga derecho. Se puede expresar disconformidad, aplaudir, animar, abuchear, pero jamás se deben permitir faltas de respeto, y es algo que está en las manos de todas erradicar.

Paula define el balonmano como un muy bonito mundo integrado por entrenadores y entrenadoras, jugadores y jugadoras, delegados y delegadas que basan su relación en el respeto y la deportividad. Es por eso que no debemos tolerar bajo ningún concepto tales actitudes, primero por ser inaceptables a todos los niveles, y segundo porque ensucian nuestro deporte.



 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

Elgoibar albergará el fin de semana del 1 hy 2 de junio de Copa de las 4 Naciones entre Catalunya,...

La segunda edición del We Share Handball Congress llega los días 7 y 8 de junio a Esplugues de...

El Club Handbol Sant Esteve Sesrovires organiza un año más, llegando a su 39 edición, el Torneo...

6 Comentarios
 
  1. Avatar
    Carmen 15/11/2016 at 1:03 PM Responder

    Siento mucho lo que le ha ocurrido a Paula. Es deplorable aunque pienso en un adjetivo mas fuerte, y la verdad siento impotencia ante la pasividad de los arbitros y del delegado federativo, es todavia mas insultante que te digan que esta en su derecho de decir lo que quiera. Y ya ni opino de la sancion impuesta por la Federacion, de verguenza, cuando en la vida domestica ese insulto se considera violencia de genero.

    Al igual que en los clubs piden respeto, te enseñan valores etc… eso no lo enseñan en las escuelas de arbitros? para que los arbitros actuen de iniciativa propia.

    Me toca mucho este tema ya que lo he vivido a traves de mi hija que esta en categoria infantil, y es muy duro que cuando esta jugando, algunos aficionados se acuerden de la profesion de su madre. Vamos! a una niña de 13 años, que esta haciendo lo que le gusta decirle ese tipo de cosas. La pobre salio llorando del partido.

    Una duda, al igual que se ha multado al club, no se le puede multar a los arbitros por la pasividad y al delegado por decir tonterias? O por lo menos un aviso o algo. Seguro que si se hubieran metido con el arbitro hubiera parado el juego al instante y lo hubieran hechado del campo.

    Bueno Paula pues mucho animo y oidos sordos, al fin y al cabo tienes que ser muy buena jugadora porque este tipo de comportamiento es de gente debil, envidiosa, que se queda sin argumentos y no saben como desconcentrar al rival.

  2. Avatar
    La castaña 15/11/2016 at 4:36 PM Responder

    La actuación del árbitro es deplorable.

  3. Avatar
    @€€18V 16/11/2016 at 5:19 AM Responder

    Es triste pero es la pura realidad que muchos de nosotros a lo largo de nuestra amateur carrera como jugador hemos sufrido, el tener uno u otro defecto,( el simple hecho de tener que jugar con gafas por haber nacido miope) siempre te encuentras con en clásico energúmeno que no siempre tiene que ver con los equipos que juegan y que van nada más que a insultar y con ello perjudicar el normal desarrollo del deporte.

  4. Avatar
    Adrián 17/11/2016 at 12:29 AM Responder

    Es feo, pero no es la primera vez que pasa en un campo de España, sin ir más lejos han escupido a mis jugadores en pleno partido en un colegio no muy lejos de Elda, tampoco hay que hacer drama, sancionarlo y erradicarlo, pero eso es trabajo de CADA CLUB y no de árbitros o Federaciones

  5. Avatar
    Javi 17/11/2016 at 4:38 PM Responder

    Intolerable. Las hinchadas pueden presionar al rival y a los árbitros, pero sin traspasar la línea de la falta de respeto. El público tampoco estuvo a la altura, porque cualquiera con dos dedos de frente le habría recriminado sus palabras al energúmeno ese.

  6. Avatar
    Manuel Fernando Buiza Martin 18/11/2016 at 3:45 PM Responder

    Como exjugador y deportista que he sido, te animo a que sigas adelante, porque tienes el apoyo de tus compañeras y de todos los que amamos este deporte. No permitas, que eso te afecte, sigue, disfruta de todo lo que el Balonmano nos ha aportado, a los que lo hemos practicado. Al final, las bocas necias callaran. Lo importante, eres tu.

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.