Pocas personas pueden hablarnos sobre el balonmano femenino como lo va a hacer nuestra protagonista de hoy. A sus 25 años, Nagore Odriozola (Zarautz, 1991) tiene el privilegio de poder compaginar sus dos sueños: el balonmano y el periodismo deportivo. Gracias a ello, la zarauztarra puede ver desde una perspectiva múltiple y a la vez única la situación actual de nuestro deporte en el ámbito femenino.

Tras formarse en el club de su localidad, Nagore jugó dos temporadas en el club catalán de Sant Esteve Sesrovires, antes de regresar a Zarautz para participar en la primera temporada en Liga Loterías del conjunto guipuzcoano. Este año, la guardameta ha podido cumplir el sueño de jugar en el Bera Bera, del que habla maravillas durante la entrevista.

Pero su carrera deportiva no es ni mucho menos envidiable si la comparamos con la carrera profesional. Nagore estudió Comunicación en San Sebastián y después se trasladó a Barcelona para realizar el Máster de Periodismo Deportivo. Lleva desde entonces trabajando varios años como freelance, pero siempre defendiendo la igualdad de género y apoyando al deporte femenino, sobre todo a su querido balonmano. De esta manera ha tenido el privilegio de acudir a varias Final Four de Champions, Europeos, Mundiales…


 


Valonmano Con V: ¿Cómo compagina su labor como periodista y su carrera como jugadora?

Nagore Odriozola: Lo cierto es que se trata de algo bastante complicado y admito que yo me di cuenta tarde de ello, ya que cuando me empecé a encontrar impedimentos para realizar las labores que quería ya era tarde para dejar de involucrarme en ello. La mezcla del deporte que amas con el oficio que te apasiona es, simplemente, adictiva. Pero sí, sí que es complicado porque, básicamente, no puedes estar en dos sitios a la vez.

Hay veces en que tienes que dejar de cubrir eventos porque tienes que atender a tus compromisos como jugadora y eso, al fin y al cabo, hace que  te pierdas mil historias que se podrían haber contado de no ser también jugadora. Pero qué le vamos a hacer, si jugar me da la vida. Bien es cierto que al final de la temporada pasada estuve a punto de dejarlo y empezar a centrarme única y exclusivamente en el oficio, en mis ideas y en mis proyectos, pero después pienso en todas aquellas jugadoras que contra su voluntad, a causa  de alguna lesión, han tenido que retirarse de la práctica del balonmano y la verdad es que me siento afortunada de poder compaginarlo todo aunque ello suponga a veces tener que tirarme de los pelos.


 



“¿Por qué tanta diferencia entre la cobertura del Europeo femenino y la que se hizo después del Mundial masculino?”



Valonmano Con V: Viéndolo desde “fuera”, como profesional de la información, ¿cómo ve la diferencia en cuanto al trato entre el balonmano femenino y el masculino?

Nagore Odriozola: Es un tema que trae mucha cola y sobre el cuál podríamos estar hablando horas y horas sin llegar a ningún punto en el que todas las partes implicadas nos encontremos de acuerdo. Como “profesional de la información” me atrevería a decir que entiendo el trato, en general nulo, que recibe, ya no sólo el balonmano sino todos los deportes practicados por mujeres frente al practicado por hombres.

Y digo que lo entiendo no porque lo justifique. Lo que digo es que es entendible que un medio, que a fin de cuentas es una empresa privada, vele por sus propios intereses y beneficios, nos guste más o menos. Ahora bien, otra vez como “profesional de la información” pero también como ciudadana del mundo y persona que convive en esta sociedad, pienso que un medio no es solamente una empresa privada más y que tiene que ser consecuente con el poder que tiene sobre la ciudadanía.

Como persona a quien le apasiona su oficio y que a la vez detesta la forma en la que hoy en día se lleva a cabo en la mayoría de los sitios, te diría que es inadmisible que aún hoy un medio que tiene la capacidad de generar opinión pública no refleje la realidad tal y como es. Y la realidad es que más de la mitad de las personas que habitamos en España somos mujeres (últimos datos de 2016 según la INE), por lo tanto, es totalmente inadmisible que para ojos del público que consume medios de comunicación en España las deportistas sean/seamos invisibles.

El problema es sencillo: el deporte de mujeres no está considerado de primer nivel. Es la razón por la que pasamos por alto muchísimas cosas y en ningún caso, si no es que te paras a pensar en ello y a analizarlo, te extrañan o te llaman la atención. ¿Por qué? Porque en el fondo muy poca gente asumimos y tenemos interiorizado que el deporte practicado por mujeres también es deporte de primer nivel, con todo lo que ello conlleva.

Quisiera poner el ejemplo del trato de Teledeporte hacia nuestro querido balonmano. Nadie puede pasar por alto el cambio positivo que ha existido en la difusión a la hora de cubrir el último Europeo femenino disputado en Suecia. Sí, fue más que notable que Teledeporte se había involucrado más que en otras ocasiones. Pero seguimos en las mismas, ¿por qué tanta diferencia entre la cobertura del Europeo femenino y la que se hizo después del Mundial masculino? Hablo de esas mesas de debate, esos ‘momentos pizarra’, esos vídeos y análisis en profundidad con expertos… 

Valonmano Con V: ¿Qué cree que se puede mejorar, a nivel nacional, para que el deporte femenino goce de igual salud que el masculino?

