Foto portada: La Nación


El protagonismo de la mujer en la sociedad ha ido ganando terreno y el deporte ha sido un gran factor para quebrantar las barreras del machismo y conseguir la tan anhelada igualdad. En Argentina la lucha sigue y Valentina Kogan, exarquera de La Garra, nos cuenta cómo es ser jugadora de handball en un ambiente donde parece que prima el machismo.

“Mucho tiempo la mujer fue desplazada a hacer deportes donde se resaltaba valores como lo artístico, belleza es decir lo femenino en el sentido clásico y con el paso de los años fue cambiando, gracias a cambios sociales donde se puede aceptar ver a una mujer siendo agresiva, potente y fuerte en un deporte como el handball”, afirma la referente de la Selección que se retiró tras los Juegos Olímpicos de Río y remarca antes de empezar “son opiniones, esto no tiene que ser una guerra hombres contra mujeres, son solo puntos de vista”.


Valonmano Con V: ¿Cómo fue vivir dentro del handball los derechos que las mujeres han ido ganando?

Valentina Kogan: Yo arranqué en el 99 en la Selección juvenil y estuve hasta el año pasado, si bien sigo jugando con mi club, lo que puedo decirte que cambios hubo mucho, pero los derechos creo que seguimos en desventaja en relación a los hombres en el handball argentino.

Valonmano Con V: ¿Qué ejemplos podrías dar?

Valentina Kogan: Buenos los horarios de entrenamiento, nosotras siempre entrenábamos 17:30hs y si trabajas es imposible llegar a esa hora y ellos podían entrenar más tarde. Dando por sentado que el hombre era el único que podía trabajar y esto aunque parezca algo casual, tiene que ver, para mí, con una cuestión de género donde se ve al hombre como el proveedor de una familia. También había diferencias hace unos años a la hora de concentraciones, giras y los alojamientos. Hemos hecho pretemporadas en lugares dónde las condiciones eran insostenible para una Selección y era difícil imaginar a los hombres en la misma situación. No sé si era algo de género o presupuestario, pero esas diferencias la hemos notado.


http://www.infobae.com/


Valonmano Con V: Hablás del cambio, pero, ¿qué hubo que soportar para llegar a eso?

Valentina Kogan: Me acuerdo una vez en el 2010 que se hizo un amistoso con Brasil tanto hombres y mujeres, estábamos alojados en un lugar sin aire acondicionado y con camas incomodas, al segundo día los hombres se fueron a un hotel y nosotras seguíamos ahí. La verdad no sé quién se hizo cargo del hospedaje de los chicos en el hotel, pero bueno siempre la actitud fue de sometimiento y ahora tras soportar dormir en lugares inhóspitos, podemos hacer giras en Hungría y de apoco se va achicando la brecha.

Valonmano Con V: Entonces has notado los tratos diferentes al handball masculino y femenino…

Valentina Kogan: Si, las diferencias están, no sabría decirte si es por una cuestión de género, por resultados, por rendimientos, pero están. Si bien, antes eran más grandes ahora ha evolucionado, aunque los tratos distintos se ven, en horarios de transmisión de finales, de entrenamiento, de condiciones de alojamientos, etc.

Valonmano Con V:  ¿Se menosprecia al handball femenino?

Valentina Kogan: La verdad que sí, no soy feminista, pero si soy una defensora de nuestros derechos y nuestro ser mujer. Recuerdo un torneo nacional donde los varones jugaban en una sola sede con una linda cancha y nosotras en más de tres canchas distintas y sin las condiciones adecuadas. También cuando jugamos a nosotras nos apagan las luces y los hombres siempre tienen la iluminación bien o cuando hay un partido definitorio en la Liga femenina te dirigen árbitros que quizás no son los de más renombre y a los hombres siempre los top.

Valonmano Con V: Estás en La Garra desde el 99 hasta antes que tenga ese nombre, ¿creés qué el apoyo llegó tarde?

Valentina Kogan: No sé si llegó tarde, porque esto es un camino que sigue y falta. Puedo decirte que antes no teníamos apoyo, pero con la aparición del ENARD (Ente Nacional Alto Rendimiento Deportivo) hubo un antes y después. Hubiese estado bueno participar de duelos internacionales más seguidos y no uno cada dos años. Pero buenos hemos logrado resultados clasificando a los Juegos Olímpicos y aunque falta infraestructura, sabemos que hay que validar el apoyo con buenos resultados porque somos deportistas de alto rendimiento.


http://www.argnoticias.com/


Valonmano Con V: ¿Qué herramientas faltan para que progrese el handball y el deporte en general?

Valentina Kogan: Cuando se piensa en lo que falta terminamos siendo un poco injustas, porque se logró mucho en estos últimos años, pero creo que se necesita más infraestructura en el interior del país y consolidar una liga nacional para que el handball se extienda en todo el territorio. Ojalá algún día se pueda profesionalizar y que no solo los jugadores ganen dinero por jugar, sino también los dirigentes. Porque a veces se le cae al dirigente y ellos tampoco ven un peso por esto, se necesitaría una modificación de estatuto para lograr todo esto. También estaría bueno la inclusión de exjugadores y jugadores para formar otro punto de vista.

Valonmano Con V: ¿Pensás que el machismo y los estereotipos hacia la mujer influyen a la hora de hacer deporte?

Valentina Kogan: Es un tema complejo los estereotipos y el machismo, a veces funcionan de manera inconsciente ejerciendo una presión sobre la mujer, los niños y los jóvenes, que están pensando su lugar o sus ganas de participar de cierta forma en un deporte.  A lo que voy, es que hay cuestiones macros como la edad que una mujer debe casarse, tener un hijo, su aspecto físico, etc. que operan socialmente en todos los ámbitos y el deporte es una más de ellas. Por eso la mujer deportista debe tener una banca importante de su familia y una contención en el grupo para que estas influencias no sean negativas.

Valonmano Con V:  Justamente para finalizar, muchas chicas dejan el entrenamiento físico del handball para evitar los cambios que genera en el cuerpo el deporte, ¿qué le dirías?

Valentina Kogan: Me ha pasado escuchar y ver compañeras que no hacían algunos ejercicios para evitar marcarse los brazos o “si hago esto voy a quedar grandota”. Bueno, todo esto ha ido cambiando con la profesionalización del jugador y la inserción de especialistas que han hecho que las chicas entendieran que para hacerle frente a una europea necesitas estar más fuerte. Es un cambio que el jugador una vez que tiene roce internacional el mismo pide más entrenamiento para estar en condiciones de enfrentar a las potencias.



 

Nicolás Bavoleo
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Las veteranas del Elda Prestigio y del Judesa Molina han jugado en el pabellón Juan Carlos Verdú el...

Entrevistamos al veterano portero de Fertiberia Puerto Sagunto David Bruixola tras conseguir el...

La lateral del Elche Mustang Laura Hernández ha sido galardonada con el Trofeo Vicente Muñoz a la...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.