Apenas quedan 10 días para el inicio del Campeonato de España de Balonmano en Blanes 2017. Es por eso que, tras hablar ya con varios componentes que formarán parte de esta aventura, nos centramos en el entrenador Infantil Femenino de Cataluña. Él es Pol Ibáñez, natural de Molins de Rei y con varios CDE a sus espaldas como delegado, 2º entrenador y ahora como 1r entrenador.


Valonmano Con V: ¿Qué representan para ti los Campeonatos de España?

Pol Ibáñez: La posibilidad de vivir de forma muy directa una experiencia que aglutina las tareas propias del balonmano base (formación de la jugadora, programación de contenidos, entrenamiento para el aprendizaje, transmisión de valores…) con algunos de los aspectos relevantes del balonmano de rendimiento (Preparación de campeonato, selección de jugadoras, exploración del rival, sistemas de juego…).

VconV: Desde la perspectiva de entrenador, ¿cómo puedes enfocar un torneo tan importante y que tienes “tan poco tiempo” para preparar con jugadores que no las ves cada día?

Pol Ibáñez:El enfoque depende de un conjunto de factores que el equipo técnico controla poco o nada y con los que tenemos que aprender a jugar para poder integrar-los en una estructura de juego que, a las entrenadoras, nos gustaría proponer. ¿Qué nivel general tienen las jugadoras de esta generación? ¿El conjunto de jugadoras proviene de clubs muy distintos? ¿De cuantas sesiones de entrenamiento disponemos hasta campeonatos? ¿Y partidos? ¿Cuales son los contenidos que las jugadoras trabajan en su club?… Estas preguntas se van resolviendo durante las primeras sesiones. Una vez clara la descripción general del grupo tenemos que integrarlo en un sistema de juego que se determina en base a una serie de directrices que nos marca la propia directora técnica de la Federación Catalana (contenidos y objetivos muy relacionados con el desarrollo y formación de la jugadora) junto a una propuesta de juego personal elaborada por el propio equipo técnico.

Los técnicos tenemos la responsabilidad de aceptar y entender todo este mejunje de factores para poder crear el mayor número de sinergias entre ellos. El resultado de este trabajo es la programación de temporada que de forma cohesionada, ordenada y rigurosa aglutina objetivos, contenidos, jugadoras, espacios, tipo de sesión y muchas más cosillas, que con un poco de suerte no tendremos que modificar demasiado con el transcurso de las sesiones. Esta programación nos marcará los pasos a seguir para llegar a campeonatos con un equipo de jugadoras preparadas.

Por tanto el tiempo del que disponemos es un poco relativo. Si hemos sabido lidiar bien con todos los inputs anteriores y la programación de contenidos transcurre sin incidentes el tiempo será el justo y necesario para llegar en buena forma al campeonato.



VconV: Este año habéis tenido más entrenamientos y habéis podido disfrutar de 3 días de stage en Calella y Pineda de Mar. Además, ahora tenéis diferentes partidos entre ellos el Festival TecCat. ¿Cuál es tu análisis previo viendo a tu selección y analizando al resto, siempre complicado especialmente en categorías infantiles?

Pol Ibáñez:No podemos olvidar toda la fase de tecnificación. Más de 10 sesiones que culminaron con la participación de la SCIF en el Torneo de Granollers Cup en categoría Cadete. Esto se tiene que sumar a las ya comentadas concentración en Calella y Pineda, más sesiones y los partidos del Festival Tec.Cat. Con este pack de actividades nos colocan en una posición privilegiada respecto a  las SCIF de los años anteriores que no disfrutaron de tanto tiempo para preparar el equipo.

Es muy complicado poder comparar nuestro equipo con las otras selecciones autonómicas. No hemos tenido la oportunidad de ver ninguno de sus partidos  y por lo tanto desconocemos su modelo de juegos y el nivel individual de sus jugadoras. A este factor se le añade la peculiaridad de la categoría infantil donde la gran mayoría de las jugadoras disputará el primero de sus campeonatos de selecciones. Por lo tanto es un poco estúpido intentar sacar conclusiones de resultados o partidos de anteriores campeonatos.

Con el grupo hemos trabajado mucho en todo aquello que creemos fundamental para poder crear un equipo competitivo. La mejora individual de las jugadoras, la mejora del juego colectivo e incluso las relaciones interpersonales entre ellas. Estamos muy contentos con el grupo porqué todas las jugadoras han absorbido con mucha rapidez todos los contenidos que les hemos ido suministrando, hemos podido completar toda la programación sin demasiados incidentes y han creado un grupo humano con sus peculiaridades, rarezas y que sabe trabajar pasándolo bien.

