El balonmano cada vez más está destacando en Cataluña, así como en el territorio español. Este deporte, que une a muchos niños, niñas y jóvenes permite una gran afluencia de equipos en todas las categorías, y además una transmisión de valores muy positivos. A nivel catalán y español, las categorías masculina y femenina destacan por su calidad y cantidad en las ligas, hecho que implica una gran participación de jugadores y jugadoras por toda España.

En la capital catalana pero, se encuentran con una particularidad muy curiosa; sólo un club en toda la ciudad cuenta con la participación de equipos femeninos federados en competición oficial. Hablamos del Sants UBAE. Club que nació el 1 de junio de 1992 con únicamente 3 equipos y que rápidamente fue formando jugadores y jugadoras hasta contar actualmente con 17 equipos (10 de los cuales juegan en competición de la FCH), siendo el único club en toda la ciudad de Barcelona en tener equipo femenino en categoría sénior. Por primera vez en su historia han completado todas las líneas femeninas. Es decir, desde mini-handbol hasta séniors pasando por infantiles, cadetes y juveniles. 



El club Sants UBAE, que ya lleva unos cuantos años apostando por el balonmano femenino, es el único club federado de la ciudad que tiene jugadoras en las categorías alevín, infantil, cadete, juvenil y sénior. Esta característica que les hace únicos, también se le añade una dificultad y es que para disputar la competición, los equipos tienen que viajar a diferentes puntos de la geografía catalana.

Según nos cuenta Laia Ferraz, jugadora del equipo sénior del Sants UBAE, el proceso de creación del equipo sénior actual no fue fácil. La mayoría de jugadoras al llegar a categoría juvenil ya no tenían el mismo compromiso ni las mismas ganas de jugar. Por eso destaca que la categoría sénior donde se encuentran ahora, ha sido un proceso largo que ha empezado en las categorías base y que es por eso que las jugadoras que siguen están comprometidas con la labor del equipo y tienen ganas de afrontar nuevos objetivos.

Resalta que el Sants UBAE como entidad ha transmitido la dedicación, el juego en equipo y la diversión como valores esenciales, adquiridos en la categoría base. La competitividad junto al querer ganar forma parte de las categorías con más nivel, según destaca Laia. Sin dejar de lado que lo esencial es disfrutar jugando a este deporte.



Barcelona, es un destino muy solicitado para estudiantes de Erasmus y de fuera de Europa que quieren practicar el balonmano lejos de su ciudad y de su club. Laia nos habla que la situación es distinta cada año con estos estudiantes; si que es verdad que tienen gran afluencia de jugadoras que vienen de otros países, pero la temporada va marcada según los objetivos acordados por el propio club y las jugadoras locales con las que cuenta. Y es por eso que las jugadoras extranjeras deciden si quieren participar en el proyecto o no.

Muchas de las chicas que se incorporan, desde un principio avisan que su compromiso será mínimo, ya sea porque vienen solo a la ciudad para estudiar durante 6 meses o por familia, pero la mayoría, que alargan su estancia un año o que han llegado a la capital catalana por trabajo, se muestran colaborativas con el equipo y aportan mucho al grupo.

Se trata de intentar llegar a un acuerdo entre jugadoras Erasmus y locales para que participen en el objetivo marcado por la entidad en un inicio y que pueden decidir si colaborar o no. Como consecuencia del no compromiso, las otras jugadoras asisten a los entrenamientos pero no se hacen responsables de la parte competitiva del equipo.

Las únicas de la Capital en categoría sénior

Como entidad, el Sants UBAE se siente muy orgulloso de ser el único club de la ciudad de Barcelona que tiene presencia en la categoría sénior femenina. Pero a la vez también es decepcionante saber la cantidad de clubes masculinos que hay en contraste con el equipo femenino de Sants, que seguirá apostando por el balonmano femenino.



Los objetivos marcados para esta temporada del equipo sénior femenino del Sants UBAE, y según nos ha asegurado Laia Ferraz, es conseguir disputar las fases de ascenso a Lliga Catalana, ya que hace dos años que se quedan a sus puertas. Este hecho sería un motivo más de orgullo para la entidad y para las propias jugadoras del equipo femenino, que han forjado los valores del equipo desde la base y dando a conocer el único equipo femenino de la ciudad de Barcelona en todo el mundo.



 

Arnau Soto
Sobre el Autor

Estudiante de Periodismo y Comunicación Corporativa en Blanquerna (URL) y jugador de balonmano en el OAR Gràcia Sabadell

Artículos Relacionados

El polideportivo municipal de Lucena (Córdoba) acoge la XVI edición de la Copa de Andalucía los...

Día negro para el balonmano aragonés. En la tarde de ayer miércoles 27 de septiembre fallecía...

Tras una larga pretemporada y un trepidante fin de semana de fases de clasificación para Liga...

Deja una Respuesta