En la noche del jueves España certificó su pase a octavos de final como primera de grupo tras vencer de forma arrolladora por 36-26 a Eslovenia. Los de Jordi Ribera pusieron la guinda a un pastel que han ido elaborando poco a poco, cuidando todos los ingredientes y siguiendo una receta que en anteriores campeonatos ha llevado también a la selección española a las medallas.

Sin embargo, la fórmula a seguir ha cambiado mucho con el cambio de chef. El gerundense sustituyó tras el “fracaso” del Preolímpico a Manolo Cadenas. Se fueron el corazón, la garra, las emociones fuertes; llegaron la sangre fría, el estudio táctico al detalle, el balonmano teórico en definitiva. Había que esperar resultados, y el mejor escaparate para mostrarlos era -y es- el Mundial que se está disputando en Francia. Ahora que ha finalizado la primera fase para los Hispanos, es momento de analizar la actuación de la selección por tierras galas.


La rebelión de los novatos

Con la llegada de Ribera al banquillo español se ha ido produciendo una regeneración en el vestuario, como se ha podido observar claramente en esta convocatoria para el Mundial. Hasta seis debutantes en competición internacional. Inédito y extraño a la vez.

Esto puso de uñas a más de uno. Muchos jugadores debutantes quizás. Falta de experiencia. Pocas rotaciones en momentos clave. Pasará factura a la selección a la hora de la verdad. Podía ser una situación que se diese durante el Mundial -caso de Polonia, que con un equipo casi nuevo se ha quedado por primera vez fuera de octavos-.

Pero llegaron los novatos y dieron un golpe sobre la mesa. El mejor ejemplo está en los extremos. David Balaguer y Ángel Fernández parece que estén disputando su cuarto campeonato de estas características. Tranquilidad, efectividad y determinación en los momentos difíciles han hecho que el cántabro y el catalán sean dos de los jugadores más en forma de los Hispanos. Los número no engañan: segundo -23- y tercer -15- máximo goleador español respectivamente, y con muy buenos porcentajes de lanzamiento -82 y 79%-.

A nivel individual, como acabamos de mostrar, los “novatos” se han acoplado perfectamente a la dinámica de grupo. Rodrigo Corrales está cuajando un gran torneo -34% de paradas-, Adrià Figueras cumple muy bien su papel como rotación de Julen Aginagalde y como comodín en el 7 contra 6, Iosu Goñi tiene protagonismo en la primera línea, Alejandro Costoya -el más joven, 23 años- también ha tenido minutos… La jugada le ha salido muy bien al seleccionador español, al menos en esta fase de grupos.



Constancia + trabajo = éxito

A nivel de juego, los Hispanos han ido de menos a más en este Mundial. Lo que ha quedado claro es que, salvo en el encuentro ante Eslovenia, este es un equipo de segundas partes. Ante Islandia y Macedonia, las otras dos selecciones que han obtenido billetes para octavos de final, el combinado español sufrió de lo lindo en la primera mitad. Solo el paso por vestuarios y la reacción a nivel defensivo provocaron que los de Jordi Ribera se llevasen ambos partidos. Todo ello, eso sí, gracias a la constancia y al trabajo bien hecho. Si en ambos choques los jugadores se hubiesen venido abajo ante el resultado adverso, estaríamos ahora mismo hablando de un panorama bien distinto.

Se ha visto a una España bien armada atrás, algo esencial si se quiere luchar por medallas. El éxito español siempre ha llegado de una gran defensa. Sufrió más contra Macedonia ante el ataque continuado en 7 contra 6 que planteó Lino Cervar, pero poco más. En cuanto había movilidad y llegaban las ayudas, saliendo además a contactar con los primeras líneas, los Hispanos acorralaban de manera más o menos sencilla a sus rivales. Eslovenia fue la peor parada. Los jugadores de Veselin Vujovic se estrellaron una y otra vez contra la retaguardia española o contra Rodrigo Corrales. El bloqueo fue mayúsculo.



Los extremos, ejes del ataque español

En ataque es donde quizás se hayan visto las carencias que pueda tener esta selección española. Nunca se ha sido una potencia mundial en cuanto a nivel físico, pero sí es cierto que en anteriores torneos la capacidad de lanzamiento exterior era mayor que en este Mundial, donde en muchas ocasiones se adolece de tiro desde 9 metros ante defensas en 6:0 muy hundidas.

Los rivales además están frenando muy bien a Julen Aginagalde, al límite del reglamento, pero de manera eficaz. De esta manera, los protagonistas están siendo los extremos. Ante la incapacidad de los Hispanos de buscar el 2 para 2 con el pivote, la circulación rápida de balón con cruces y bloqueos provoca que la defensa rival bascule y deje libre espacio en la esquina, desde donde han llegado muchos goles. También a través del desdoblamiento en 6 metros de los propios extremos cuando los defensores suben a defender al pivote, que ha salido a recibir a 8-9 metros, dejando un hueco enorme en el centro. Estas, junto al contraataque, han sido las dos variantes tácticas más utilizadas por Jordi Ribera durante el Mundial. De nuevo, la inteligencia se impone al físico.


Los resultados no han podido ser mejores para los Hispanos. A pesar de sufrir en algunos compases del partido ante Islandia y Macedonia sobre todo, la selección española ha sabido sacar adelante con mucho oficio todos sus partidos. Los jugadores españoles han ido encontrando sensaciones con el paso de las jornadas para llegar a su máximo nivel en el último choque, el definitivo, ante Eslovenia.

Montpellier espera ahora a los Hispanos. Este sábado (20:45) Jordi Ribera se enfrentará en octavos de final a la última selección que entrenó antes de volver a España: Brasil. El seleccionador gerundense fue el gran culpable de que el combinado carioca pegase un salto de calidad en el balonmano mundial en los últimos años. Ahora, dirigidos por Washington Nunes y con un conjunto plagado de jugadores jóvenes, buscarán eliminar a los dobles campeones del mundo. Llega la fase del KO. Ganar o a casa. Se acabaron las especulaciones. Es la hora.


Imágenes: France Handball 2017



 

Pablo Lozano
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

En los últimos días se ha empezado a especular sobre la posibilidad que Jorge Maqueda cambie de...

Las guerreras de Carlos Viver ha llegado a la Main Round tras cinco duros encuentros donde el...

Hasta el momento son cuatro las selecciones clasificadas para los Juegos Olímpicos de Tokio. La...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.