Leyre Fernández de Aránguiz Baztán y Maite López Martínez de Morentin  son una de las parejas arbitrales del momento. Con tan solo veinte años, han conseguido ascender a categoría nacional donde ya son fijas. Su trayectoria comenzó en Navarra donde llegaron a jugar en el mismo equipo, hasta que un día decidieron cambiar la pega por el silbato.

La compenetración entre ellas es difícil que falte, además de arbitrar juntas, también estudian el mismo grado. Horas de trabajo y horas de viaje han hecho que el arbitraje forme una parte indispensable de sus vidas. Para ellas, el balonmano significa amistad. Numerosas experiencias les han llevado a conocer a mucha gente que les apoya.

El trabajo de Leyre y Maite de estos dos últimos meses ha sido crucial; han dirigido partidos del sector juvenil de Pozuelo de Calatrava, de la fase de ascenso a Plata de Mataró y del sector cadete masculino de Almería además de la final del Campeonato de España Cataluña 2017 Infantil Femenina. Esta semana hemos tenido la suerte de hablar con ellas.



ValonmanoConV: ¿Pensasteis en algún momento que ibais a ascender tan rápido a la categoría en la que estáis?

Leyre y Maite: Desde que empezamos a arbitrar nunca tuvimos en mente el ascenso a nacional. Nuestro objetivo era trabajar y trabajar para poder realizar los mejores partidos a nivel territorial así que cuando nos dijeron que nos querían convocar para el curso de ascenso al principio nos entró un poco de miedo porque no nos lo esperábamos pero pronto nos dimos cuenta que debíamos seguir trabajando para poder llegar a la categoría lo más preparadas posibles.

ValonmanoConV: ¿Cuál es vuestra trayectoria por el mundo del balonmano?

Nuestra trayectoria por el balonmano comenzó hace 12 años cuando ambas comenzamos a practicar este deporte en el club de nuestros colegios.

Maite: Yo iba al colegio de Mendillorri donde mi madre era profesora de educación física. Fue ella la que me animó a apuntarme a algún deporte. Probé con varios pero el que más me llamo la atención fue el balonmano. Así empecé a jugar a balonmano en el Mendillorri a los 8 años, hasta que en categoría infantil pasé a jugar en el club Loyola donde conocí a Leyre.

Leyre: Me animé a iniciar este deporte también en benjamines tras una charla de captación que hicieron los jugadores del Portland San Antonio en mi club, Loyola, ya que era su filial. Aún recuerdo a Kasper Hvdit, Jackson Richardson e Ivano Balic en mi clase animándome a probar el balonmano. Además, el balonmano era el deporte mayoritario en mi colegio y todas mis amigas lo practicaban.

ValonmanoConV: Sois una de las pocas parejas femeninas que hay en la actualidad arbitrando en categoría nacional, ¿Cómo trabajasteis para conseguirlo?

Leyre y Maite: Creemos que lo conseguimos por nuestra constancia y trabajo diario. En Navarra a cada pareja territorial nos asignan un tutor que sigue tu trayectoria, tus partidos, tus fallos más comunes… Nosotras tuvimos mucha suerte con nuestro tutor, Jose Maria Roy, al que le estamos eternamente agradecidas ya que ha sido quien nos ha ido acompañando desde que comenzamos hasta hoy. Con él trabajamos muchísimo tanto con vídeos de partidos como a nivel de reglas, físico, etc. Además de todo lo que hacíamos con él, procurábamos ver nuestros partidos en video juntas, hacíamos test de reglamento, íbamos a ver a otros compañeros, etc.



ValonmanoConV: ¿Cómo fue vuestro debut en Primera Nacional?

Leyre y Maite: Nuestro debut en nacional fue con un partido de División de Honor Plata femenina Sporting-Lagunak. Fue un partido que recordamos con mucha ilusión. Además, nos sentimos cómodas ya que al Lagunak le habíamos arbitrado varios partidos amistosos en Navarra por lo que nos veíamos preparadas para ello.

ValonmanoConV: ¿Os sentís cómodas en esta categoría?