En campeonatos descubriremos cuál es nuestro nivel real al compararlo con las otras autonómicas. ¡No obstante, estamos convencidos que el grupo formado funcionará!

VconV: Cuéntanos cuál es el proceso de scouting, entrenamientos previos, tecnificaciones… hasta llegar el día 2 de enero con la selección completa. ¿En qué aspectos te basas para poder escoger a una jugadora y a otra no? ¿Es quizás uno de los momentos más difíciles?

Pol Ibáñez:Es un proceso que transcurre totalmente paralelo a la programación de contenidos y que nos obliga a organizarnos muy bien para poder adaptar lo mejor posible los dos procesos.

Todo el proceso de detección de jugadoras empieza con las jornadas de tecnificación que culmina con la participación a Granollers Cup. Las primeras sesiones se realizan con unas 50 niñas que los propios Clubs proponen. El contenido de la sesiones son muy generales y de una dificultad básica. El objetivo final es poder seleccionar, para la siguiente sesión, a todas aquellas jugadoras que nos ofrecen características tácticas, técnicas o físicas  que las destaca por encima del resto.

A medida que las sesiones van avanzando los contenidos de trabajo se vuelven más dirigidos y el grado de dificultad y complejidad de las tareas aumenta progresivamente. Con el trascurso del proceso se van detectando las jugadoras más aptas. Las que se colocan primero en las colas, las que no dudan, las que mejoran rápido con las correcciones, las que son más rápidas, fuertes, ágiles…, las que tácticamente entienden el juego y las que lo dan todo en cada acción.

El proceso sigue un modelo parecido al de tecnificación pero la selección de jugadoras es mucho más veloz (ya las conocemos), la dificultad y complejidad de las sesiones es alto desde el primer día y los contenidos trabajados son de orientación dirigida y especial para campeonatos. Además contamos con diversas jornadas de entrenamiento (entrenamientos mañana y tarde), una concentración de tres días y distintos amistosos que nos permiten seguir avaluando la capacidad social y competitiva de las jugadoras.

Al final el equipo lo forman las 16 jugadoras que han tolerado mejor el bloque de contenidos y que se adaptan mejor al sistema de juego que proponemos. Dos porteras que paren mucho y que tengan muy buen pase de contraataque, un bloque de jugadoras de campo capaz de defender con mucho sacrificio, que puedan atacar con todo su talento y creatividad en base a un sistema de juego muy sencillo,  tener buenas jugadoras en todas las posiciones y construir un equipo muy rico en perfiles de juego. (Altas, fuertes, Bajitas, rápidas, creativas, caóticas, ordenadas, polivalente, que tenga lanzamiento o que defiendan muy bien).



VconV: Al ser una selección infantil, prácticamente las 16 jugadoras cada año son nuevas ya que no suele haber integrantes de primer año, ¿es también otro de los mayores hándicaps para ti?

Pol Ibáñez:Personalmente para mí no ha sido un hándicap. Es verdad que las selecciones Cadetes o Juveniles ya tienen mucho trabajo de selección avanzado con las conclusiones que se pueden sacar de años anteriores en jugadoras que ya han tomado parte en procesos de tecnificaciones, preparación de campeonatos o CDE. Pero creo que una de las cosas más divertidas y bonitas de entrenar una selección infantil es precisamente la total incógnita que uno tiene con el grupo de jugadoras. Durante las primeras sesiones de tecnificación descubres a jugadoras que juegan muy bien, ves como van evolucionando, como juegan cuando no están nerviosas, como toleran dinámicas de entrenamiento complejas, etc..

Además, con el proceso de tecnificación previo a la preparación de campeonatos, ya nos hacemos una idea bastante concreta de la generación de jugadoras que tenemos entre manos. Así durante la fase de Preparación de Campeonato lo tenemos bastante más fácil. A lo mejor no tan fácil como la SCCF o la SCJF pero sin llegar a ser un problema por el que preocuparse. 

VconV: Este CDE se celebra en Cataluña, ¿crees que hay mayor presión al ser los anfitriones?

