En los deportes de equipo se cita muy a menudo el tópico de “ser amigos fuera de la pista repercute en el juego”, tópico más que contrastado por múltiples experiencias. No obstante, las carreras deportiva de los jugadores a título individual toman caminos distintos y esto lleva a muchos jugadores a separarse de sus amigos. Año tras año podría haber supuesto la pérdida de contacto, pero hoy en día con las redes sociales no hay impedimento. Así nos muestran a través de la red social Instagram Raúl Entrerríos, Eduardo Gurbindo y Roberto Pérez su particular manera de mantener la amistad.

Los tres coincidieron en su momento en el ya tristemente desaparecido Balonmano Cuatro Rayas Valladolid, llegando a ser los tres durante muchos minutos la primera linea titular en Huerta del Rey. El mismo Roberto Pérez citaba en una entrevista tanto a Gurbindo como a Entrerríos como unos de los compañeros con quién más llegó a intimar en el vestuario.

¿Cúal es la mayor muestra de amor entre amigos de verdad? Todos lo sabemos: los insultos, las faltadas, lo que en el argot milenial se denomina como el “beef.” Beef es un termino derivado de la cultura hip-hop que hace referencia al vacile, al pique. El beef es el contexto de la falta de respeto basada en una licencia que se toma el interlocutor por estar en un escenario o situación donde se entiende, como es el caso que recogemos hoy.

Los ejemplos del gran “vacile”

Los tres jugadores mencionados son bastante activos en Instagram con sus respectivos usuarios: @raulentrerrios, @gurbinsson y @rob.pm. Parece ser que el beef que nos ocupa la mayoría de las veces se trata de Entrerríos y Gurbindo haciendo broma con el peinado y la forma física de R. Pérez, pero es éste último el que más abusa del beef y nos deja los comentarios más divertidos. Por ejemplo esta ocasión en la que E. Gurbindo compartía una fotografía junto a Gonzalo Pérez de Vargas y su pareja y Roberto Pérez no dejó pasar la ocasión.



Eduardo Gurbindo lleva tiempo ganándose el corazón de toda la afición en redes sociales y mostrando siempre mucho humor. Sin embargo, Raúl Entrerríos le da un uso más institucional a su cuenta, pero eso no es impedimento para sus dos amigos. El beef no entiende de institucionalidad, tal y como se muestra en esta publicación.



No obstante, también hay ocasiones en las que es Roberto Pérez el primero en recibir… Aún así no se pierdan la más que tajante réplica (así se le llama en la cultura hip hop) que se ve obligado a encajar Gurbindo.



Ambos son tres grandes jugadores y por lo que parece, tres grande amigos también. Nos encanta su buen humor y desde aquí les animamos a que sigan con este beef que tan buen rollo desprende y que tanto nos hace reír.

¿Y tú? ¿También tienes beef con tus compañeros/as de vestuario? Déjanos en los comentarios los más ingeniosos vaciles que hayas tenido en el vestuario.



 

Jimmy Martín
Sobre el Autor

Aficionado al deporte, a la escritura, a la lectura, y al humor. Vivo el balonmano como aficionado, periodista, entrenador y portero. Me defino como resiliente y heurístico.

Artículos Relacionados

¿Han pensado alguna vez en el portero de su equipo? Ese solitario que defiende los palos y que...

La localidad valenciana de Mislata acogerá los próximos días el Trofeo Villa de Mislata 2017. De...

La Federació Catalana d’Handbol y Valonmano con V han llegado a un acuerdo de colaboración para...

Deja una Respuesta