Nagore Odriozola: Hay desigualdades evidentes, por supuesto, como por ejemplo la nula visibilidad en los medios, la escasez de recursos ya no sólo económicos que se destinan para su desarrollo, la sexualización de las deportistas… Por todo ello, y aunque también creo que es un tema que se debe estudiar a fondo, para que el deporte que practican las mujeres goce de mejor salud es totalmente necesario que haya grandes cambios estructurales.

Para empezar en la educación: es absolutamente necesario que las nuevas generaciones crezcan bajo los parámetros de la igualdad de género, para evitar que se construyan y alimenten prejuicios y valores destructivos. Hay que cuidar muchísimo el deporte escolar y las categorías base para que los niños y las niñas, ambos por igual, puedan tener referentes de ambos sexos donde reflejarse.

Por otro lado está el presente, cómo se puede mejorar lo que tenemos a día de hoy. Todo pasa por hacerse valer y darse valor. Con los recursos que haya, sin necesidad de presupuestos millonarios, hay que intentar crear en la medida de lo posible productos serios y atractivos y, por supuesto, hacen falta inversiones y que haya quien apueste por todo ello. Claro que es muy fácil decirlo, lo sé, pero hay que moverse. Hace años que al balonmano de mujeres le faltan ideas de todo tipo y aunque ahora parece que poco a poco empieza a haberlas, hay que seguir por ese camino, pero hay que seguir en serio.


 



“Los micromachismos nos inundan el día a día a todas las deportistas, y eso, lo siento mucho, es innegable e indiscutible”



Valonmano Con V: Y a nivel personal, ¿nota un trato inferior por ser mujer?

Nagore Odriozola: Tristemente todas en algún momento de nuestras vidas/carreras lo notamos. Y la que diga que ella no, estoy totalmente segura de que es porque está pasando por alto muchísimas cosas que hoy en día todavía asumimos como cosas normales y no deberíamos. Yo soy muy consciente de que el mundo del periodismo deportivo, del deporte en general, es históricamente un terreno exclusivo de hombres y para hombres, y lo sabía desde el primer minuto en que decidí dedicarme a ello. Pero fue quizás eso mismo lo que me motivaba aún más: ver que queda muchísimo por hacer y que alguien tiene que pelear por ello.

Aun así tengo ‘anécdotas’ donde me he sentido infravalorada simplemente por osar a ejercer de periodista deportiva, y me he llevado disgustos y enfados que he tenido que saber canalizar pensando que precisamente estoy trabajando por que algún día nada de esto tenga que ocurrirle a ninguna compañera. También te digo que cada vez que he salido a Europa a cubrir algún campeonato internacional me causa mucha alegría ver la cantidad de periodistas mujeres que me encuentro.

 

En cuanto a mi perspectiva como jugadora, te diría que ahora mismo tengo la suerte de pertenecer a un club donde el equipo más venerado es uno femenino. Encima resulta que es el mejor equipo de España y el hecho de ver cómo, tanto niñas como niños, reclaman a sus jugadoras, las adoran, las respetan y lo más importante, las tienen como referentes, es una auténtica gozada. En ese sentido me siento feliz de vivir esta realidad, porque ves que realmente es posible todo aquello con lo que soñamos para el deporte de mujeres.

Pero lo dicho, es la realidad que estoy viviendo ahora mismo yo y evidentemente soy consciente que no es algo que se pueda generalizar a todas partes. Los ‘micromachismos’ nos inundan el día a día a todas las deportistas, y eso, lo siento mucho, es innegable e indiscutible.

Valonmano Con V: ¿Qué cambiaría a día de hoy para que la lucha por la igualdad de género fuera más eficaz?

Nagore Odriozola: Tiene que llegar un día en el que todas y cada una de las personas que conformamos esta sociedad, hombres y mujeres por igual, asumamos que la lucha por conseguir la igualdad de género es una lucha de todas y todos, porque es algo que nos beneficia a la sociedad entera. Si llegara un día en el que todas las personas estuviéramos sensibilizadas y concienciadas de verdad, se podría empezar a hablar de cambio.

La educación, como ya he comentado antes, juega un papel fundamental en el desarrollo y la evolución de esta lucha, y para quienes ya estamos educados, por decirlo de alguna manera, nunca es tarde para empezar o seguir formándonos bajo unos parámetros de igualdad. Tal y como ocurre en la mayoría de las áreas dentro de una sociedad, pero especialmente en el deporte, una inmensa mayoría de altos cargos federativos son hombres. Y encima, muchos de ellos, temen que las mujeres les quiten “su terreno”. ¿Por qué la inclusión de mujeres en organismos de mando tiene que ser asumido como un problema o un ‘ataque’? ¿No sería muchísimo más saludable para la sociedad, y en este caso el deporte, asumir que la llegada de las mujeres también a este terreno es simplemente algo positivo y constructivo?

