Una vida dedicada al deporte y muchos sueños que cumplir. Lorena García empezó a arbitrar siendo la única chica del cuerpo arbitral aragonés. Sin miedos y con muchas aspiraciones, ha conseguido pitar la categoría de Primera Nacional Masculina, de la que es fija desde el año pasado. Su recorrido no termina aquí, está dispuesta a conseguir todos sus objetivos. Su mentalidad competitiva y luchadora hace que su proyección vaya a un ritmo desmesurado.

Con mucho peso en la Federación Aragonesa de Balonmano, también lo ha conseguido en la federación nacional. Este año se ha estrenado como asambleísta de la Junta Directiva de la Federación Española de Balonmano. Siendo así una de los seis árbitros que forman el estamento arbitral. Su próximo destino es el Campeonato de España. Arbitrará un partido diario y doblará algunos días. Ella espera que sea una forma de mejorar y compenetrarse mejor con su compañera nacional.


ValonmanoConV:¿Fue difícil la decisión de dejar el balonmano como jugadora para poder ascender en el mundo del arbitraje?

Lorena García: Creo que es la decisión más difícil que he tomado en mi vida. Igual parece una exageración pero no lo es. A mi me gustaba mucho jugar, me lo pasaba muy bien, disfrutaba en el campo, en los entrenamientos. Soy muy competitiva, entonces el tema de no competir lo llevo un poco mal. En cuanto hay que jugar a algo yo juego porque me pico,  me gusta ganar siempre. Entonces lo llevaba muy mal lo de dejar de jugar. Pero como vivo en el mundo del deporte y me dedico a ello pues siempre estoy con la actividad física. Lo echo de menos el tema del balonmano pero bueno, voy a entrenar de vez en cuando, entreno por mi cuenta. Pero sí, fue una decisión muy complicada.

VconV: ¿Tienen las mujeres las mismas posibilidades que los hombres para llegar a lo más alto del arbitraje?

L.G: Si, por supuesto. Creo que nunca tenemos discriminación de nada. Es más, tenemos una gran ayuda. Cada día hay más mujeres en el mundo del arbitraje. Somos pocas, pero somos pocas con ganas. Yo creo que si se trabaja bien desde abajo se puede llegar arriba. Por supuesto el camino no es fácil. En el camino hay baches pero la recompensa siempre es muy positiva.

VconV: ¿Cómo animarías a otras chicas para que se hiciesen árbitras?

L.G: Les diría tres cosas. Paciencia, Trabajo y motivación. Paciencia porque todo llega, calma no pasa nada. Una temporada, un partido, una jornada no sale bien pero no pasa nada, hay siguientes, eso es lo bueno que enseguida se mejora. Trabajo, nunca se deja de aprender, es más, hay cambios de reglamento entonces siempre tienes que estar apunto para el siguiente partido. Yo siempre veo mis partidos para sacar lo malo de ello, lo que puedo mejorar y a partir de ahí mejoro. Y luego motivación, en la vida cualquier cosa que hagas la tienes que hacer con motivación porque si no haces algo que te gusta no puedes llegar a lo mas alto.



VconV: ¿Cómo te sientes al ser la primera mujer aragonesa que llega lejos en el arbitraje?

L.G: La verdad es que no me lo he planteado así muchas veces. Siempre he dicho que soy una más. Pero bueno si que es cierto que he sido la primera aragonesa que he subido a categoría nacional y por supuesto es un honor y un orgullo. No lo podía haber conseguido sin la ayuda que he tenido aquí en Aragón . El apoyo del presidente , Juan Carlos Caamaño y el de árbitros, Javier López. Y por supuesto a mis compañeros José Antonio Yagüe y Andrés Peñaranda, que siempre digo yo que me dan dos de cal y una de arena. Pero la arena que me dan me motiva para subir y las dos de cal que me dan siempre son para mejorar. Doy las gracias a todos los que han formado parte de ello, tanto a jugadores como a entrenadores. Porque siempre hay entrenadores críticos, pero también hay entrenadores que son críticos constructivos, que es bueno escucharles .

VconV: ¿Cual es tu objetivo en el mundo del arbitraje?

L.G: Yo creo que como todo árbitro, mi deseo es pitar en categoría Asobal, la verdad que sería un prestigio y no hay mayor honor que ese. Por supuesto, unas olimpiadas nunca estarían de más, creo que cualquier deportista estar en unas olimpiadas y arbitrar un partido es una ilusión muy grande. Pero de todas formas cualquier partido internacional. Ya que yo he estado pitando la Granollers Cup, es un torneo internacional y he pitado una final y ver como el Palau se llena, es mucha satisfacción que por supuesto me encantaría repetir pero en categorías más altas.

VconV:  ¿Qué esperas del Campeonato de España de Gerona?

L.G: Este campeonato es el tercero, y la verdad es que mi prioridad es una. Progresar. EN el campeonato tenemos observadores , gente que nos ayuda diariamente de la Federación Española. Entonces tenemos un feedback diario, es decir, nos ven un partido y de ese nos hacen un informe en el que te dicen que tienes que mejorar, tus puntos fuertes , débiles y al día siguiente puedes mejorarlo, y eso es lo bueno. Es una progresión corta pero intensa. Entonces lo que espero es terminarme de complementar con mi compañera ya que al pitar tantos partidos seguidos lo que hace es más núcleo de pareja y los pequeños detalles que nos faltan por mejorar. Es un gran campeonato para nosotras sobretodo para mejorar como pareja en la pista.



VconV:¿Crees que tienes la posibilidad de arbitrar alguna final?

L.G: No me lo he planteado la verdad, ese es mi objetivo a largo plazo en el Campeonato. Creo que pitar una final es una gran satisfacción y me temblarían hasta las piernas pero creo que saldría encantada. Pero mi objetivo en el Campeonato es partido a partido y si tengo que pitar una final, la pitaré como debo hacerlo. Lo que quiero es arbitrar y aprender, llevarme muchos conceptos y empaparme de las nuevas normas. Entonces nos viene muy bien el Campeonato para ello.

VconV: ¿Qué significa para ti ser arbitra?

L.G: La verdad que ahora mismo lo es todo. Mi vida sin arbitraje ahora no me la planteo. Se que los fines de semana son para arbitrar. Se que los lunes tengo que hacer mis trabajas para federación, tengo que ver mis vídeos, hacer mis informes, entonces es mi rutina. También soy árbitro de balonmano playa por lo que cuando acaba mi temporada de pista empieza la de playa. Entonces no tengo descanso de arbitraje. Y te tiene que gustar, porque si no te gusta, no se concibe una vida tan volcada al arbitraje. En mis momentos difíciles el arbitraje me ha sacado de ello por que me gusta , me lo paso bien, me divierto y los compañeros ayudan muchísimo.



 

Paula Lobaco
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Siempre tenemos en mente una imagen idealizada del deporte. La típica escena interminable de un...

Un Erasmus es una experiencia inolvidable. Una etapa de nuestras vidas en la que te conoces,...

El acceso de la mujer al deporte fue tardío y estuvo marcado por diversas dificultades. A lo...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.