Leyre y Maite: Sí. Durante este año hemos tenido partidos mejores y peores, pero tenemos un balance positivo de la temporada, aunque sabemos que nos queda mucho, muchísimo por mejorar y aprender. Hemos notado un salto importante de la territorial a primera nacional, la rutina del arbitraje ha cambiado un poco. Los desplazamientos son más largos, los equipos desconocidos para nosotras, además cambia el estilo de juego de un grupo a otro… Sin embargo, estamos satisfechas con esta primera temporada en la nueva categoría y con muchas ganas de seguir mejorando.

 

ValonmanoConV: ¿Pitáis juntas desde que empezasteis?

Leyre y Maite: Cuando empezamos, en los primeros partidos siempre nos ponían partidos con otros compañeros con más experiencia para ir aprendiendo de ellos. Además, durante nuestros tres primeros años en el CTA, arbitrábamos y jugábamos a la vez así que se hacía un difícil poder designarnos siempre juntas. Sin embargo, siempre que podían nos designaban juntas y procuraba irnos a ver nuestro tutor para corregirnos y decirnos en lo que habíamos fallado.



ValonmanoConV: ¿Cómo os compenetráis como pareja?

Leyre y Maite: La verdad es que no nos separamos prácticamente nunca por lo que nos compenetrarnos muy bien. Vamos juntas a clase ya que estudiamos la misma carrera, ADE y Derecho, en la misma universidad y los fines de semana también los pasamos juntas arbitrando así que podemos decir que no nos falta compenetración. Cada una tenemos nuestras manías pero tantos años juntas han hecho que nos adaptemos muy bien la una a la otra.

ValonmanoConV: Sois un referente para muchas chicas que arbitran en categorías escolares y territoriales de toda España, ¿Qué consejos les daríais para mejorar y conseguir algún día un ascenso?

Leyre y Maite: Como consejo les daríamos que disfruten del arbitraje en todos los partidos, para nosotras eso es lo más importante. Si disfrutas de lo que haces, trabajas dando lo mejor de ti misma y eso es lo que te hace mejorar. También les diríamos que el arbitraje no es sólo partidos, también son los viajes, los momentos con tu pareja y con el resto de compañeros, los torneos, los campeonatos… A nosotras el arbitraje nos ha aportado muchísimas experiencias que nos han hecho crecer tanto deportiva como personalmente así que les animaríamos para que no lo dejasen.



ValonmanoConV: A partir de ahora, ¿cuáles son vuestras metas?

Leyre y Maite: Nuestras metas son seguir trabajando y aprendiendo para poder arbitrar lo mejor posible cada partido y llegar lo más lejos posible. Sin embargo, también tenemos claro que los estudios son muy importantes en nuestra vida, así que buscamos llegar a un equilibrio que nos permita hacer las dos cosas lo mejor posible. Se trata de compaginar todo y entender que ambas cosas merecen tiempo y dedicación. Partiendo de esta base queremos dar nuestro máximo y poder disfrutar mucho arbitrando.

ValonmanoConV: A modo de conclusión, ¿qué significa para vosotras el balonmano?

Leyre: Para nosotras el balonmano significa, sobre todo, amistad. Gracias a él nos hemos conocido entre nosotras y nos ha permitido conocer a muchas personas que ahora son grandes amigos. Además, el balonmano ha ido moldeando nuestra propia relación de amistad llenándola de momentos buenos y malos, risas, viajes y experiencias que nos han hecho crecer juntas.

Maite: Totalmente de acuerdo con lo que dice Leyre. Añadiría que el balonmano es también enseñanza para nosotras. Pero no solo hablo a nivel deportivo. Al final te aporta madurez, experiencia, te hace ser más responsable y consecuente…lecciones que acabas aplicando a tu vida diaria y te prepara para el mundo real.


 

Paula Lobaco
Sobre el Autor

Artículos Relacionados

El polideportivo municipal de Lucena (Córdoba) acoge la XVI edición de la Copa de Andalucía los...

El balonmano cada vez más está destacando en Cataluña, así como en el territorio español. Este...

Tras una larga pretemporada y un trepidante fin de semana de fases de clasificación para Liga...

Deja una Respuesta