Pol Ibáñez:Hay mayor presión,¡si!. Aunque creo que esta presión muchas veces nos la imponemos nosotros mismos. Mi terapia personal contra la presión es analizar muy fríamente el Campeonato. La única ventaja actual de la SCIF respecto a las otras selecciones autonómicas es que hemos podido entrenar dos veces en el terreno de juego en el que disputaremos el campeonato y que al jugar en casa disfrutaremos de un mayor número de aficionados. El resto de los factores son exactamente iguales que en el pasado campeonato en Almería. En los dos casos no me parecen factores muy determinantes para recibir esa presión adicional.

Creo que la presión real llegará cuando veamos jugar el resto de selecciones y observemos si el nivel de nuestras jugadoras y el juego de nuestro equipo está capacitado para recibir la presión del favorito. Esperamos pues, disfrutar de esta presión.

VconV: Después de varios CDE como integrante del Staff pero no como primer entrenador, ¿cómo afrontas este nuevo reto? ¿Qué y de quién has aprendido durante estos años?

Pol Ibáñez:El reto se afronta con muchas ganas, ganas de hacerlo y ganas de hacerlo bien.  También mucha prudencia, en Cataluña se llevan unos años trabajando bien el balonmano femenino, en especial,  las SCIF de los últimos tres años. Es importante mantener o mejorar esta la línea de trabajo para que el balonmano femenino catalán pueda seguir creciendo a nivel de selecciones y también a nivel de Clubs.

La experiencia personal que fue los primeros campeonatos en Oviedo me enseñaron, de la mano de un equipo técnico cojonudo con Xavi y Raquel, todas las bases para poder participar con garantías en un torneo de estas dimensiones. Formato del campeonato, cuales son las selecciones más potentes, la preparación de partidos con video-montajes, observación y análisis del rival o cuidar el descanso y la alimentación de las jugadoras. Fue un año de cosas nuevas con un equipo técnico que me acogió super bien y que me permitió aportar y participar en todo.

El año pasado tuve la suerte de participar en Campeonatos junto a Dolo, Núria y Roger. Con nuevas personas también aparecieron nuevos aprendizajes. Con Dolo aprendí un montón sobre análisis de partidos, rivales y la dirección del grupo en un torneo tan largo y complicado como los CDE. Núria me dio ideas y me enseño la importancia de las actividades, juegos o dinámicas de grupo fuera de la pista. Con Roger aprendí a pasarlo bien cuando toca pasarlo bien.

Considero una experiencia super enriquecedora desde mi perspectiva personal y como entrenador el haber podido participar en tres CDE distintos durante estos últimos años.



VconV: Tu padre es, de sobras, una figura conocida dentro del balonmano catalán, ¿has podido aprender mucho de él? ¿Tenéis formas parecidas de entender el balonmano?

Pol Ibáñez:Más que aprender cosas de mi padre creo supo transmitirme la pasión que tiene por jugar y enseñar a jugar el balonmano. No recuerdo ninguna lección por su parte respecto a cómo tengo que entrenar, dirigir un equipo o jugar, más allá de cuando fue mi entrenador.

Seguramente la mayoría de las cosas aprendidas de él han sido fruto de observar cómo gestionaba, ordenaba y redactaba las programaciones y los entrenamientos para sus equipos. Hemos tenido infinidad de discusiones sobre balonmano, sobre todo a lo que hace referencia al “qué” y al “cómo” entrenar. Seguramente por todo esto tengo un filosofía de entender el balonmano muy parecida a la de mi padre, aunque él desde un punto de vista mucho más teórico y yo más pragmático.

Una vez tuve un entrenador que me dijo que si un equipo fuera un cuerpo humano los jugadores serian los músculos y el entrenador seria el cerebro. Me fui, y creo que mi padre habría hecho lo mismo.

VconV: Y para finalizar… Tu “porra” en cuanto a medallas para Andalucía

Pol Ibáñez:No haré ninguna porra porqué paso de meterme más presión. Ojalá todas las Selecciones Catalanas puedan decir el día siete de Enero que han conseguido medalla, sea cual sea el color. Desear mucha surte a todas seis y en especial a las tres femeninas.



 

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

Estamos con Nekane Terés, una joven deportista de Andosilla. Tiene 26 años. Ha estudiado...

Un buen día un entrenador más que conocido alrededor del balonmano barcelonés y catalán contacta...

Son muchas horas las que una tripulación pasa en alta mar. Momentos buenos, momentos complicados,...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.