Los Hispanos están zanjando un muy buen comienzo del Mundial de Francia ganando todos los partidos hasta la fecha. La primera competición del nuevo seleccionador Jordi Ribera que ha empezado una transición generacional que de momento parece dar sus frutos. Pero hay 4 jugadores de la selección española que comparten algo más que la camiseta, las ganas de ganar y la calidad. Hablamos de Víctor Tomàs, Valero Rivera, David Balaguer y Adrià Figueras. Estos 4 jugadores de diferentes generaciones tienen un punto en común en su pasado. Todos pasaron por un mismo colegio. Los cuatro defendieron en sus inicios la camiseta del conocido colegio barcelonés de SAFA Horta.

Un colegio con mucha tradición de balonmano, un clásico del balonmano base de la capital catalana. Una escuela del barrio de Horta, ubicada justo por encima del Passeig Maragall donde fin de semana tras fin de semana se puede disfrutar de buen balonmano tanto en su patio exterior como en su propio pabellón polideportivo. Un modelo que siempre ha buscado ser autosuficiente, con una plantilla de entrenadores repleta de chicos que en su momento fueron jugadores y alumnos.


Fotos: Hand2017 France


Pero de los cuatro nombres, hay uno que de momento está destacando por encima de todos, el de David Balaguer. Solo se habla de él estos días por el colegio. El extremo ha sorprendido a todo el país con una tremenda efectividad desde la esquina y una gran variedad de recursos en su muñeca izquierda. Los entrenadores del colegio coinciden: «Es una gran motivación para los chicos ver como hay 4 safistas en la selección nacional absoluta. Jugadores que en su momento fueron chicos igual que ellos que jugaban en esta misma pista«. Sin duda, un gran motivo de orgullo para el colegio y todos sus integrantes de la sección de balonmano.

Los técnicos safistas nos hablan en especial de David Balaguer, con quien coincidieron por edad: «Siempre destacó. Recuerdo agacharme y protegerme como pudiera cuando él lanzaba porque me daba miedo porque lanzaba muy fuerte». Otro antiguo compañero nos explica como «lo jugaba todo en mini, 3 partes de jugador y la cuarta de portero, incluso se atrevía a lanzar de portería a portería y marcaba«.

D. Balaguer está siendo el mejor de los debutantes de los Hispanos, de hecho prácticamente ha jugado más minutos que Víctor Tomàs. Como aficionados estamos asombrados pero la gente de SAFA Horta, quiénes lo pudieron disfrutar en las categorías inferiores del Fútbol Club Barcelona, la afición del BM Ciudad Encantada y la ciudad de Nantes ya conocían del talento de Balaguer. Nos cuentan de él que es un chico sencillo, que aun cuando se fue del colegio para jugar fuera y años más adelante se le seguía (y se le sigue) viendo por el barrio.


Fotos: Jimmy Martín / Valonmano Con V


«Me asombra como puede ser tan sencillo y humilde alguien que tendría todos los motivos para ser un creído». Además, Bala, como le llaman algunos, tiene fama de ser un chico extrovertido y así se muestra constantemente en las redes sociales junto a su compañero de equipo Eduardo Gurbindo, un tipo bromista con quien es muy fácil generar empatía. Gente cercana a él destaca, además de su buen humor, una tremenda habilidad también con la guitarra.

Motivo de orgullo para el balonmano «safista»

Sin duda, y volviendo al tema principal del artículo, el balonmano safista catalán puede presumir de haber albergado un día en sus filas a 4 jugadores (dos de ellos ya son campeones del mundo) que gracias a la ilusión, la constancia, el trabajo y el esfuerzo han conseguido llegar hasta lo más alto del balonmano de élite. Sin duda una gran inspiración para los jóvenes de SAFA Horta y una prueba del buen hacer de los entrenadores del colegio.



 

© 2020 Diseño Web Digital UO | Aviso legal | Política de Privacidad | Cookies | PATROCINADORES | CONTACTO