Foto portada: Hand2017



Sin brillar, pero el debut ya está finiquitado y con victoria. La selección española de balonmano ha comenzado el Mundial de Francia con un triunfo ante Islandia (27-21) que le permite dormir coliderando el grupo B. Los chicos de Jordi Ribera acusaron los nervios del arranque de torneo en la primera mitad, pero tras el descanso los Hispanos volvieron a mostrar sus credenciales y pasaron por encima del combinado islandés, que no pudo hacer nada en los últimos compases del encuentro.

A pesar de que Islandia llegaba a este Mundial con muchas dudas, fruto de una preparación más bien mediocre en lo que suele ser el nivel del equipo islandés, el conjunto de Geir Sveinsson salió enchufado al 40×20 de Metz. Aprovechando los problemas iniciales en el ataque estático español, los escandinavos comenzaban a lograr las primeras ventajas en el encuentro. Los Hispanos, bajo la batuta de Dani Sarmiento, lograban no descolgarse en el marcador. Las sensaciones y la intensidad no eran las idóneas. El resultado, al menos, no era el peor.

Poco a poco iban apareciendo los dos protagonistas del partido. La portería se convertía en la clave para los intereses islandeses y españoles. Quien aparecía sobre todo en los primeros compases era Björgvin Páll Gústavsson. Con una facilidad pasmosa, digna de una persona con sangre fría en las venas, el guardameta de Islandia se dedicaba a parar las tres primeras tentativas desde los 7 metros y otros intentos de los Hispanos por recortar diferencias en el electrónico. Así, el del Bergischer alemán acababa la primera mitad con un porcentaje de paradas superior al 50%.


V MICHEL – FRANCE 2017 ©


Islandia conseguía ponerse alrededor del minuto 20 con tres goles de ventaja (6-9) gracias a las exclusiones de Eduardo Gurbindo y Dani Sarmiento. Jordi Ribera decidía jugar sin portero, sin dar demasiados frutos. Solo las acciones de 2×2 con Julen Aginagalde rompían la eficacia defensiva islandesa. Como siempre, el irundarra del Kielce desatascando. Al final los Hispanos, en lo que parecía una crisis de personalidad típica de un debut en un gran torneo, conseguían sacar la garra que les caracteriza y lograban reducir la diferencia al 9-11 con el que ambos conjuntos se marchaban a vestuarios.

Jordi Ribera arengaba a los suyos durante el tiempo de descanso. Y vaya si lo hacía. En los primeros 15 minutos el seleccionador islandés tenía que gastar sus dos tiempos muertos ante el vendaval español. Las sensaciones volvían a ser las que demostraron los Hispanos en el Torneo Internacional de España: movilidad en defensa, robo de balón y contraataque. Si a eso le sumas la gran actuación de Gonzalo Pérez de Vargas en portería, el parcial se convierte en el 9-3 que daba una ventaja de hasta cuatro goles al combinado nacional (19-15).

En esas llegaba una de las jugadas del partido. Julen Aginagalde defendiendo en el lateral, algo casi inédito, roba balón, se recorre todo el 40×20 de Metz y acaba definiendo como si de un extremo se tratase. Un Juan Palomo en toda regla del pivote. Se gustaban los Hispanos. Para muestra un botón. Y qué decir de los novatos. Sin presión, y sin ir más lejos, David Balaguer se convertía en el estilete ofensivo español en la remontada inicial. Tres tantos del extremo del Nantes con diversas definiciones. Adrià Figueras demostrando que en la batalla de los 6 metros él también tiene hueco. Hay mimbres, en definitiva, para próximos compromisos.


V MICHEL – FRANCE 2017 ©


Poco a poco, y aunque parecía que no quería irse del partido antes de tiempo, Islandia se iba desinflando ante la intensidad defensiva de la selección española. La ventaja española en el electrónico iba aumentando poco a poco, sobre todo por la incapacidad para anotar del combinado de Geir Sveinsson. En los últimos minutos Jordi Ribera, haciendo honor a su meticulosa preparación de todos y cada uno de los partidos, decidía probar diferentes variantes tácticas en ataque. El encuentro estaba resuelto. Los Hispanos se llevaban la victoria en el debut mundialista (27-21).

Una primera parte de dudas remendada con una gran segunda mitad. Así ha sido como España ha resuelto su debut en el Mundial de Francia 2017. Las sensaciones mostradas en el segundo acto, con Gonzalo Pérez de Vargas bajando la persiana, con el muro levantado por los Hispanos y con el desparpajo en ataque de los debutantes, hacen pensar en cosas muy positivas de cara a este campeonato. Importante ahora descansar y pensar ya en el encuentro del sábado (17:45) ante Túnez. ¿Posible soñar? Por qué no. Soñemos.



FICHA TÉCNICA

España 27: Pérez de Vargas (34%) -portería-; Gurbindo (1), Fernández, Rivera (3), Tomás (1), Dujshebaev, Sarmiento (3), Aginagalde (3), Cañellas (4), Morros, Guardiola (3), Goñi (3), Balaguer (4) y Figueras (2).

Islandia 21: Gústavsson (33% – 1) -portería-; Kristjansson, Karason (3), Hallgrimsson (1), Atlason (2), Sigurdsson (5), Gudmundsson (3), Gunnarsson (1), Arnarsson (4), Jonsson, Helgason, Magnusson y Smarason (1).

Parciales: 1-2, 4-4, 5-6, 6-9, 7-10, 10-12 (descanso); 13-14, 16-15, 18-15, 21-16, 23-17 y 27-21.

Árbitros: Mindaugas Gatelis y Vaidas Mazeika (Lituania). Excluyeron por parte de los locales a Gurbindo, Sarmiento y Goñi; y por parte de los visitantes a Arnarsson, Gudmundsson, Karason, Smarason y Helgason.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 1 del grupo B del Mundial de Francia 2017. Encuentro disputado en el Arènes de Metz.



 

Pablo Lozano
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

En los últimos días se ha empezado a especular sobre la posibilidad que Jorge Maqueda cambie de...

Las guerreras de Carlos Viver ha llegado a la Main Round tras cinco duros encuentros donde el...

Hasta el momento son cuatro las selecciones clasificadas para los Juegos Olímpicos de Tokio. La...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.