Hay mucho reacio aún, y mientras no se tomen medidas de ‘saneamiento’ dentro de las entidades federativas, no vamos a avanzar nunca. Por ejemplo, en la EHF, todos sus grupos de trabajo o comisiones tienen que estar constituidos por hombres y mujeres. Actualmente las mujeres constituyen un 20-25% de los miembros de las distintas comisiones de la EHF y, aunque no sea una grandísima cifra, pienso que al menos es un buen punto de partida.


 



“Me preocupa imaginarme un Mundial con gradas semi-vacías, pero sobre todo que una vez que concluya no nos deje ningún legado”



Valonmano Con V: El balonmano femenino español ha recibido con entusiasmo la noticia de la organización del Mundial de Balonmano Femenino de 2021. Como jugadora, ¿cree que así nuestro deporte en el ámbito femenino podrá llegar al profesionalismo?

Nagore Odriozola: Que un campeonato de estas características tenga lugar tan cerca de casa es motivo de alegría para todos los amantes de este deporte, eso está claro. Pero la verdad, y aunque quizás sea sólo cosa mía, muy a la par de la alegría que sentí al enterarme también tuve sensaciones de preocupación. Y me explico. Hay que recordar que al Mundial de 2021 le precederán el Europeo de Dinamarca y Noruega en 2020, los JJ.OO. de Tokio también en 2020, el Mundial de Japón en 2019, el Europeo de Francia el año que viene y el Mundial de Alemania este mismo año. Me refiero a que el listón estará por las nubes, como creo nos habremos dado cuenta todos.

Me parece magnífico que no sólo se haya barajado la opción de traer el mejor balonmano internacional de mujeres a España, sino que encima se haya conseguido. Pero ojo, esto es un arma de doble filo. Espero y deseo que no se convierta en “pan para hoy, hambre para mañana”, algo parecido a lo que ocurrió con el bronce olímpico de las ‘Guerreras’. Evidentemente Londres marcó un antes y un después, pero en mi humilde opinión, lo marcó en cuanto a seguidores, tanto hacia las jugadoras, como hacia la selección y quizás hasta hacia la competición doméstica. Pero dudo muchísimo en que aquello se aprovechara para obtener más inversiones para la disciplina deportiva en sí, ni para profesionalizar la competición, ni nada.

Lo que quiero decir es que estando ahora mismo a falta de más de cuatro años, hay que empezar ya a crear un plan de estrategia no sólo para la organización del Mundial, sino para el futuro de nuestro deporte. No dudo en que ya se haya empezado, pero lo cierto es que me preocupa imaginarme un Mundial con gradas semi-vacías, por ejemplo, pero sobre todo que una vez que concluya no nos deje ningún legado.

Está claro que no se puede desaprovechar una oportunidad así, que vamos a tener entre manos un producto totalmente atractivo y serio para venderlo de la mejor manera posible, y que haciendo bien las cosas podría convertirse en un empujón importante para el futuro del balonmano de mujeres en España. Pero hay que ponerse manos a la obra.


Valonmano Con V: ¿Ve más clave la labor de promoción y difusión del balonmano femenino durante estos cuatro años que restan que la mera organización deportiva?

Nagore Odriozola: Creo que todo va a ser clave. Por supuesto va a ser importantísimo cómo lo vendamos, pero para vender algo de forma maravillosa necesitas también un producto que se deje vender de esa forma. No puedo imaginarme a ‘Nycke’ Groot, a Cristina Neagu o a Nora Mørk por ejemplo no siendo tratadas como deportistas de primerísimo nivel mundial. Personalmente me daría una vergüenza ajena terrible.

En cuanto al Mundial, la organización va a tener que ser exquisita, no hay más. Por supuesto que las labores de promoción y difusión van a tener que estar a la altura. Yo llevo años ofreciéndome a trabajar sin pedir nada a cambio para quien sea simplemente con la condición de que dieran voz a los diferentes campeonatos femeninos a los que he asistido.

Muchos han ignorado mi oferta, supongo que demasiado ocupados para pensar en “cosas de segundo nivel que a nadie interesan”, pero ahora ¿qué? Seguramente asistiremos a una subida de carro en masa por parte de los de siempre, pero bueno, mientras sirva para que en todos los rincones de España se sepa de la existencia del balonmano y del Campeonato del Mundo de mujeres, esta vez me resignaré a ser testigo de ello.

Aun así, pienso que ya hace años que han salido a la luz algunos talentos que mezclan el saber hacer con la pasión por este deporte y que la RFEBM debería replantearse poner el foco sobre ellos para refrescarse en estas áreas y ganar en ideas e imaginación. Creo que sería un plus de calidad de cara al Mundial 2021 y todo lo que derive de ello.


Fotos: Valentín González de Garibay, Ángel María Blanco



 

Pablo Lozano
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

Tras una temporada 2017/2018 agridulce donde el equipo malacitano consiguió una valiosa tercera...

Tras una gran temporada en el Bera Bera hace unos años, Imanol Álvarez decidió que entonces no...

El MKB Veszprem siempre ha sido uno de gigantes de nuestro deporte, a nivel deportivo pero, sobre...

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.