El futuro ya está aquí. El Mundial de Francia 2017 ha servido como escaparate para poder presenciar a las jóvenes promesas del balonmano mundial, y para que algunas de ellas se conviertan en una realidad. Muchas selecciones han apostado en este torneo, tras agotar ciclo olímpico el pasado verano, por realizar una regeneración en su vestuario. La veteranía ha dejado paso a la juventud. Las ganas, el desparpajo y la proyección de estos jugadores no ha dejado indiferente a nadie en estas dos semanas de competición. Pero algunos de ellos han brillado con luz propia.

En Valonmano con V hemos decidido introducir nuestro 7 ideal de jóvenes talentos, utilizando como criterio que el jugador tenga 23 años o menos. La lista de posibles “seleccionables” tampoco es enorme, pero con el tamaño suficiente como para crear un equipo ficticio que metería más de un susto en el cuerpo a cualquier combinado nacional. Triunfan en este elenco los tres equipos que han conseguido medalla en el Mundial. Francia, Noruega y Eslovenia cuelan a dos jugadores cada una. Síntoma de que en el presente las cosas se están haciendo muy bien, y que en el futuro los mimbres están bien puestos.



Portería: Torbjorn S. Bergerud – Noruega – 22 años

El héroe de la semifinal ante Croacia. Uno de los grandes culpables de que Noruega, a pesar de entrar en el Mundial como invitada, haya llegado hasta la final. El guardameta del Holstebro danés se ha convertido en la ayuda complementaria que necesitaba la selección nórdica para luchar de una vez por las medallas. De menos a más durante el torneo, llega al último partido con un porcentaje de paradas del 34%. Sin duda alguna, una de las grandes sensaciones del campeonato, en una posición casi vetada para los “novatos”.

Central: Sander Sagosen – Noruega – 21 años

Aquí ya no se habla de futuro, se habla de presente. El flamante fichaje del PSG para la próxima temporada ha vuelto a demostrar al mundo entero las cualidades que posee y que, en caso de que le respeten las lesiones, le van a catapultar a lo más alto del balonmano mundial. Ya guió a la selección noruega el año pasado hacia las semifinales del Europeo y ahora lo ha hecho hasta la final del Mundial. Un gran físico acompañado de un envidiable uno contra uno y de una toma de decisiones impropia de un jugador de su edad son su carta de presentación.

Lateral izquierdo: Marko Mamic – Croacia – 22 años

El verdugo de los Hispanos en los cuartos de final. El cañonero de dos metros del Dunkerque francés ha tenido una actuación estelar en los cruces. Contra España anotó nueve goles y en semifinales contra Noruega otros cinco. Apareciendo en los momentos clave, como los grandes jugadores, Mamic ha demostrado que velocidad y potencia en el lanzamiento le sobran. Muy difícil de parar si no se le defiende muy de cerca. Ha sido la posición más complicada de definir, pues en esta posición también han destacado jugadores de talla de Paul Drux o Haniel Langaro.

Lateral derecho: Nedim Remili – Francia – 21 años

En Francia se frotan las manos. Lo del jugador del PSG en este Mundial ha sido de escándalo. Lleva 33 goles en lo que va de campeonato. Pero no importan las cifras. Importa su rol sobre la pista. Remili se ha convertido durante muchos minutos en la referencia ofensiva de la vigente campeona del mundo, a pesar de tener a su lado a un tal Nikola Karabatic o a otro tal Daniel Narcisse. Se ve que a él eso de la presión no le va.

Extremo izquierdo: Jerry Tollbring – Suecia – 21 años

Un jugador que nos tiene ganado a todos. Elegancia pura y dura. La capacidad de definir y de utilizar todo tipo de recursos es lo que define a Tollbring. Sin llegar a la lucha por las medallas, el próximo fichaje del Rhein-Neckar Löwen ha anotado 38 goles -segundo máximo goleador de la selección-. Suecia tiene asegurada esa posición durante algún que otro año. Veremos hasta donde puede llegar, pero promete y mucho.

Extremo derecho: Blaz Janc – Eslovenia – 20 años

Potencia en estado puro a pesar de jugar en la esquina. La generación del 96 viene pisando fuerte. Tras jugar la final del Mundial Juvenil, este año se ha colgado el bronce en el absoluto. Los que sigan la EHF Champions League ya le conocen de sobra, pues ha deslumbrado en más de un partido con el Celje. Media Europa se pelea por él, y no es para menos. Eslovenia sigue sacando talentos de su particular “fábrica de extremos”. Junto a Gasper Marguc, forman una de las mejores parejas del mundo en esa posición.

Pivote: Ludovic Fabregas – Francia – 20 años

Una de las estrellas de este Mundial, sin duda alguna. Viéndole jugar, no parece que tenga 25 años. ¿25? Perdón, un lapsus… ¡Que son 20 años! Impresionante lo de Ludo. El jugador de origen catalán ha aprovechado a la perfección la baja de Luka Karabatic para demostrar a todo el mundo la eficacia que tiene tanto en ataque como en el centro defensivo de Francia. Con algo más de tablas, lo que quiere decir algún torneo más de estas características, hablaremos de uno de los mejores pivotes a nivel internacional.

Defensor: Blaz Blagotinsek – Eslovenia – 22 años

Podía repetir perfectamente galardón Ludovic Fabregas, no nos engañemos. Pero cuando el esloveno se colocaba en el centro de la defensa en 6:0 planteada por Veselin Vujovic, los rivales ya tenían alguna razón por la que temer. También ha participado en ataque, y su importancia en la selección irá creciendo, en una posición que Eslovenia tiene bien cubierta con Matej Gaber y Vid Poteko.



 

Xavi Vegas
Sobre el Autor

Periodista. Con ganas de contar historias. Todo aquello que no trasciende no deja de ser interesante, tan solo se le tiene que dar el punto de vista adecuado.

Artículos Relacionados

El mundial que ha batido el récord de asistentes en un partido de balonmano, jugado en Francia,...

Se acabó el Mundial. Hemos disfrutado durante dos semanas y media del mejor balonmano...

Nadie quería que llegase este 30 de enero. Dos semanas y media después de aquel Francia – Brasil,...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.